Familia y Salud. Información de la AEPap para padres

AEPap >>> Familia y Salud >>> FAQ >>> Deshidratación

Preguntas frecuentes  Deshidratación 

  1. ¿Qué es?
  2. ¿Qué síntomas presenta?
  3. ¿Cómo se trata?
  4. ¿Cuándo consultar con los servicios sanitarios?
  5. ¿Cómo se previene?

¿Qué es?

Madre haitiana rehidratando su bebeDisminución de líquidos corporales que impide que el organismo lleve a cabo sus funciones de una manera óptima (por pérdidas, ingesta inadecuada o una combinación de ambas). Pérdidas de sólo un porcentaje pequeño en el adulto y entre el 5% y el 10% en niños son consideradas como deshidratación leve.

Causas, incidencia y factores de riesgo

La deshidratación puede ser causada por una excesiva pérdida de líquidos del cuerpo en:

  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Excesiva emisión de orina (poliuria), muy rara.
  • Excesiva sudoración, también infrecuente.

La deshidratación también puede ser causada por una inadecuada ingesta en:

  • Náuseas.
  • Estomatitis (inflamación de la boca) o faringitis.
  • Enfermedad aguda con pérdida de apetito.

La deshidratación en los niños se produce frecuentemente por una combinación de ambas. Por ejemplo en la gastroenteritis aguda, que suele cursar con vómitos y diarrea, o en cualquier enfermedad aguda en la que el niño rehuse tomar líquidos y tenga una pérdida excesiva de los mismos a través del sudor y del aumento de la temperatura.

La pérdida de líquidos que suponga una pérdida de hasta el 5% del peso corporal es considerada deshidratación leve, ente el 5 y el 10% moderada, y más del 10% grave. La deshidratación grave, de no tratarse rápida y adecuadamente es potencialmente fatal.

¿Qué síntomas presenta?

  • Pérdida excesiva de líquidos a través de vómitos, diarrea, orina o sudoración.
  • Presencia de sed intensa.
  • Pobre ingesta de líquidos.
  • Ojos hundidos.
  • Fontanela deprimida en un lactante.
  • Mucosa de la boca seca o pegajosa.
  • La piel puede perder su elasticidad normal y vuelve a su posición lentamente cuando se pellizca formando un pliegue (signo del pliegue).
  • Disminución de la producción de orina (oliguria).
  • Disminución de las lágrimas. Inicio de la página

¿Cómo se trata?

La hidratación oral es suficiente para tratar la deshidratación leve. Para tratar la deshidratación moderada o grave suele ser necesaria la hospitalización y la rehidratación intravenosa. El médico debe determinar y tratar la causa de la deshidratación.

¿Cuándo consultar con los servicios sanitarios?

Si usted sospecha deshidratación en su hijo (decaimiento, ojos hundidos, lengua seca, etc.) debe consultar con un profesional sanitario.

¿Cómo se previene?

La prevención es, como siempre, es el mejor tratamiento. Los padres deben animar a su hijo enfermo a que tome líquidos. Siempre se deben administrar líquidos en cantidad adecuada durante la enfermedad y prestar atención a la ingesta y pérdida de líquidos. Para niños y jóvenes existen una soluciones de rehidratación oral bien equilibradas, que aportan la proporción correcta de agua y electrolitos necesarios para mantener bien hidratado a su hijo. También pueden sen útiles las bebidas enlatadas que toman los deportistas para recuperar las pérdidas de agua y sales minerales.

Esta sección ha sido elaborada por Juan Ruiz Canela (pediatra)

Inicio de la página