Familia y Salud. Información de la AEPap para padres

AEPap >>> Información Jóven >>> SIDA

 
Ir a la página principal de la AEPap

 VIH-SIDA

Preguntas frecuentes para jóvenes
  • ¿Qué es el SIDA?
  • ¿Qué es el VIH?
  • ¿Cómo se contrae la infección por el VIH?
  • Es lo mismo ser seropositivo que tener el SIDA?
  • ¿Puede contagiar el virus del SIDA a otras personas una persona seropositiva pero que no tenga síntomas?
  • ¿Cómo puedo averiguar si soy portador del virus del SIDA?
  • ¿En qué consiste la prueba de detección de anticuerpos anti-VIH?
  • Si el resultado es positivo, ¿significa que tengo el SIDA?
  • ¿Cuál es realmente el riesgo de contagiarme en las relaciones sexuales ?
  • ¿Cómo puedo prevenir el contagio por el VIH por vía sexual?
  • Si me inyecto droga por vía intravenosa, ¿cómo puedo prevenir el contagio por el VIH?
  • Si soy seropositiva y me quedo embarazada, ¿qué debo hacer?

El síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) es la forma más grave de infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Esta enfermedad consiste en una susceptibilidad aumentada para el padecimiento de infecciones graves que pueden producir el fallecimiento de la persona infectada si no se inicia un tratamiento adecuado

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) es un agente infeccioso que ataca el sistema defensivo del organismo, destruyéndolo progresivamente. Esta situación favorece la aparición de infecciones graves.

Los mecanismos de transmisión son bien conocidos. Las vías de contagio son la relación sexual sin protección, la vía sanguínea y la vía perinatal (es decir, la transmisión del virus de una madre que sea portadora del VIH a su hijo durante el embarazo, el parto o la lactancia materna).

No. Durante la primera fase de la infección por el VIH, la persona infectada no experimenta ningún síntoma. Esta fase asintomática puede durar años. Si en este momento no se recibe un tratamiento adecuado, la persona infectada termina desarrollando el SIDA.

Sí. Cualquier persona infectada por el VIH puede transmitir la enfermedad a través de las vías antes descritas (sexual, sanguínea y perinatal).

Si consideras que has estado expuesto a cualquiera de las conductas de riesgo antes descritas es recomendable que acudas a tu pediatra o médico de familia de tu centro de salud. Tras valorar tu situación personal, él decidirá si es necesario o no realizarte la prueba de detección de los anticuerpos contra el VIH.

Es un simple análisis de sangre. Es conveniente realizarlo al menos tres meses después de la última exposición a la situación de riesgo, ya que si se realiza antes de este periodo el resultado del análisis puede ser falsamente negativo (es decir, el virus puede estar dentro de tu organismo pero no ser detectado en el análisis).

No. Como ya se ha mencionado antes, ser seropositivo sólo significa que se está infectado por el VIH. Los síntomas de la infección pueden tardar años en manifestarse. Sin embargo, has de tener presente dos aspectos importantes: 1º) aunque no tengas síntomas, puedes contagiar a otras personas si no tomas precauciones; 2º) actualmente, se dispone de medicinas que retrasan la aparición del SIDA en personas que están infectadas por el VIH pero que no tienen ningún síntoma. Por este motivo, es conveniente que sigas las recomendaciones de tu médico.

El riesgo de contraer la infección por el VIH es diferente según la forma de relación sexual:

  • La penetración anal o vaginal sin preservativo implica un riesgo elevado de infección.
  • En las relaciones orales con los órganos sexuales, el riesgo de contagio es más reducido, pero existente.
  • Otras prácticas sexuales (besos, masturbación mutua, caricias) no tienen riesgo de contagio.

La presencia de lesiones en la piel o de pequeñas heridas en la boca o en los órganos sexuales puede aumentar el riesgo de contagio por el VIH.

  1. En las relaciones sexuales con penetración vaginal o anal debes utilizarse siempre preservativo.
  2. En las relaciones orogenitales (sexo oral) es necesario que evites el contacto de la mucosa de la boca con las secreciones vaginales y/ o el semen, ya que las características de la mucosa de la boca o la presencia de pequeñas heridas favorece la entrada del virus en el organismo.
  3. En las relaciones orogenitales (contacto boca-pene) debes utilizar siempre preservativo. Para el contacto boca- vagina debes cubrir la vagina con un cuadrado de látex (se puede obtener abriendo un preservativo por la mitad o usando un plástico de uso doméstico).

Si te inyectas droga por vía intravenosa, has de utilizar una jeringa y una aguja nueva para cada inyección. Debes llevar siempre contigo una jeringa nueva. Una vez utilizada, no has de prestarla a otras personas. Tampoco debes aceptar nunca agujas o jeringas que hayan sido utilizadas por otros.

Has de tener presente además que existen otras vías de administración de droga que no tienen riesgo de contagio por el VIH: fumada, inhalada o esnifada.

Si eres seropositiva y te has quedado embarazada, tienes varias alternativas:

  • Puedes optar por continuar con el embarazo, siguiendo un control estricto del mismo por tu ginecólogo. La posibilidad de que tu hijo se contagie es entre un 20 y un 25% si no recibes tratamiento. Si recibes un tratamiento adecuado, este riesgo de transmisión puede reducirse aún más, hasta un 8%. Una vez que haya nacido el niño, deberás alimentarlo con lactancia artificial, ya que la leche materna puede transmitir el VIH.
  • Puedes optar por interrumpir tu embarazo acogiéndote a la legislación vigente. Para más información sobre esta opción, debes consultar con tu ginecólogo.

Esta sección ha sido elaborada por José Cristóbal Buñuel (pediatra de atención primaria) ABS Girona- 4- Instituto Catalán de la Salud (ICS) en base al documento Mujer y SIDA

Inicio de la página

 © Webmaster AEPap