Familia y Salud. Información de la AEPap para padres

AEPap >>> Familia y Salud >>> F.A.Q. >>> Esquizofrenia

Preguntas frecuentes  Esquizofrenia 

  1. ¿Qué es?

¿Qué es?

La esquizofrenia es una enfermedad que produce pensamientos y sentimientos extraños y un comportamiento poco usual. Es una enfermedad psiquiátrica rara en los niños, y es muy difícil de reconocer en sus primeras etapas. El comportamiento de los niños y adolescentes que padecen esquizofrenia puede ser diferente del de los adultos con esta enfermedad. Los psiquiatras de niños y adolescentes buscan las siguientes señales de alerta en los jóvenes con esquizofrenia:

  1. dificultad en poder diferenciar entre sueños y realidad.
  2. ver cosas y oír voces que no son reales.
  3. pensamientos confusos.
  4. ideas y pensamientos vívidos y raros.
  5. cambios extremos de humor.
  6. comportamiento extraño.
  7. ideas de que "lo están persiguiendo".
  8. comportamiento más infantil de la edad que le corresponde.
  9. ansiedad severa y comportamiento temeroso (o excesivamente temerario).
  10. confusión de la televisión con la realidad.
  11. problemas graves para hacer y retener amistades.
  12. El comportamiento de los niños con esquizofrenia puede cambiar lentamente con el paso del tiempo. Por ejemplo, los niños que
  13. disfrutaban relacionándose con otros, pueden comenzar a ponerse tímidos y retraídos, como si vivieran en su propio mundo. A
  14. veces los jóvenes comienzan a hablar de miedos e ideas extrañas. Pueden comenzar a aferrarse a sus padres y a decir cosas que
  15. no tienen mucho sentido. Los maestros pueden ser los primeros en darse cuenta de estos problemas.

La esquizofrenia es una enfermedad psiquiátrica muy grave. El diagnóstico y tratamiento temprano son importantes. A los niños con los problemas y síntomas enumerados hay que hacerles una evaluación médica y psiquiátrica integral. Existe un componente genético importante en la esquizofrenia. Los niños con familiares que padezcan la enfermedad tienen más posibilidades de padecerla y sus padres deben estar más alerta acerca de los síntomas enumerados.

Generalmente, estos niños necesitan un plan de tratamiento que implica a varios profesionales. El tratamiento suele incluir una combinación de medicación con terapia individual y familiar, y programas especializados (escuelas, actividades, etc.). Los medicamentos psiquiátricos pueden ser útiles para tratar muchos de los síntomas y problemas identificados. Estos medicamentos requieren la supervisión cuidadosa de un psiquiatra, preferiblemente especializado en niños y adolescentes.

El niño que padece una esquizofrenia debe tener unos cuidados médicos habituales normales por parte de su pediatra.

Los padres que sospechen que su hijo padece cualquier enfermedad mental deben consultar a su pediatra acerca de sus dudas. Después de una primera evaluación, éste les asesorará sobre lo acertado de sus sospechas y, si es necesario, lo remitirá para evaluación por la unidad de salud mental o psiquiatra infantil que le corresponda o convenga.

Esta sección ha sido elaborada por Juan José Delgado. (pediatra de Atención Primaria)
Servicio Gallego de Salud

Inicio de la página