Familia y Salud. Información de la AEPap para padres

AEPap >>> Información Jóven >>> Sexo y caricias

 
Ir a la página principal de la AEPap

 Caricias previas al sexo ("petting")

Preguntas frecuentes para jóvenes
  • ¿Para qué?
  • ¿Cuándo?
  • ¿Dónde?
  • ¿Cómo?
  • Otros ingredientes necesarios

La respuesta es obvia: ¡para disfrutar más del sexo!

¿Acaso sólo es sexo el coito?

Además sirven para:

  • decirle a tu pareja cuánto le quieres.
  • descubrir partes del cuerpo que aportan placer.
  • facilitar la excitación, la lubricación vaginal...

Algunas parejas prefieren no tener relaciones sexuales completas hasta que no se conocen mejor, pero comparten esos placeres.

Cualquier edad es buena: adolescente, adulto o anciano para disfrutar de caricias sexuales, más o menos excitantes. Siempre que sea en un clima de respeto.

Cualquier momento del día es bueno.

Antes o después del sexo son placenteras las caricias.

Además, algunas parejas lo consideran una alternativa muy agradable:

  • Durante la menstruación (si a alguno de los dos le resulta desagradable el coito en esos días)
  • Durante los “días fértiles” en parejas que han elegido un método natural para evitar embarazos.
  • Cuando no se ha iniciado el uso de anticonceptivo o no se tiene uno disponible a mano.
  • Cuando se quieren decir uno al otro que se aman y se desean.
  • Parejas que desean esperar un tiempo antes de tener relaciones con coito.

Las caricias sexuales no necesitan manual. Deben ser algo espontáneo.

Sirven para disfrutar del sexo con todo el cuerpo.

No olvides preguntar al otro si le gusta, si le apetece o si le da corte que le toquen en algunos sitios (demasiadas “cosquillas” pueden resultar molestas).

Ya sabes que las caricias resultan más excitantes en las llamadas zonas erógenas.

Zonas erógenas comunes a chicos y chicas:

  • La piel de las zonas cercanas a los genitales.
  • La boca, labios y lengua.
  • Toda la piel del cuerpo.
  • El oído: no la oreja sino lo que se oye: a veces lo más excitante es lo que te dicen, más que lo que te tocan.

Zonas erógenas en los chicos:

  • Las mamilas.
  • El pene, por supuesto, y más específicamente la cabeza del glande, la zona del frenillo y el rafe medio (la arruga que hay por la parte inferior).
  • La piel del escroto.
  • La piel alrededor del ano.
  • Las orejas y el cuello.

Zonas erógenas en las chicas:

  • La piel próxima a la zona de la vulva.
  • Las mamas (algunas chicas consideran muy excitante el mordisqueo o la succión más o menos intensa del pezón. Otras se "derriten" con caricias suaves, en forma circular por los pechos).
  • La piel de la espalda, las nalgas.
  • La piel de la cara interna de los muslos y piernas.
  • Masajes en los pies.
  • La boca.

El ó ella te puede indicar mejor que nadie el lugar favorito, el ritmo, la intensidad de los estímulos.

Tú también puedes pedir por esa boca: “Me encantaría que me tocaras en ...” “Un poquito más suave, un poquito más rápido”, ...

Sobre todo: INTIMIDAD, COMUNICACIÓN, CONSENTIMIENTO, RESPETO, IMAGINACIÓN.

A veces: lencería, instrumentos, videos, fotos, ...

Y lo que sobra es: la prisa, obligar al otro, exigir, poner condiciones...

Esta sección ha sido elaborada por Ana Martínez Rubio, pediatra Centro de Salud de Pilas (Sevilla)

Inicio de la página

 © Webmaster AEPap