Freeman K, Bonuck K. Snoring, mouth-breathing, and apnea trajectories in a population-based cohort followed from infancy to 81 months: A cluster analysis. Int J Pediatr Otorhinolaryngol Nov 2011;

Objetivo. Caracterizar los fenotipos de los trastornos respiratorios durante el sueño (TRS) en la infancia que los médicas puedan considerar de utilidad mientras se controlan la progresión de los síntomas y la morbilidad asociada a los TRS.
Métodos. Análisis de síntomas primarios de TRS: ronquido, respiración bucal y apnea. Los padres del Avon Longitudinal Study of Parents and Children (ALSPAC) informaron de síntomas de TRS de sus hijos mediante cuestionarios a los 6, 18, 30, 42, 57, 69, y 81 meses. Se excluyeron de la cohorte los niños con condiciones médicas que predispusieran a alteraciones de crecimiento o problemas respiratorios (fisura palatina, cirugía cardíaca, y condiciones asociadas, síndromes genéticos, principalmente síndrome de Down, cáncer o alteraciones renales, enfermedad celíaca, hiperplasia suprarrenal congénita), los niños con ausencia de datos de TRS en más de 2 controles o que no se dispusiera de longitud al nacimiento y se perdieran más de 2 controles de longitud.
Resultados. Se generaron 5 clusters de los 10.441 niños que fueron caracterizados de acuerdo a los patrones de severidad de trastornos resiratorios a lo largo del tiempo. “Normales” (50%) fueron aquellos que parmenecieron asintomáticos durante todo el periodo de control. El cluster de “roncadores tardíos y respiradores bucales” (20%) permanecieron asintomáticos hasta los 4 años. Los clusters de “roncadores precoces” (10%) y “apnea precoz” (10%) presentaron los síntomas a los 6 y 18 meses, respectivamente. En todos “los TRS después de la infancia” (10%), los síntomas tuvieron su pico de los 30 a los 42 meses y permanecieron elevados. Los análisis exploratorios encontraron que los “roncadores precoces” eran significativamente más pequeños los “normales”. Las asociaciones con amigdalectomías y frecuencia de sibilancias soportaron validación externa.
Conclusiones. El análisis de clusters ha dilucidado la expresión dinámica multisintomática de los TRS. La utilidad de los análisis de clusters será evaluada en futuros análisis para predecir resultados de crecimiento, cognición y conducta.