Familia y Salud. Información de la AEPap para padres

AEPap >>> Familia y Salud >>> F.A.Q. >>> Rubéola

Preguntas frecuentes  Rubéola 

    Disponible en formato pdf
  1. ¿Qué es?
  2. ¿Cómo se previene?
  3. ¿Cuál es el tratamiento?
  4. Rubéola y embarazo
  5. ¿Cuándo consultar?
  6. Conclusiones

¿Qué es?

La rubéola es una infección viral contagiosa y aguda, caracterizada por exantema (manchas o granitos por la piel) y reacción del sistema linfático (aumento del tamaño de los ganglios) con manifestaciones generales habitualmente leves. Se puede presentar durante la infancia y es de curso habitualmente benigno, especialmente en dicha época de la vida. En la mujer embarazada tiene importancia, ya que puede llegar a provocar malformaciones en el embrión.

El período de incubación varía entre 10 y 23 días, y el de contagio va desde 1 ó 2 días previos a la aparición de la erupción hasta 6 ó 7 días después de la misma.

El virus está presente en las secreciones nasofaríngeas en personas que tengan la enfermedad clínica y subclínica, en sangre, orina, heces y piel.

Cuadro clínico

La enfermedad puede ser prácticamente asintomática o bien presentarse con febrícula o fiebre intermitente.

  • Erupción tenue rosada (aunque puede tomar distintas características) que comienza en cara y tórax, generalizándose a todo el cuerpo en aproximadamente 24 horas. Desapareciendo las manchas en 1 a 5 días.
  • Es frecuente encontrar ganglios, frecuentemente en la región de la nuca (suboccipitales) y en la región posterior de las orejas (retroauriculares), que a veces resultan algo dolorosos. Es frecuente el dolor de garganta.
  • Puede haber dolores articulares, más habitual en los adultos o en niños mayores y en el sexo femenino.
  • Las complicaciones, que pueden ser neurológicas y hematológicas, son muy raras.

¿Cómo se previene?

Con la vacunación con la vacuna Triple Vírica (presente en el calendario vacunal a los 12-15 meses y una segunda dosis a los 3-6 años de edad, o en la adolescencia en los que no la hubieran recibido antes). La vacuna da habitualmente una protección de por vida. Es muy importante saber que la vacuna evita tanto padecer como transmitir la enfermedad y por ende la temida rubéola congénita en los recién nacidos.Inicio de la página

¿Cuál es el tratamiento?

Sólo de los síntomas si los hubiera. En caso de fiebre se utiliza paracetamol o ibuprofeno.
Otras medidas son el aislamiento del paciente para evitar la transmisión y sobre todo vigilar que su hijo no tenga contacto con ninguna mujer embarazada.

Rubéola y embarazo

La infección intrauterina por rubéola puede causar malformaciones congénitas múltiples (sordera, retraso del crecimiento del feto, trastornos oculares, malformaciones cardíacas, meningoencefalitis, etc.) o aborto (dentro del primer trimestre es mayor el riesgo). El riesgo disminuye progresivamente durante el último trimestre del embarazo en cuanto a las repercusiones malformativas, pero la eliminación de virus continúa por parte del niño durante el primer año de vida.Inicio de la página

¿Cuándo consultar?

Ante un cuadro de exantema (manchas) es recomendable llevar a los niños al pediatra para descartar esta enfermedad y diferenciarla de todos aquellos cuadros exantemáticos como sarampión, escarlatina, exantema súbito, dermatosis y prevenir ansiedad en las futuras madres.

Conclusiones

La rubéola tiene trascendencia por las complicaciones graves que puede presentar el feto de una madre que sufre la infección; por ello es muy recomendable que las mujeres en edad fértil estén inmunizadas contra la rubéola. Es útil que a la mujer no vacunada, antes de quedarse embarazada, se le realice una serología de rubéola para saber si tiene anticuerpos (defensas) contra esta enfermedad, porque si no las tuviera, debería vacunarse al menos 1 mes antes de poder quedarse embarazada.

Esta sección ha sido elaborada por Jaime Cuervo Valdés (pediatra)

Inicio de la página