FamiliaySalud

Suscribirse a canal de noticias FamiliaySalud
Actualizado: hace 1 día 11 mins

Por qué discuto tanto con mis padres

Mar, 12/06/2018 - 19:31

“Jugando en equipo”

La adolescencia es una etapa de la vida, que va desde la infancia hasta la adultez. En ella se van a producir importantes cambios en el cuerpo, en la inteligencia y en la afectividad, lo que llamamos “el corazón”.

Se parte de la niñez. Por eso, al cambiar, se dejan atrás las cosas que representan ser niños. Pero no de golpe. Algunos aspectos infantiles se mezclan con formas de actuar y pensar más maduras.

En la inteligencia aparece el pensamiento abstracto, las ideas. Se está construyendo la identidad propia, lo que será en un futuro. Se buscan ideas básicas, fundamentales para entender el mundo. Esto lleva a criticar lo que dicen los adultos y a enfrentarse a las normas familiares. Y a portarse de forma diferente.

Se necesita también un espacio para esa maduración. Una intimidad para reconocerse y aceptarse. El verse distinto precisa una adaptación. Por ello los adolescentes pasáis más tiempo en vuestro cuarto y ante el espejo.

El final del camino es la independencia. El deseo de ser autónomo lleva a desafiar a los padres que tienen la autoridad. A la vez faltan recursos. Por eso se producen a veces comportamientos contradictorios.

En ese cambio, el modelo suelen ser nuestros amigos. Lo que ellos proponen parece más cercano e interesante que lo que nos dicen en casa.

¿Qué temas enfrentan más a padres e hijos? (el orden es variable)

¿Es posible la adaptación a ese cambio?

Se puede. Pero todos tienen que adaptarse.

Los padres por un lado (ellos son padres no amigos). Te quieren de forma incondicional. Te exigen y ponen límites porque es lo que corresponde a su papel. Pero conocen tus necesidades de crecer y las apoyan aunque no lo parezca a veces.

Y los adolescentes por otro. Debes poner de tu parte para que haya un ambiente de familia agradable a pesar de las tensiones.

¿Qué puedo hacer para mejorar la comunicación con mis padres?

  1. No te tomes lo que te dicen como un ataque personal.
  2. Aprende poco a poco a escuchar. No interrumpas. Usa turnos de palabra. No juzgues sin considerar tranquilo las cosas. Piensa antes de lanzarte a contestar.
  3. Ponte en el lugar del otro. Puedes identificar los sentimientos que se transmiten (“veo que estás preocupado/enfadado/molesto…por…")
  4. Cuida cómo dices las cosas (cómo te gustaría que te las dijeran a ti). Por ejemplo usando “preferiría” o “estaría bien que”…
  5. Si te sientes criticado, usa mensajes “yo”: Cuando… (describir lo que pasa), yo me siento… (decir cómo me siento), porque… (decir lo que te ocurre)
  6. Pacta con tus padres. Es una gran ayuda. Piensa qué responsabilidades y qué consecuencias habrá si no se cumple lo firmado. Lo escribes y se lo enseñas.
  7. Desea los cambios tú. Puedes opinar sobre cómo ordenar tu cuarto, qué horarios tienes de estudio, qué días sales con los amigos y cuáles con la familia, etc.
  8. Los gritos no son buenos por ninguna de las dos partes. Rompen la comunicación. No necesitas gritar si tienes razón. Con los portazos y golpes, lo mismo.
  9. No faltes al respeto. Nadie lo merece.
  10. Si no te sientes capaz de terminar la conversación de una forma tranquila, pide tiempo y déjala para otro momento.

Un truco: Coge uno de estos diez puntos y practícalo durante un tiempo. Luego pasa a otro.

No olvides: Los conflictos no son malos. Pueden ser necesarios para el crecimiento. Los padres no llegan a todo, dudan, se pueden equivocar, pero – como tú – pueden corregir sus errores.

Tu colaboración es necesaria y valiosa para la familia. Y al ver que vas ganando en responsabilidad, te irán dando más libertad porque su confianza en ti aumentará.

Lecturas recomendadas

  • Artola González, T. Situaciones cotidianas de tus hijos adolescentes. Ed. Palabra. Colección Hacer Familia.
  • Urra, J. Educar con sentido común. Ed. Aguilar
Fecha de publicación: 12-06-2018 Autor/es: Palabras clave: adolescenciapadrescomunicaciónadaptaciónRecursos relacionados: Decálogo para una infancia feliz¿Pactamos?Los imposibles. Guía para educar a tus padresLo que piensan las adolescentesLo que piensan los adolescentesAutoestima. Manual para adolescentes¡DEFIÉNDETE! Desarrolla tu poder personal y autoestimaInteligencia emocional infantil y juvenilCómo hablar para que los adolescentes escuchen y cómo escuchar para que los adolescentes hablen

Entrevista a Asunción Carracedo - Amigos de papel

Mar, 12/06/2018 - 18:07
  • Lectura
    • Entrevistamos a Asunción Carracedo Gómez, directora de la editorial 'Amigos de papel', autora de alguno de los libros publicados en la editorial y la “cuentista oficial” de la misma.

      1) ¿Cómo y cuándo nace la editorial 'Amigos de papel'?

      La editorial 'Amigos de papel' es un SUEÑO hecho realidad.

      ¿Qué sueño? ¿Dónde y cuándo surgió ese SUEÑO?

      Tras serias comprobaciones científicas (aún quedan en mí retazos de mi carrera de Bióloga) he llegado a la conclusión de que los sueños nacen con nosotros. Al llegar a este mundo, ya venimos con ellos puestos. Pero, permanecen aletargados, dormidos como sueños que son. Estoy segura que este sueño, el de la editorial, nació el mismo día que yo nací, hace ya …..uffff…. muchos años atrás. Siguiendo con mis comprobaciones científicas, he podido descubrir que solo cuando las condiciones ambientales y las circunstancias personales de cada uno son las adecuadas, …chasss…ocurre algo dentro de nosotros y los sueños se activan, se desperezan, poco a poco.

      Quizá, este sueño abrió un ojo con el nacimiento de mi hijo David con SD y la idea de trabajar y enseñarle el mundo a través de los cuentos. Como placer por la lectura y como elemento pedagógico empezaron a llagar a casa muchos, muchos libros infantiles. Por aquel entonces, escribí un borrador de cuento titulado precisamente (amigos de papel). ¿Sería el sueño que me hacía guiños? Tal vez, pero yo no me enteraba de nada. Y así una tarde de otoño, aprendiendo letras, palabras, frases, surgió un personaje entrañable, aunque monstruosamente grande, Oto (con una gran boca “tragona”, una gran barriga, unos grandes zapatos amarillos y un gran, gran corazón). Y el primer cuento infantil “Oto y el hada” nació precisamente y no por casualidad sino por causalidad, el mismo día que había nacido David, un 4 de abril.

      El sueño abría sus dos ojos para asomarse tímidamente a la realidad. Y para conectar con las nuevas tecnologías y no quedarse obsoleto, el sueño entró en internet en un pequeño rincón: mi blog personal AMIGOS DE PAPEL…. Y adornando la cabecera del blog la preciosa foto de los cuentos en el sofá. Todo se iba uniendo, encajando como las piezas de un puzzle. Eh!, un momento, alto, alto, sin darme cuenta, el sueño ya tenía nombre propio perfecto, y le venía que ni pintado.

      El sueño y yo íbamos por buen camino….

      Alguien que me quiere mucho y quiso agradecerme todo el apoyo que le he brindado siempre: mi marido. Y, así, un 14 de abril de 2012, se presentó en sociedad AMIGOS DE PAPEL, un pequeño Rincón Editorial de libros infantiles… para todos los públicos, con muchos kilómetros recorridos por toda la geografía española, de librería en librería, biblioteca, colegio, feria, museo, salón,... realizando presentaciones, cuentacuentos, animación a la lectura y diferentes talleres de actividades a través de nuestra GIRA AMIGA con la que vamos TENDIENDO ABRAZOS a través de nuestros libros, en lo que se ha convertido ya en nuestro lema: TENDIENDO ABRAZOS AMIGOS // acortamos distancias // superamos miedos // derribamos barreras // para no sentirnos nunca solos......

      AMIGOS DE PAPEL Un sueño convertido en proyecto empresarial, compartido con todo un equipo humano y con unos padrinos de lujo: Sara Moreno Valcarcel, presidenta del Consejo General del Libro Infantil y Juvenil y Antonio García Teijeiro, poeta y reciente Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil. Además, AMIGOS DE PAPEL tiene un valor añadido como Centro Especiales de Empleo dónde trabajan personas con discapacidad, y esto es así desde que mi marido y yo nos asomamos a este mundo de la discapacidad con el nacimiento de nuestro hijo David con Síndrome de Down. Todos nuestros libros están hechos íntegramente aquí, nosotros nos encargamos de todo el proceso y no imprimimos en países que no respetan los más básicos derechos humanos.

      2) Cuéntanos, ¿por qué ese nombre?

      Me voy al refranero que siempre es un acierto y me encanta. Dice un refrán: “Quien tiene un amigo, tiene un tesoro” Y yo creo que es así, porque los AMIGOS son el mayor tesoro que uno puede descubrir en esta isla llena de misterios que es la vida.

      Así que yo inventé una segunda parte para este refrán: “Quien tiene AMIGOS DE PAPEL, tiene muchos tesoros escondidos por descubrir”.

      Los 'Amigos de papel' hace alusión a los cuentos, que son los mejores amigos:

      • en cualquier rincón y sin prisas esperan pacientes cobrar vida en los ojos de quien los mira, en los oídos de quien los escucha, en la voz de quien los “cuenta”. Puedes dejarlos y volver a ellos en otro momento y no se enfadan, no piden explicaciones. Tan solo aguardan que vayamos a jugar con ellos.
      • están dispuestos en cualquier momento del día o de la noche, abiertos todos los días del año, incluidos domingos y festivos.
      • disponibles en todo tiempo presente, pasado o futuro. Amigos siempre, sin importar la edad y sin fecha de caducidad.

      ¿Qué más se le puede pedir a un amigo? Hay una imagen muy bonita que yo hago “ver” al empezar los cuentacuentos: abrir los brazos para darnos un abrazo y entregarnos cariño y abrir las páginas de un libro para dejar que nos abrace con su historia y nos entregue todo lo que hay dentro de ella. 

      Por eso, muchas veces digo que en AMIGOS DE PAPEL no publicamos libros, sino que tenemos una fábrica de abrazos de todos los colores, sabores y tamaños.

      3) ¿Cuál es realmente tu papel como editora en la creación de un libro?

      Yo siempre digo que como editora, mi papel es ayudar a nacer a los libros…. Es una frase tan bonita…. Pero, no es mía. Se la escuché por primera vez a una editora, escritora y fabulosa narradora oral, Ana Cristina Herreros, a la que admiro mucho y con la que comparto ciudad natal, León. Así que, acompaño a ese libro desde el principio, desde el nacimiento del mismo y luego, sigo acompañándolo en su aventura hasta llegar a las manos de los lectores.

      4) Cuéntanos el proceso de trabajo en la editorial, desde encontrar un original que sea publicable hasta su llegada en las librerías.

      A la editorial llegan semanalmente una media de 10 proyectos, textos, portafolios, propuestas de trabajos. Algunos son de autores que de una u otra manera conozco y esos son los que van directamente a la carpeta de estudio. Otras veces, como tengo la suerte de conocer, bien directamente o a través de las redes sociales, a muchos autores que me gusta lo que hacen, las propuestas surgen de ahí.

      Escoger una propuesta para su publicación no es fácil. Lo primero, para mi, es que la historia que leo me diga algo, me atrape, me emocione, dispare mi imaginación y la vea ya en mi cabeza convertida en libro. Por supuesto, que esté bien escrita, tanto su argumento como su sintaxis y vocabulario. Pero, no solo depende de ello que ese texto entre en la programación para su próxima publicación. A veces llegan historias maravillosas, pero resulta que hablan o cuentan algo que ya has publicado con anterioridad y, lamentándolo mucho, tienes que rechazar.

      Cuando ya tienes la historia, empiezo a pensar en una batería de ilustradores que me gustan y me pregunto cual sería el que mejor podría plasmar ese libro que yo ya tengo en mi cabeza. Pienso en el público al que irá dirigido, porque, aunque no me gusta nada eso de ponerles “edad” a los libros, es importante, a la hora de publicar y poner el libro en el mercado, a quién queremos llegar para ajustar formato, tipografía, juego de colores, relación texto-imagen, encuadre del texto… Todos los detalles para que el libro, aún con formato cuadrado, sea un libro redondo.

      Una vez que ya he acordado con los autores el tipo de libro que vamos a publicar, nos ponemos a trabajar y fijamos una fecha para “meter el libro en el horno”. Es muy importante fijar los plazos para las publicaciones. Nosotros estamos programando 2 libros para la primavera y 2 para el otoño. Mientras trabajamos en el libro, vamos creando expectativa en los lectores a través de “pequeños chispazos” en las redes sociales dejando ver parte de alguna ilustración, fragmentos del texto, presentando a los autores… Cuando el libro ya está terminado, lo lanzamos al mundo. Empieza su distribución.

      Una parte del trabajo editorial consiste en la promoción de este libro llegando a aquellas personas que pueden “hablar” de él para que los lectores se enganchen y quieran comprar el libro. Debo admitir que yo paso muchas horas en internet llevando todas las redes sociales de la editorial, accediendo a lugares de referencia e interesantes para tomarle el pulso al mundo de la Literatura Infantil. Leyendo artículos y estando al día de todas las noticias relacionadas. Nosotros dedicamos un buen número de ejemplares de cada libro publicado para envíos promocionales y publicamos en las redes todas las actividades que hacemos o hacen nuestros autores, premios o reconocimientos que tenemos y las reseñas que hacen de nuestros libros. La parte que más nos gusta, es cuando llegan actividades que hacen maestros y maestras, en las aulas de los colegios o en las bibliotecas con nuestros libros. Es fantástico ver cómo cobran vida más allá del papel. Es una sensación maravillosa ver cómo nuestro lema: tendiendo abrazos amigos, se materializa así.

      5) ¿En el caso de autores e ilustradores, cómo debe ser la relación entre el editor y sus autores e ilustradores?

      Tiene que ser una relación cordial, fluida, de confianza y respeto por el trabajo de cada una de las personas que interviene en la creación de un libro. Todas las partes suman, aportan, debaten. Esta es la parte de mi trabajo que más me gusta y la que más me enriquece. Cada nuevo libro es un aprendizaje para mí. Durante todo el proceso de creación del libro, mantenemos un feed back de información constante entre todos, corrigiendo, anotando, dándonos ánimos, ilusionándonos con cada nueva página, avanzando juntos. Gracias al messenger y al whasapp, es como estar todos juntos a tiempo real haciendo el trabajo. Es muy estimulante como editora que autor e ilustrador quieran trabajar así contigo y confíen en ti.

      6) ¿Qué crees que es lo que lleva a un libro a tener un posible éxito?

      Esta es la pregunta del millón y yo no tengo la respuesta. Si la tuviera, todos los libros de AMIGOS DE PAPEL serían un éxito de ventas!!! No tengo la varita mágica con la que tocar los libros que publico para convertirlos en éxito. Lo que si puedo decir es que los libros tienen que gustar. Y, ¿porqué un libro por el que has apostado y que puede tener, a priori, todo lo necesario para el éxito no lo tiene? o ¿porqué un libro que parece como todos los demás y no destaca por nada en especial, si lo tiene? Puede que en el mundo de la literatura infantil también las cosas vayan por modas. No nos olvidemos que esto, a pesar de lo mucho que amamos los libros, es un mercado y como tal mercado, las modas mandan…. Eso, sí, yo no publico nada por el hecho de estar de moda y aprovechar el tirón. No, porque los abrazos amigos no se dan por estar de moda, hay que darlos de corazón. ¿No estás de acuerdo conmigo? Lo que si he podido comprobar es que los libros que más éxito tienen son aquellos que divierten sin más pretensiones que disfrutar del placer de la lectura. Eso si me gusta: disfrutar de unos buenos abrazos amigos. ¿Y, a ti?

      7) ¿Cuál crees que es el lector tipo de 'Amigos de papel'?

      Pues, insisto y me repito: cualquier lector con ganas de disfrutar de un buen abrazo amigo. Como 'Amigos de papel' tiene una maravillosa fábrica de abrazos, hay para todos los gustos lectores, variedad de colores, sabores y tamaños. Ah, y recuerda que los libros y los abrazos amigos no tienen edad ni fecha de caducidad.

      8) ¿Cómo ves el panorama de la Literatura Infantil actual?

      Ahora mismo hay mucho publicado y muy variado. Hay para todos los gustos. En especial hay una gran explosión del álbum ilustrado. Hay quien dice que tanta abundancia lleva a que mucho de lo que se publica no tenga ninguna calidad y que esto perjudica. O que se publican muchos libros con una temática “de moda”. Bueno, yo creo que los lectores no son tontos, y mucho menos el publico infantil que sabe escoger muy bien. Una escritora como Astrid Lindgren, premio Hans Christian Andersen y autora del libro “Pippi Calzaslargas", entre otros, dijo en una entrevista que pensaba que los niños, al igual que los adultos, tienen derecho a toda clase de libros. La gran cantidad y variedad de libros que se publica nos da esa posibilidad. Cada vez son más las familias que tienen unas estupendas bibliotecas en casa, que acuden a bibliotecas, librerías y otros espacios relacionados con los libros y la lectura. Cada vez hay más maestros y maestras que se preocupan por tener buenas bibliotecas escolares en sus centros y en sus aulas. Cada vez se realizan más actividades relacionadas con la lectura y los libros en numerosos espacios. Cada vez se mima más el acercamiento del libro a las edades más tempranas con los bebecuentos…

      9) ¿Y su futuro?

      Desde luego, yo le veo futuro. No creo que tengamos que ser pesimistas. Y no lo digo yo, sino que comparto la opinión de un escritor al que ahora mismo estoy leyendo, Gustavo Martín Garzo, que en su libro “Una casa de palabras” dice que la literatura infantil no puede estar en peligro, ni pueda estarlo nunca, al menos mientras sigan existiendo los niños. Por una sencilla razón, porque los niños no pueden vivir sin cuentos. Y, también, comparto la opinión de la autora ya citada anteriormente, Astrid Lindgren, que afirmaba que la literatura infantil seguirá existiendo mientras exista ese círculo de lectores maravillosos y entusiastas al que van realmente dirigidos los libros infantiles: ¡los niños! Porque, en realidad, es para quien se escriben y publican libros infantiles. Y, sigo citando a Astrid Lindgren: los niños leen libros y no reseñas. Aman las historias interesantes, no los comentarios ni las notas a pie de página. Cuando un niño coge un libro, lee y goza, sin analizarlo pormenorizadamente. Asi, que yo creo en un gran futuro para la Literatura Infantil.

      10) Y, por último, ¿nos puedes avanzar algo de futuros proyectos de 'Amigos de papel'?

      ¿Quieres información privilegiada?

      Bueno, esto es un secreto amigo y no puede salir de aquí.

      Como novedades para este otoño repetimos autor y sacamos la parte que les faltaba a las protagonistas del libro de éxito (has visto, yo también tengo libros de éxito en este pequeño rincón editorial) que ha sido y es “Superabuelas con superpoderes” de José Carlos Román….¡¡uy, de qué me suena tu cara!!  El libro lleva el sugerente título de “Un abuelo en apuros” y las ilustraciones, esta vez son de Tatio Viana.

      Y, aunque no te lo puedas creer, sabemos que este otoño, “El sol tiene frío”, sí, sí, así como lo oyes. Y nos lo van a contar el escritor, Rafa Ordoñez y la ilustradora, Patricia de Cos.

      Y, si esto es todo, me despido de ti con un ABRAZO AMIGO desde mi pequeño rincón editorial, AMIGOS DE PAPEL. Ah, un momento, que ahora tengo yo que hacerte una pregunta antes de despedirme:

      Como decía nuestro amigo Roald Dahl, ¿Tú crees en la magia?. Porque el que no cree en la magia nunca la encontrará. Yo te recomiendo buscarla siempre dentro de un libro.

      José Carlos Román García
      Equipo Editorial Familia y Salud

      Fecha de publicación: 12-06-2018

Familias que leen

Dom, 10/06/2018 - 19:45
  • Nuestra web
    • Este apartado de reciente creación en la web tiene un enlace de acceso directo que se encuentra en la página de inicio, este es el icono.

      Queremos ofrecer a familias, docentes y profesionales sanitarios una selección de artículos y recursos que ayuden a fomentar la lectura entre niños y jóvenes. Todo ello a través de noticias, recomendaciones lectoras, entrevistas y otras secciones que irán creciendo poco a poco y que nacen con la idea de conocer mejor todo aquello relacionado con el mundo del libro y la promoción de la lectura como parte de un desarrollo saludable de la infancia y adolescencia.

      Incluye los siguientes apartados:

      - Leer es Crecer

      Artículos relacionados con la importancia de la lectura en el desarrollo de los niños.

      - Nos gusta fomentar la lectura

      Ideas, sugerencias y noticias para animaros a leer en familia y fomentar la lectura en los hijos.

      - EL LIBRO DEL MES

      Cada mes, nosotros te recomendamos un libro muy especial.

      - La selección de...

      Son recomendaciones de personas que aman la lectura y hacen de ella un instrumento para la educación, el aprendizaje, los valores, las emociones y el desarrollo de nuestros hijos.

      - ¿Quién se esconde detrás de los libros?

      Entrevistas con autores, ilustradores, editores y otros profesionales.

      - ¡Te regalo un cuento!

      Recogeremos vuestras recomedaciones

      - Cuentos para Educar y Crecer

      - Cuentos y Libros para tod@s

      Puedes acceder a esta sección pinchando aquí.

      Fecha de publicación: 10-06-2018

Desayunos con menos azúcar

Vie, 08/06/2018 - 18:08

¿Qué decir del desayuno que no sepamos?

¿Tengo o no tengo que desayunar? ¿A quién hago caso?

- No es necesario obligar a comer nada más levantarse si no se tiene hambre. Hay que desayunar en función del hambre y la saciedad.

- No se debe forzar a comer a nadie. Nada de chantajes. Obligar a comer, genera rechazo.

- Hay que predicar con el ejemplo pues ellos nos imitan siempre.

- Lo importante es disfrutar comiendo juntos. Los niños que comen en familia comen más fruta y verdura. Comer juntos alrededor de la misma mesa es un momento de encuentro.

- Desayunar requiere tiempo.

¿Qué ofrecer?

Cuando los niños son más pequeños, pecho para desayunar.

Después, se puede ofrecer cualquier alimento que sea saludable; con pan o plátano, a gusto del consumidor.

¿Siempre tiene que haber un lácteo, unos cereales y una fruta en el desayuno?

No, las combinaciones son infinitas. Se puede desayunar cualquier alimento que sea sano.

La leche es un buen alimento, nos aporta proteínas de alto valor biológico, calcio, vitaminas A, D… La leche de vaca, cabra u oveja no debe ofrecerse antes del año.

Se recomienda leche entera. Si el niño tiene sobrepeso, puede tomar leche con menos grasa, es decir, semidesnatada, a partir de los 2-3 años.

¿Y si no quiere leche?

Podemos ofrecer yogur natural o queso fresco. El queso curado tiene mucha grasa y sal.

Hay otros alimentos con alto contenido en calcio: garbanzos, alubias, almendras, avellanas, sardinas en lata (con su raspa), yema de huevo, brécol, espinacas, acelgas…

La leche no puede ser sustituida por las bebidas vegetales de soja, almendras, avena, arroz, quinoa, chufas…que no son leche. Algunas tienen hasta un 10% de azúcar añadido.

Tampoco debemos sustituir la leche por batidos, yogures líquidos, natillas u otros lácteos que llevan más azúcar.

El cacao en polvo puede llegar a tener hasta un 85% de azúcar. ¿Por qué no la leche blanca? No lo compre, si no lo venos, no lo consumimos.

Los cereales “de desayuno” comerciales, las galletas, bollería (cruasán, palmera, donuts, magdalenas…) suelen tener demasiado azúcar añadido, sal y grasas malas (saturadas y trans). El azúcar viene “escondido” con muchos nombres: fructosa, sacarosa, lactosa… Son alimentos de baja calidad nutricional y alta densidad energética.

Comer insano es muy barato, comer sano, no es caro.

¿Y el bollo casero?

También es bollería, aunque se puede hacer con aceite de oliva, harina integral y menos azúcar.

La publicidad nos influye mucho. A los niños les encantan los dulces y a nosotros, también. Ya lo dice el refrán: "a nadie le amarga un dulce".

Como prohibir es despertar el deseo, lo mejor es no prohibirlos, basta con que no estén. No los compre, lea las etiquetas nutricionales. Lo que no se compra, no se come.

No compre lo que no necesite. Lleve siempre su bolsa de la compra, así también cuidamos el medio ambiente.

El pan, la avena, el arroz y los macarrones también son cereales. Mejor los integrales que los refinados. Se pueden o no acompañar con aceite de oliva virgen extra, tomate, aguacate… mejor que con mantequilla.

La fruta mejor entera, con toda la fibra, fresca, madura, de temporada y local. No es lo mismo beber un zumo, por muy natural que sea, que comer una fruta. Aunque el zumo sea “sin azúcar añadido”, se le ha quitado la pulpa, por lo que no es igual a comerse una fruta.

Mejor una fruta. ¿Cuántas diferentes conoces? Seguro que alguna te gusta, o al menos te gustaba. Pregunta y que te cuenten cómo te relamías cuando empezaron a ofrecerte las frutas, siendo todavía un lactante.

El zumo exprimido es agua y fructosa, el azúcar natural de la fruta. Los zumos envasados no son fruta, son refrescos. 

Los zumos no 100% fruta, los néctares y los zumos de fruta con leche no son fruta, son refrescos.

Un yogur de frutas no es una ración de frutas. Mejor yogur natural con fruta fresca. La mermelada no es una ración de fruta.

Una ración de frutas frescas equivale a 140-150 gramos y según la OMS habría que consumir al menos 3 raciones de fruta al día. 

¿Cuánto es una ración de fruta?

Frutas grandes: 1 raja de sandía o de melón.

Frutas medianas: 1 manzana, 1 pera, 1 aguacate…

Frutas pequeñas: 2-3 albaricoques, 2 ciruelas, 2 kiwis...

Frutas muy pequeñas: 1 taza de uvas, fresas…

Miguel desayuna lentejas

La variedad de alimentos que se pueden desayunar es enorme. Con frecuencia desayuno lo que sobró de la cena; en mi casa me enseñaron a no tirar nada. Todo se aprovecha: tortilla, salmón, pollo, arroz, verduras…

¿Y si no desayuna?

Puede almorzar a media mañana, pero no un zumo o un batido o unas galletas o un bollo.

Mejor una fruta o un bocadillo de pan integral, no vale el pan de molde. Bocadillo con tomate, aguacate, queso, jamón, tortilla, sardinas… en lugar del socorrido embutido.

¿Y el bacon?

El jamón cocido, el tocino o panceta, 'bacon' para los británicos, o las salchichas son carnes procesadas y se recomienda evitar su consumo, también en el desayuno.

¿Cuándo empezamos con el lavado de dientes?

Desde el momento en el que salgan, sin pasta, después de cada comida. Para prevenir la caries, mejor no tomar dulces.

Un último consejo

Es importante fomentar un estilo de vida saludable con el ejemplo: en alimentación, con el ejercicio,…

Recuerda que se puede, pero no se debe comer de todo.

Paciencia, imaginación y mucho cariño. Cada persona somos diferentes.

Recogemos lo que sembramos.

Descárgate la presentación con los PUNTOS CLAVE: 

Fecha de publicación: 8-06-2018 Autor/es: Palabras clave: desayunolechefrutacerealesazúcarRecursos relacionados: Decálogo de la alimentación

Cómo descifrar las etiquetas de los alimentos y no morir en el intento

Jue, 07/06/2018 - 19:31

Leer las etiquetas puede ser complicado…

Pero es muy importante saber leer bien como consumidores, de cara a comprar los alimentos más sanos.

¿Cómo leer el etiquetado de los alimentos?

El etiquetado alimentario tiene varios aspectos a tener en cuenta (Leer: Mirando las etiquetas de los alimentos: una costumbre saludable).

En este artículo nos vamos a centrar en la información nutricional: qué componentes tiene cada alimento y sus cantidades respectivas.

Los componentes de un alimento se llaman nutrientes. Los principales nutrientes de los alimentos son: grasas, hidratos de carbono, proteínas, sal y otros minerales (como el hierro) y vitaminas.

Pongamos algunos ejemplos prácticos

Tabla de composición de cinco alimentos industriales:

En la tabla, se muestran cinco alimentos concretos y su composición en cuanto a hidratos de carbono, azúcares, grasas y grasas saturadas. Los gramos de cada nutriente están en función de una porción fija del alimento, que es de 100 gramos (alimento sólido) o 100 mililitros (en caso de alimento líquido). Así es más fácil comparar unos alimentos con otros.

La composición de cada alimento es la de una marca en concreto: no todos los panes o cereales o las galletas tienen esta misma composición:

  • Se puede ver que las galletas (tanto las de tipo María como las de chocolate) tienen más gramos de azúcar y de grasas saturadas que el resto de alimentos.
  • Los cereales con chocolate tienen tanto azúcar como las galletas, aunque tienen muchas menos grasas saturadas.
  • En el otro lado están los copos de cereales y el pan integral, que tienen muchos menos azúcares y grasas saturadas.

Por eso, lo ideal es escoger alimentos frescos (fruta, verdura, legumbres, cereales, pescados y carnes con poca grasa) y pocos alimentos precocinados o industriales (como los de la tabla). Los alimentos industriales suelen tener más gramos de grasas, grasas saturadas y azúcares. Y estos tres nutrientes tienen mucho que ver con que se pueda llegar a tener obesidad, diabetes y enfermedades del corazón.

Es preferible gastar tiempo en comprar alimentos frescos y cocinarlos en casa. Toda la familia va a ganar en salud.

Enlaces interesantes

Te lo contamos con ejemplos en la siguiente presentación, que puedes abrir o descargárte en pdf.

Descárgate la presentación con los PUNTOS CLAVE: 

Fecha de publicación: 7-06-2018 Autor/es: Palabras clave: alimentaciónetiqueta nutricionalgrasashidrato de carbonoproteínasnutrientesRecursos relacionados: Decálogo de la alimentación

Todo lo que ya conoces sobre el tabaco, ¿qué más te puedo aportar?

Mar, 29/05/2018 - 19:35

¿Qué podemos hacer para no empezar a fumar? ¿Qué podemos hacer para controlar el tabaquismo?

Las cifras son contundentes: Las estadísticas dicen que se empieza a fumar a los 13 años, algunos antes. Y el 15% de los adolescentes fuma a diario.

Pero, ¿qué es lo que no saben? ¿faltaron ese día a clase? ¿no asimilaron lo que es una droga? Pues en el libro bien clarito lo pone.

Pero nos atrae lo prohibido…

La nicotina es adictiva, produce dependencia.

¿Oyeron hablar de la dependencia, del daño que produce en su propio cuerpo?

El tabaquismo es una enfermedad, una enfermedad crónica.

Hay que tratar el tabaquismo como una enfermedad adictiva y no como un mal hábito.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaquismo está aumentando entre los jóvenes.

Me dan ganas de sentarme con ellos (con los adolescentes, los jóvenes y los menos jóvenes), de hablar con ellos, de iniciar una conversación…

Y esta señora,,, ¿de qué va? Pensarán.

Por eso, como pediatra, inicio esta conversación cada vez que tengo ocasión. No solo en las revisiones o controles de salud, donde lo que más les preocupa es si se tienen que quitar la ropa interior o no, sino en cualquier consulta, en cualquier espacio, cuando veo la ocasión.

También con la familia que los acompaña. Prevención significa ‘evitar’ y los primeros educadores somos los padres. La prevención consiste en evitar que aparezcan problemas. Y hay que recordar que: ¡enseñamos con el ejemplo!

Debemos enseñar también a ser críticos con la publicidad. Con toda la publicidad, no solo la del alcohol y el tabaco.

¡Y sucede…!

David tenía el año pasado 14 años; tiene asma y consulta por tos y dificultad para respirar. El abuelo me dice: “Dígale que no fume”.

¿Desde cuándo fumas, David?

“Desde los 12 años y me gusta, no lo voy a dejar, por mucho que él me lo pida”.

Sus padres no pudieron cuidar de él y han sido sus abuelos los que le han acompañado durante su infancia. Llegando a la adolescencia, los abuelos se sienten desbordados, desorientados y piden ayuda.

Más del 80% de los adultos fumadores iniciaron su consumo antes de los 18 años.

El adolescente tiende a probar lo prohibido.

¿Me va a hacer caso a mí?

¿Me va a entender cuando le cuente que el cáncer de pulmón es el más frecuente del mundo?

Sabemos que en España hay 20.000 personas diagnosticadas de cáncer de pulmón al año, entre 55 y 75 años, 18.000 varones y 2.000 mujeres. Ellas empezaron más tarde a fumar, así que el número se irá incrementando a medida que vayan pasando los años.

Todavía queda lejos ¿verdad?

A mí no me va a tocar, pensamos.

Nuestro objetivo es prevenir el inicio del consumo de tabaco y que el fumador abandone el tabaco cuanto antes, protegiendo y defendiendo a los no fumadores de la contaminación ambiental de humo de tabaco.

Nuestro trabajo es cuidar de la salud de las personas.

Nuestro trabajo consiste en motivar para el cambio. ¡Te ayudamos a dejar de fumar!

Una simple pregunta, una lectura, puede ayudar a dar el primer paso para dejar de fumar.

Queda mucho por hacer, pues la cuarta parte de la población española sigue todavía fumando.

A veces me preguntan “¿Qué pinta una pediatra en los grupos de deshabituación tabáquica?” Pues pinta mucho, es importante prevenir la adicción desde la infancia y en estos grupos conoces lo dañino que es el tabaco en primera persona.

En los grupos de deshabituación tabáquica (o grupos ‘para dejar de fumar’)…

La terapia grupal fomenta el intercambio de conocimientos y experiencias y logra mejores resultados que la terapia individual en el abandono del tabaco.

En el centro de salud hacemos grupos para dejar de fumar y quiero dar las gracias a todas las personas que han formado parte de ellos. He aprendido mucho a su lado. Quiero mostrar algunos testimonios. Nos enseñan y nos hacen pensar… ¡Cuánta perseverancia y tesón!

Los resultados hacen que nuestro trabajo merezca la pena.

Los pacientes son nuestra mejor escuela.

Es importante reconocer que la mayoría no va a dejar de fumar en un primer intento….

  • “Si no hubiera venido al curso, hubiera seguido fumando. ¡Gracias!”

Gracias a usted, por venir.

  • “Es menos difícil de lo que yo pensaba…”

No, no lo es. Recayó, pensó que dejar de fumar era fácil y volvió a dar una calada…

  • “Si me hubieran contado todo lo que ahora sé sobre el tabaco, quizás no hubiera empezado a fumar, pero ya ven, tengo 70 años y vivo conectado a una bombona de oxígeno”.

¿Por qué sabiendo lo que sabemos damos una primera y después una segunda calada?

Porque produce adicción, te engancha y la fuerza de voluntad a veces, no es suficiente para decir… ¡No!

  • “Empecé a fumar porque se llevaba. Puedo salir sin paraguas si llueve, pero nunca, nunca salgo sin mechero. Soy un gilipollas al recaer. Si otros pueden, ¿por qué no yo?”
  • “Me gustaría tener un infarto para dejar de fumar. Eres un jodido esclavo. Recaí por exceso de confianza. En una semana fumaba más que antes.”

A un desliz se le puede sacar mucho partido. Aprendemos de nuestros errores.

Cuantas más veces se intenta dejar de fumar, más posibilidades hay de conseguirlo.

Hoy… ¡no fumo!, mañana… no sé.

  • “Estoy muy bien; el Real Madrid perdió 4 a 0 frente al Barcelona y a pesar del disgusto, no fumé”

Dejar de fumar no es fácil, pero es posible.

No es fácil tomar decisiones y aprender a decir ¡NO! cuando el grupo y los amigos nos presionan.

Es imprescindible aprender a decir NO.

Parece fácil, ¿verdad? ¡No lo es!

Hay que practicar, en casa, con el espejo…

  • “Estoy muy orgulloso, me han ofrecido tabaco y he dicho que no. Por dentro, quería fumar, con toda mi alma. Dejar de fumar es lo mejor que he hecho en mi vida.”
  • “No fui capaz de dejar de fumar durante el embarazo. Me sentía mal por el daño que le estaba haciendo a mi hijo, pero no fui capaz”.

El embarazo es un buen momento para dejar de fumar, pide ayuda.

Los hijos de madres fumadoras están más predispuestos a trastornos de conducta y adicciones.

  • “Dejé de fumar al dar a luz. Aguanté durante la lactancia, pero solo pensaba en destetarlo, en cuanto se destetó, me enganché de nuevo al cigarro”.

El 40% de las mujeres que dejan de fumar durante el embarazo, vuelven de nuevo.

  • “Tenía que decidir entre comprar leche para mi hija o un paquete de tabaco para mi. Me avergüenza contarlo, pero me llevé el paquete. Calmaba mis remordimientos con caladas cada vez más profundas. El tabaco puede conmigo”.

El 50% de los niños son fumadores pasivos.

Los niños fumadores pasivos tienen más catarros, otitis, bronquitis y asma que los niños que viven en una casa libre de humo.

El riesgo de que un niño se convierta en futuro fumador, aumenta si sus padres fuman. Enseñamos con el ejemplo.

  • “Empecé a fumar con 13 años… me gusta fumar, me ha gustado siempre, pero me jode toser delante de mis nietos. He intentado dejarlo, pero no puedo”.
  • “Todas las noches me digo ‘este es el último’, pero lo primero que hago al levantarme es encender un cigarro.
  • “Sé que huelo mal”.

Con todo lo que sabemos, ¿Por qué no lo dejas?

Una cosa es tener la información y otra muy diferente es llevarla a la práctica. Dejar de fumar es posible, pero la decisión es tuya. Nosotros podemos ayudar, pero el primer paso lo das tú.

  • “Cuando dejo de fumar, me entra el apetito. Soy una esclava del tabaco. Me fumo tres con el café, antes de levantar al niño para ir al cole”.
  • “Mi hija de 20 años fuma a escondidas. Ella cree que no lo sé, pero hace lo mismo que yo cuando empecé. No soy un buen ejemplo para ella. Quisiera dejarlo, para que se sienta orgullosa de su madre”.
  • Abuela, ¡qué mal hueles a tabaco! Me hizo pensar… por eso estoy aquí, para que me ayuden; sola no puedo”.
  • “¡Lo que daría yo por no volver a encender un cigarro! Una calada, solo una y ya sabía que estaba perdida”.
  • ¡Te crees muy fina porque vas a esas clases para dejar de fumar! No tienes fuerza de voluntad, soy yo el que lo puede dejar cuando quiera”.

Ella dejó de fumar, él sigue fumando delante de ella, convencido de que lo dejará cuando él quiera, cuando se lo proponga.

  • Pierdes el tiempo fumando, lo sé. Soy dependiente del tabaco. Tengo miedo, ¡no voy a poder dejarlo!”

Se puede vivir sin tabaco, durante años lo has estado haciendo.

  • “Mi mujer es del norte de Cáceres; allí hay muchas plantaciones de tabaco y muchas familias trabajan en ellas. Si dejo de fumar, las perjudico”.

¡Es solidario! Tiene razón, si lo hace, también perjudica a neumólogos, cardiólogos, oncólogos…

El tabaco es el cultivo no alimentario más difundido en el mundo y hay grandes intereses comerciales. A la empresa tabacalera le interesa que fumes.

  • “No puedo dejar el cigarro de la primara hora de la mañana. No soy persona sin él”.

Nunca es tarde para dejar de fumar, nunca.

  • Papá ¿crees que mamá volverá a fumar?

La madre lleva ya dos años sin fumar y dice que ya ni se acuerda del cigarro.

  • Julia vino del entierro de su madre para decir que seguía sin fumar. “He venido por si puede ayudar a alguien…

Nos emocionamos con ella…

  • “No puedo dejarlo, me cuesta mucho. El tabaco en una esclavitud y quiero liberarme. En un cartel leí que el personal sanitario puede ayudarme a dejar de fumar. Me gusta fumar y aquí estoy, quiero dejarlo”.
  • “Al perder la vista de un ojo por un ictus, a los 50 años, he comprendido que necesito ayuda; mi mujer va a intentarlo conmigo. Nuestra hija de 15 años, hasta ahora es fumadora pasiva y nos ha pedido en innumerables ocasiones que lo dejemos. Ya no nos pide nada. ¡Vaya ejemplo de padres! Fumábamos en la cocina, teniendo ella bronquitis, como si la cocina no fuera parte de la casa…”
  • “Me ofrecí a cuidar de un niño y la primera pregunta que me hicieron era si fumaba. No me la esperaba. No me cogieron. Expliqué que no fumaría en su presencia, pero no me cogieron”.

Los fumadores pierden una media de 2-3 días de trabajo más que los no fumadores.

¿A quién contratarías antes?

  • Una abuela consulta al ver a su nieta de 4 años liar un billete de 5 euros que le había cogido del monedero y simular fumar. “Mire con qué estilo echa el humo. Pero eso no es lo que más me preocupa, la niña pone el azúcar sobre la mesa, hace una rayita y lo esnifa por la nariz, con el mismo billete.”

Nos imitan en todo.

  • “Fumo sin ganas, por aburrimiento… En casa fumo como un carretero, me he fumado hasta el orégano”.
  • “Las dos primeras semanas lo pasé fatal, pero después se te olvida, sientes una liberación… Volví por estrés, porque eres tonto, porque crees que puedes controlar solo un cigarro al día… uno me fue llevando a otro y ahora, ahora necesito ayuda”.
  • “Mi hija me pide que deje de fumar desde que cumplió el año, “caca” me decía. Ahora tiene 18 años y lo voy a intentar. Tengo poca fuerza de voluntad”.
  • “Si dejo de fumar, me da por comer y me pongo como una foca. Me doy asco”.

Aumentar el ejercicio, junto con una alimentación equilibrada, puede ayudar a mantener el peso.

  • “La gripe me ha venido de miedo, fue la que me ayudó a dejar de fumar. No hay mal que por bien no venga, ya lo dice el refrán”.
  • “Mi suegro se asfixiaba, tenía que estar con oxígeno en el hospital y seguía pidiendo de fumar. Aquello me impresionó. ¿Qué lleva el tabaco para que nos haga ser tan adictos?”
  • Paco, 70 años, diagnosticado de un cáncer. “Yo ya tengo todo el pescado vendido. Podría morirme hoy”.

Aquella frase me impresionó. Durante el curso se dio cuenta que todavía le quedaba pescado por vender y dejó de fumar, para plantarle cara a su enfermedad actual.

  • “Ahora me canso menos al subir escaleras, ¡Qué bien huele la comida!”
  • “Fumo para estar vivo… con el tabaco me concentro, lo necesito para estudiar.”

Impresionante testimonio. La nicotina te engancha. Cuando se deja de fumar, cuesta concentrarse, debido al síndrome de abstinencia; poco a poco, vuelve la capacidad de concentración.

  • “Termino de comer y voy corriendo a la cocina para encenderme un cigarro, puedo dejar una conversación en el aire…dejar a alguien con la palabra en la boca… Lo primero para mí, es encender un cigarro”.
  • “Me quemé el ojo al conducir fumando; con el aire, una ceniza se desprendió y cayó en mi ojo; del dolor, solté el volante y tuve un accidente. Afortunadamente, nadie venía de frente. Ya me había plateado dejar de fumar, pero entonces lo vi claro, con el otro ojo, ¡claro!”
  • “Fumo en el coche. No tengo hijos. No entiendo a los que fuman en el coche llevando a sus hijos detrás”.
  • “Con una sola calada después de siete años, volví a recaer.”
  • “Diez años después de haberlo dejado, soñé que fumaba y al despertar, olía a tabaco”.
  • “Fumar un cigarrillo al día, hasta es saludable”.

Y lo decía delante de sus hijos. No daba crédito a mis oídos. ¡Ni uno solo!

¿Se puede dejar de fumar? Se puede

El tabaquismo es la segunda causa mundial de muerte, después de la hipertensión.

Dejar de fumar es lo mejor que puedes hacer por tu salud y por la suya.

Dejar de fumar no es fácil, pero se puede. Las recaídas son frecuentes.

Pide apoyo, tantas veces como lo necesites.

Hay tratamientos farmacológicos de eficacia demostrada que ayudan a dejar de fumar y disminuyen los síntomas del síndrome de abstinencia.

Son caros, ¿pero, cuánto te cuesta una cajetilla de tabaco? ¿cuánto te gastas al mes?

Fumando 20 cigarrillos al día, gastas 130 euros al mes y 1.600 en un año, 8.000 en 5 años y 16.000 euros en 10 años. Fumar es caro.

“¿Y el cigarrillo electrónico?”

El cigarrillo electrónico contiene nicotina y no está demostrado que sea eficaz para dejar de fumar. Es sustituir un hábito por otro, que tampoco es saludable.

El tabaco es una droga.

La nicotina es de lo más adictivo, más que la heroína. ¿Lo sabías?

Nadie se droga tanto como el que fuma.

Una calada significaría volver a empezar.

¿Qué tengo que hacer para cogerle manía?

Podemos retomar el consumo de tabaco en cualquier momento. Nos tiende trampas. No hay que bajar la guardia. Hay que aprender a decir ¡NO!

Somos fumadores y no podemos coquetear con el tabaco. ¡Nunca!

La vida es mucho mejor sin tabaco. La vida sin humo sabe mejor.

 

¿Te he contado algo nuevo? Seguro que no. Pero a mí, escuchar a todas estas personas me ha hecho pensar, pensar en cómo ayudar a prevenir.

Gracias a los que nos han contado sus historias de vida y gracias a vosotros por escuchar.

Gracias por cuidar de ti. Gracias por cuidar de los que te rodean. ¡Gracias!

*Mis compañeros de trabajo con los que tanto he aprendido y con los que hemos realizado los grupos de deshabituación son:

  • Juan Camarero Palacios, médico,
  • Teresa Fontova, enfermera
  • y Paloma Lallave Rojo, trabajadora social.

¡Gracias!

Algunos enlaces interesantes

Fecha de publicación: 29-05-2018 Autor/es: Palabras clave: tabacofumarRecursos relacionados: Decálogo para una Infancia Sin Humos Campaña contra el cigarro (Huevocartoon)

No se debe bañar al recién nacido hasta que se caiga el cordón umbilical

Mar, 29/05/2018 - 17:41
MITO O REALIDAD:
  • No se debe bañar al recién nacido hasta que se caiga el cordón umbilical

Se suele decir que...

No se debe bañar al recién nacido hasta que se caiga el cordón umbilical.

Debes saber que….

¡Esto no es cierto!

El cordón umbilical es un conducto que une el ombligo del feto con la placenta de la madre. Tras el parto, se pinza y se corta. Poco a poco se va secando hasta que se cae, normalmente entre los 5 y los 15 días de vida.

El ombligo puede mojarse aunque no se haya caído el cordón. Lo importante es que se lave y seque bien para evitar infecciones. Para ello hay que lavarse las manos antes y después de tocar el cordón. Basta con lavarlo con agua y jabón con pH neutro y secarlo bien tanto después del baño como tras cada cambio de pañal.

 

Fecha de publicación: 29-05-2018 Autor/es: Palabras clave: ombligobañobebérecién nacido

¿Qué debes saber del voluntariado?

Sáb, 26/05/2018 - 23:34

El voluntariado es una forma de participación social importante. Los últimos datos muestran un perfil de personas voluntarias muy jóvenes. Dos de cada cinco personas voluntarias tienen entre 20 y 34 años. Y un 6.4% son menores de edad.

¿Qué es el voluntariado?

Es una acción voluntaria organizada por una organización sin ánimo de lucro, en la que de forma altruista y solidaria unas personas desarrollan actividades con otras personas o realidad social. Su fin es alcanzar una mejora en la calidad de vida o justicia social.

¿Qué aporta el voluntariado (beneficios)?

  • Aprender valores como la solidaridad y compartir.
  • Participar de forma activa en la sociedad.
  • Es una forma de conocer cómo viven otros menores, adultos o personas mayores. No todas las personas cuentan con los mismos recursos y apoyos. Puede ser en nuestro entorno más próximo o en otra parte del mundo.
  • Es una forma de conocer la labor social que llevan a cabo algunas entidades sociales.
  • Incrementa la sensibilidad y el sentido del compromiso hacia la sociedad.
  • Si se hace en familia (padres e hijos) ayuda a conocerse y estar más unidos.
  • Puede dar otro sentido a vuestra vida.

¿Cuáles son las normas y requisitos del voluntariado?

  • Libertad (es voluntaria).
  • Ser solidario (se hace para ayudar).
  • Entrega desinteresada de tiempo, capacidades y conocimientos.
  • Gratuidad del servicio que se presta.
  • Complementariedad: es compatible con otras actividades laborales.
  • Ser organizado por una entidad de voluntariado:
    • Que se ajuste al régimen jurídico exigido.
    • Que respete unas normas de funcionamiento interno.
    • Que tenga un programa de voluntariado.
    • Que cumpla criterios de eficiencia con miras a la optimización de los recursos.
  • No podrá suponer en ningún caso la sustitución o amortización de puestos de trabajo.
  • No discriminación de voluntarios por razón de nacionalidad, origen racial o étnico, religión, convicciones ideológicas o sindicales, enfermedad, discapacidad, edad, sexo, identidad sexual, orientación sexual o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.
  • A la hora de determinar quiénes son las personas destinatarias tampoco se puede establecer discriminación alguna. Debe ser accesible a personas con discapacidad, mayores y dependientes.
  • Para programas de voluntariado en la que las personas voluntarias tengan contacto habitual con menores la ley pide que el voluntario acredite "no haber sido condenado por delitos contra la libertad, indemnidad sexual, trata y explotación de menores". Para ello deberás aportar una certificación negativa del Registro Central de estos delitos (lo puedes pedir tú mismo o la propia ONG en tu nombre, con o sin certificado digital).
  • De todos modos, aunque no trabajes con menores, la ley también pide que el voluntario acredite "no tener antecedentes penales no cancelados por delitos especialmente graves en distintos ámbitos". Para ello deberás aportar una certificación negativa del Registro Central de estos delitos.

¿Qué tipos de voluntariado hay?

  1. Social.
  2. Internacional y de Cooperación para el Desarrollo.
  3. Ambiental.
  4. Cultural.
  5. Deportivo.
  6. Educativo.
  7. Socio-Sanitario.
  8. Ocio y tiempo libre.
  9. Comunitario.
  10. Protección Civil.

Puede hacerse en persona o a través de las nuevas tecnologías.

No es voluntariado: becas, contratos de colaboración social, ayuda a familiares, actividades que se hacen sin una entidad de voluntariado, ni los trabajos que se cobran.

¿Pueden los menores hacer voluntariado?

Sí. Podéis hacer una labor importante. Pero si tienes entre 12 y 18 años deben dar el consentimiento vuestros padres o tutores legales. Y además, si tienes entre 12 y 16 años, se tiene que valorar la actividad para saber que no va perjudicar tu desarrollo y formación integral.

El voluntariado que se fomenta desde niños favorece que os convirtáis en un futuro en adultos responsables y solidarios.

¿Cuáles son los derechos de los voluntarios?

Debéis estar bien informados de vuestra tarea. La entidad de voluntariado tiene por obligación tener un seguro y protección contra los riesgos de los voluntarios. Además de pagar vuestros gastos de voluntariado. Podéis recibir un carnet y también la certificación que reconozca vuestra tarea. Ha de contener datos personales, desempeño de la acción y una descripción de las tareas asumidas. Vuestros datos deben tratarse según la Ley de Protección de Datos. Además, se puede dejar de ser voluntario cuando se decida.

¿Cuáles son los deberes de los voluntarios?

Tendréis que cumplir las normas de actuación y seguridad de la entidad. Además de respetar los derechos de las personas destinatarias.

10 entidades de voluntariado...

Más información

  1. Voluntariado con menores: requisitos legales para personas voluntarias (descargalo en pdf aquí). Plataforma del Voluntariado de España.
  2. Guía Fácil: La ley del Voluntariado en cinco pasos (descárgalo en pdf aquí). Plataforma del Voluntariado de España.
Fecha de publicación: 26-05-2018 Autor/es: Palabras clave: voluntariadomenoresjovenesacción social

Bronquiolitis. Lo mejor es que esté bajo control

Sáb, 26/05/2018 - 23:17

La bronquiolitis es la infección respiratoria más frecuente en el invierno en los niños que tienen menos de un año. Esto lo saben bien los pediatras.

Os cuento que mi nieta tuvo una bronquiolitis. Ella no vive en España y me preocupaba que estaba malita y que yo, como pediatra, tenía que tranquilizar a sus padres. Sabía que casi todas las bronquiolitis son leves y podía darles mis consejos. Pero ellos viven lejos y son padres primerizos.

Así que yo desde mi casa hice el diagnóstico de bronquiolitis de mi nieta. Y pude ayudar a sus padres a hacer todo lo que hacía falta.

¿De qué va la bronquiolitis?

La bronquiolitis está causada por un virus. El más importante se llama Virus Sincitial Respiratorio. Casi siempre es algo leve. Puede tener más riesgo si el niño es prematuro, si tiene menos de 3 meses o si tiene alguna enfermedad importante del pulmón.

Para saber que un bebé tiene bronquiolitis no hace falta ninguna prueba. El diagnóstico se hace por lo que le pasa: tiene un catarro con tos y dificultad para respirar. Y si se le escucha el pecho se oyen ”pitos”.

A veces se toma una muestra de la nariz para saber si se tiene este virus. Esto se hace en épocas de epidemia (más frecuentes en los meses de frío). Pero da igual si se debe a otro tipo de virus. La bronquiolitis se trata siempre igual.

¿Cómo se trata?

Lo que hay que hacer es:

- Lavar la nariz muy frecuentemente con suero salino fisiológico.

- También hay que darle toda el agua que necesite. Para eso, le damos más veces de mamar. Y si toma biberón, los hacemos de menos cantidad y le damos mayor número de tomas.

- Y para que respire mejor ponemos al bebé en posición semi incorporada.

Hay que llevar el bebé al hospital: si le cuesta trabajo respirar, no quiere comer o tiene fiebre muy alta. A veces los tienen que ingresar para controlarlos mejor.

¿Se puede diagnosticar la bronquiolitis sin tener al lactante en la consulta?

Pues sí, se puede.

Cuando se puede controlar a un niño de cerca, como ocurre en nuestro país, si un niño tiene bronquiolitis hay que aconsejar a la familia sobre los síntomas que tiene que vigilar. Para que tengan claro cuales son los motivos para ir al hospital:

  • Si al respirar se le marcan las costillas. Esto es el famoso “tiraje”. O si para respirar usa la tripa.
  • Si respira muy deprisa.
  • Si tiene pitos o le suena “mucho” el pecho
  • Si tiene mal color: está pálido o los labios de color azul.
  • Si no quiere comer. O vomita mucho. O está muy decaído.

Ahora todos tenemos las tecnologías modernas, en el móvil u ordenador: cámara, Facetime, Skype, etc… Podemos observar a los lactantes aunque no estén cerca. Y así, los puede ver un pediatra. Se puede oír cómo respira y contar las veces que respira en un minuto. Sirve para orientar a los padres de lo que tienen que hacer. La mayoría de las veces bastará con que el niño esté en casa vigilado. En otras ocasiones habrá que decirle que tiene que ir al pediatra.

Recordad…

No hace falta ir al hospital porque un niño tenga una bronquiolitis. Su pediatra o un familiar pediatra les dará consejos. Además, en las urgencias del hospital se puede contagiar de otras enfermedades que no queremos.

La bronquiolitis es una enfermedad que se puede pasar en casa. Casi siempre es leve. No siempre hace falta ingresar al lactante. Los padres bien informados pueden manejar muy bien la situación.

En la bronquiolitis no sirven los antibióticos, los broncodilatadores, los corticoides o las medicinas para la tos y las flemas. A veces pueden ser peligrosos.

Bajo control...

*Y eso es lo que hice yo con mi nieta desde Madrid. Vigilar cómo respiraba vía Facetime, si lo hacía muy rápido, si tenía fiebre alta y si comía bien.

Como no se ponía bien aconsejé a mi hijo que fuera al pediatra. El pediatra los felicitó por haberlo hecho tan bien hasta ese momento. Les dijo que ya había pasado el riesgo y que podían seguir el control en su casa.

Fecha de publicación: 26-05-2018 Autor/es: Palabras clave: bronquiolitispitossibilanciasbronquitisvirusRecursos relacionados: Decálogo de la fiebreDecálogo de la tosDecálogo del asmaDecálogo del buen uso de los antibióticos

Decálogo para una Infancia Sin Humos

Sáb, 26/05/2018 - 21:21

¡Cuídate y protégeles!

1. El tabaco es la primera causa de muerte evitable. La exposición al humo del tabaco es un gran riesgo para la salud, sobre todo cuando se inicia en la infancia.

2. El embarazo y el tabaco son una mezcla peligrosa. El humo del tabaco afecta a los pulmones y al cerebro del bebé durante la gestación. Esto ocurre si la madre fuma o si vive en un ambiente de humo.

3. Los niños son especialmente vulnerables al humo del tabaco porque están en desarrollo y están más tiempo expuestos en casa.

4. Los hijos de fumadores tienen más infecciones respiratorias. Los que padecen asma lo controlan peor. Y tienen más riesgo de enfermedades del corazón y de las arterias.

5. El humo del tabaco sigue en el ambiente, aunque se ventile. Pasa de una habitación a otra. Se mete por todos los rincones. ¡Que tu casa y tu balcón sean un lugar libre de humos!

6. Dentro del coche no se debe fumar. El riesgo se multiplica por 20.  

7. Los niños aprenden del ejemplo de sus padres. Si fumas es difícil que entiendan que fumar no es bueno para su salud. Los hijos de fumadores fuman más cuando crecen que los demás. Si tú fumas, ellos fuman.

8. El tabaco engancha rápido. La edad media de inicio en el consumo son los 14 años. No te dejes engañar. ¡Esperamos que tu generación acabe con el tabaco!

9. Los cigarrillos electrónicos no sirven para dejar de fumar. Son una forma de atrapar a los jóvenes y tienen efectos perjudiciales.

10. Dejar de fumar es posible, si no puedes sin ayuda acude a tu centro de salud. Mejorará tu salud y será un gran regalo para ti y para tu familia.

Decálogo 'Infancia sin humos' (pdf descargable). Editado por la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) y disponible en ésta web Familia y Salud.

Puedes descargarte también pdf en otras lenguas:

*Y leer más en la sección 'Crecer sin tabaco' de nuestra web Familia y Salud.

Fecha de publicación: 26-05-2018 Autor/es: Palabras clave: tabacofumarhumofumador pasivoRecursos relacionados: Campaña contra el cigarro (Huevocartoon)

Mi hijo tiene una bacteria en el estómago, ¿qué significa?

Sáb, 26/05/2018 - 19:30

Si han detectado una bacteria en el estómago de su hijo, seguramente se trate del Helicobacter pylori. Su presencia no siempre significa que cause daño en la pared del estómago. Hay bacterias con capacidad de dañar y otras no: depende de la genética de la bacteria, de la del paciente y de otros factores del ambiente (nutrición, lugar donde se vive…).

La mayor parte de los pacientes con buena inmunidad pueden eliminar esta bacteria sin sufrir daño.

¿Por qué es importante esto?

El Helicobacter pylori puede producir gastritis (inflamación) y úlcera digestiva (daño en la pared del estómago) cuando se trata de las formas dañinas. También se ha visto que en adultos puede favorecer la aparición de cáncer de estómago o dañar el sistema de defensa del mismo.

Si mi hijo tiene dolor de barriga ¿puede ser por el Helicobacter?

Generalmente, el dolor abdominal en los niños no se relaciona con la infección por Helicobacter. La mayor parte de las veces será un problema funcional (sin que haya una enfermedad de base) y no habrá que tratar. En el caso de que los médicos decidan hacer pruebas, probablemente estudiarán otras causas de dolor abdominal.

Se estudiará la presencia de esta bacteria si no se encuentra el origen del dolor abdominal y el niño tiene clínica digestiva muy típica: vómitos y dolor en la boca del estómago o alrededor del ombligo con o sin náuseas.

También se buscará esta bacteria en caso de anemias que no mejoran con los tratamientos. O si los padres han tenido un cáncer de estómago. 

Si es una infección ¿cómo se contagian los niños?

La bacteria puede eliminarse por las heces. También se cree que a través de la saliva.

Suele afectar a niños de más de 6 años de edad.

Si en la familia hay algún adulto que sufra esta infección, el niño puede contagiarse. Pero, sólo se estudiaría la presencia del Helicobacter si el niño tiene síntomas. Si el niño está bien, no debe estudiarse.

¿Qué pruebas harían a mi hijo para saber si tiene esta infección?

Hay métodos sencillos como pruebas en heces, analíticas y el llamado 'test del aliento'. Este consiste en tomar, tras unas horas de ayuno, un preparado especial y soplar por un aparato que mide si el paciente ha estado en contacto con la bacteria.

Si estas pruebas están alteradas y el niño tiene problemas digestivos serios habría que realizar pruebas más agresivas, como la endoscopia. En este caso hay que dormir al niño para poder ver a través de un tubo especial la pared del estómago y coger unas muestras. Después, estas muestras se analizan para ver si hay mucho daño en el estómago o el intestino, y si tienen la bacteria. Las endoscopias se hacen cuando los niños tienen problemas digestivos importantes que hagan sospechar úlcera de estómago.

¿Qué tratamiento tiene esta infección?

La recomendación actual es el tratamiento con tres o cuatro fármacos durante 14 días: dos o tres antibióticos y un protector de la mucosa digestiva.

Para saber si la infección se ha resuelto deben repetirse las pruebas no invasivas (test del aliento, pruebas en heces), entre las 4 y las 8 semanas después del tratamiento.

Como norma, los síntomas mejoran claramente con el tratamiento y sin complicaciones importantes. Los niños pueden llevar una vida normal. Y por supuesto, no debe dejar de ir al colegio.

Mejor, te lo resumimos aquí... (descarga la Infografía en pdf)

Información adicional

Descárgate la presentación con los PUNTOS CLAVE: 

Fecha de publicación: 26-05-2018 Autor/es: Palabras clave: dolor de estómagogastritisúlcerahelicobacter pyloridolor abdominal

Mi hijo es epiléptico: ¿puede hacer deporte?

Lun, 21/05/2018 - 19:34

La epilepsia es una enfermedad cerebral frecuente en los niños. El tratamiento puede ser muy diverso. Hacer actividad física puede mejorar su calidad de vida.

¿Es recomendable hacer deporte si mi hijo es epiléptico?

SÍ. Hacer deporte aporta muchos beneficios a los niños. Mejora la salud física y mental. Mejora la integración social, disminuyendo los prejuicios de la enfermedad.

¿Puede mi hijo hacer deporte independientemente del tipo de epilepsia que tenga?

En general, . No debe restringirse el ejercicio en niños con epilepsia controlada.

En caso de mal control, se puede evaluar, junto a su pediatra, el tipo de ejercicio a realizar para evitar riesgos.

¿Qué tipo de deporte es más recomendable realizar cuando se padece epilepsia?

La mayoría de los deportes son seguros para niños con epilepsia. Un niño con epilepsia puede realizad cualquier tipo de deporte que le guste, incluidos los deportes de contacto como el fútbol o el baloncesto.

Los deportes acuáticos y la natación son seguros si las convulsiones están bien controladas y hay supervisión.

Se pueden realizar deportes en los que exista altura, tales como gimnasia, escalada en roca o paseos a caballo, pero con supervisión.

No se recomiendan los deportes como el ala delta o paracaidismo, el buceo o la escalada libre. Presentan un riesgo de lesiones graves si se presentara un episodio epiléptico.

¿Debe mi hijo tener alguna precaución a la hora de hacer deporte?

La mayoría de los deportes son seguros para los niños epilépticos. Es importante que la epilepsia esté controlada y que la medicación se tome correctamente. Siempre se debe informar a los entrenadores.

Se recomienda que esté bien hidratado y que haya comido al menos dos horas antes de realizar el ejercicio. Que no presente fiebre. Se aconseja evitar bebidas con cafeína, porque pueden facilitar la aparición de crisis.

¿Influye el deporte en el control de las crisis epilépticas?

Sí. Según estudios recientes, la realización de deporte disminuye el número de crisis y tiene efectos neuroprotectores y antiepilépticos.

¿Cuanto tiempo debe esperar mi hijo tras presentar una crisis para empezar a realizar deporte?

Si tu hijo acaba de presentar una primera crisis y ésta ha sido con pérdida del conocimiento, lo más aconsejable es esperar dos o tres meses para realizar ejercicio. Lo mismo si ha necesitado cambios de medicación cuando las crisis están mal controladas.

En niños donde las crisis no suponen pérdida de conocimiento, las crisis ocurren durante el sueño o que llevan más de 6 meses sin presentar crisis de cualquier tipo, no necesitan modificar su estilo de vida ni evitar la realización de deporte.

Descárgate la presentación con los PUNTOS CLAVE: 

Fecha de publicación: 21-05-2018 Autor/es: Palabras clave: deporteactividad físicaepilepsia

¿Qué lleva la cocaína? Algunos riesgos de su consumo

Lun, 07/05/2018 - 18:39

¿Qué es la cocaína?

Es una sustancia elaborada mediante procesos químicos a partir de la planta Erythoxylon coca. Se trata de un arbusto originario de los Andes, lugar donde desde hace siglos se mascan sus hojas por sus propiedades alimenticias y estimulantes.

Hay que saber que la cocaína tiene un alto potencial adictivo. Su consumo habitual en adolescentes es poco frecuente (aunque de alto riesgo). Es más típica de adultos jóvenes (o adultos directamente).

¿Cómo se fabrica?

Se extrae de las hojas de coca, pero con unos medios y unas condiciones que se asemejan poco a las de un laboratorio farmacéutico. La toxicidad de algunas de las impurezas derivadas de estos procesos clandestinos de producción aumentan los riesgos que ya tiene el consumo de cocaína.

En muchos casos, lo que hacen los traficantes es añadir algún compuesto distinto para así obtener mayores beneficios económicos. Esto se llama adulterar, “manosear” o “cortar” la coca. Pero así, se incrementan los riesgos que tiene para la salud.

La creencia de que la coca debe estar “cortada” para rebajar sus efectos porque el consumo de cocaína “pura” es más peligroso es totalmente falsa.

¿Cuáles son los riesgos de los adulterantes que puede contener la cocaína?

Datos obtenidos de Energy Control*.

Levamisol. Simula los efectos estimulantes de la coca.

Potentes efectos tóxicos. Fármaco veterinario que se usa como antiparasitario. En humanos daña el sistema inmunológico. Produce una gran bajada de los glóbulos blancos, células que intervienen en la defensa contra sustancias extrañas e infecciones en nuestro cuerpo. 

​- Fenacetina. Se añade como adulterante para mejorar el aspecto de la coca y para potenciar su sabor amargo.

Fármaco para el dolor. Está retirado del mercado español por su toxicidad. Puede dañar los glóbulos rojos que son las células de la sangre que transportan el oxígeno a los tejidos del cuerpo. También es tóxico para el hígado. 

​- Anestésicos locales (procaína, tetracaína, benzocaína, lidocaína). Se añaden para simular la insensibilidad gustativa debido a la acción anestésica local que tienen las cocaínas de gran pureza.

Los riesgos son proporcionales a la cantidad que se tome. A nivel del SNC pueden aparecer episodios de descoordinación. A nivel del sistema cardiovascular pueden causar hipotensión, pudiendo llegar al paro cardiaco. 

​- Paracetamol. Se usa para potenciar el sabor amargo.

Es tóxico para el hígado en altas dosis. No se debe mezclar con alcohol. 

​- Cafeína. Simula los efectos estimulantes de la coca.

Potencialmente adictiva. Puede ocasionar úlceras gástricas.   

¿Cuáles son los riesgos?

Aunque la mejor forma para no tener problemas con las drogas es no tomarlas, la persona que quiere libremente consumirlas debe tener en cuenta que es una conducta con riesgos para la salud. Estos a veces son reversibles, pero en algunos casos pueden ser irreversibles.

Desde la perspectiva de reducir riesgos, hay que tomar en consideración unas recomendaciones básicas:

1. Adoptar medidas higiénicas en los consumos intranasales (esnifar). No compartir el “rulo” con el que se esnifa la cocaína. Es conveniente que sea personal e intransferible para evitar posibles contagios o infecciones.

2. Tener cuidado con el consumo de cocaína durante un periodo de inestabilidad personal. Querer contrarrestar los problemas personales consumiendo una sustancia con un alto poder adictivo y de carácter intenso puede llevar a “enganches” rápidos sin que la persona sea consciente. La cocaína produce una gran dependencia psicológica.

3. Cuando su uso pasa a contextos de mayor normalidad (trabajo, estudios…), ligados al día a día, es más probable que su consumo se empiece a descontrolar, con el riesgo de convertirse en el elemento central de la vida de la persona.

4. Evitar el policonsumo. La asociación más común es la de cocaína con alcohol. Esta mezcla da lugar a la síntesis hepática de cocaetileno, un metabolito tóxico. Además, mezclar cocaína con alcohol intensifica los consumos de ambas sustancias dados sus efectos contrarios (la cocaína es un estimulante y el alcohol un depresor). Es muy común entrar en un bucle que aumenta su consumo. “Necesito una raya para quitarme el pedo”. “Ahora que me he despejado me pido otra copa”.

5. Evitar el uso de dosis elevadas. Puede dar un cuadro de psicosis tóxica. Produce una pérdida de contacto con la realidad con ideas paranoides o alucinaciones visuales y/o auditivas. También se puede dar en personas que son consumidoras esporádicas.

6. Antes de consumir asesorarse por profesionales que tengan información veraz y contrastada. Si es posible, acudir a un servicio de análisis para saber cuál es la composición de la sustancia que se va a consumir y los riesgos que conllevaría el consumirla. Acudir a servicios como los de Energy Control es una buena opción para cubrir estas necesidades.

7. Tener en cuenta que los riesgos de consumir cualquier droga son mayores cuanto menor sea la edad de inicio. Tanto por factores neurobiológicos (desarrollo del SNC) como psicosociales (personalidad más inmadura, dificultad para tomar decisiones responsables, sentimiento de invulnerabilidad, etc.)

Recordad: Las drogas no se meten solas en los cuerpos. Su uso es exclusivamente responsabilidad de la persona que consume o que decide no consumir.

*Energy Control

Es un proyecto de reducción de riesgos de la ONG ABD - Asociación Bienestar y Desarrollo. Nuestro ámbito de actuación es estatal y contamos con delegaciones en las Comunidades Autónomas de Cataluña, Madrid, Islas Baleares y Andalucía.
Somos un colectivo de personas que, consumidoras o no, nos sentimos preocupadas por el uso de drogas que se da en los espacios de fiesta y en la sociedad. Desarrollamos estrategias de Gestión de Placeres y Riesgos, ofreciendo información, asesoramiento y formación sobre drogas con el fin de disminuir los riesgos de su consumo.

Para más información

Infodrogas. En esta sección encontrarás información relativa a diferentes sustancias psicoactivas: Cocaína.

Información sobre Cocaína y Reducción de Riesgos.

Folleto "Cocaína" 

Prospecto "Cocaína" 

CocaCheck Poster 

Fecha de publicación: 7-05-2018 Autor/es: Palabras clave: cocaínadrogasadulterarconsumo

¿Mi hijo puede tener un asma grave?

Sáb, 05/05/2018 - 20:22

Los pilares básicos para un buen control del asma son estos:

Y si hay una mala evolución de la enfermedad estos pilares se deben evaluar cuidosamente.

Si la evolución de un niño con asma no es buena, hay que valorar qué aspectos del ámbito familiar se deben tener en cuenta en. El asma no es una situación estática. Puede cambiar a lo largo de meses o años.

La gravedad del asma se valora en la primera consulta y, después, en las sucesivas consultas de control. Este indicador trata de conseguir el tratamiento más adecuado para el control de los síntomas y las crisis de asma.

Es importante evaluar si existe un asma no controlada. Habrá que identificar la causa de esa falta de control o si se trata de un asma grave que precisa un tratamiento diferente.

¿Cuáles son los síntomas que nos hablan de que el asma no está bien controlado?

Para hacer más fácil la evaluación de los síntomas hay unos cuestionarios especí­ficos, con preguntas que son simples. Por ejemplo:

  • “¿Ha tenido síntomas de asma durante el día o por  la noche?”
  • “¿Ha tenido que usar más dosis de inhaladores de las recomendadas?”
  • “¿Ha tenido alguna crisis, o ha precisado acudir a servicio de Urgencias o ingresar en el hospital por el asma?”
  • “¿Ha tenido que dejar de hacer alguna actividad como el deporte por causa del asma?”

Uno de ellos es el cuestionario 'Control del Asma en el Niño (CAN)' (que puedes descargar en formato pdf). Tiene una versión para niños de 9 a 14 años (descarga pdf) y otra para padres (niños de 2 a 8 años) (descarga pdf).

¿Qué hay que tener en cuenta para controlar los desencadentantes ambientales?

Es muy importante saber los factores que contribuyen al mal control del asma, a aumentar la reactividad bronquial y a una menor respuesta a los corticoides inhalados que son el tratamiento de base de elección. (Budesonida, Fluticasona). Así ocurre cuando un niño sensibilizado está expuesto de froma repetida a alérgenos ambientales como: ácaros del polvo, polen, el epitelio de gato o perro, hongos entre otros. También con la exposición al humo de tabaco o la contaminación atmosférica,

Si estos factores se combinan con una infección viral respiratoria es más fácil que se desencadenen crisis asmáticas graves.

En cuanto al tratamiento, ¿cuándo se habla de un asma grave?

Puede exitir un 'Asma Grave No Controlada' en niños mayores de 5 años con crisis agudas, con o sin síntomas entre las crisis a pesar de un tratamiento correcto con corticoides inhalados a dosis altas, y que hayan tenido en el año previo al menos una de estas situaciones:

1) Un ingreso en una unidad de cuidados intensivos 

2) Dos ingresos hospitalarios que requieran tratamiento intravenoso o

3) Dos ciclos de corticoides orales por crisis de asma.

Los casos de 'Asma Grave No Controlada' no superan el 5% de todos los niños asmáticos. Pero necesitan el doble de recursos directos (medicación, visitas a urgencias, hospitalizaciones) e indirectos (faltas escolares, días de trabajo perdidos por los padres, etc.)

¿Hay enfermedades que pueden empeorar la evolución del asma?

Sí. Es muy importante identificarlas y tratarlas bien.

El control de enfermedades como: rinitis, sinusitis, obesidad, enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), apnea obstructiva del sueño, disfunción de cuerdas vocales son importantes para una mejor evolución del asma.

¿Hay factores de riesgo para tener un asma grave?

Hay situaciones que pueden favorecer que un asma evolucione mal:

  • Problemas psicológicos o socioeconómicos importantes.
  • Exposiciones: humo del tabaco, a alérgenos en caso de estar sensibilizado.
  • Ingreso en cuidados intensivos por asma en alguna ocasión.
  • Una o varias crisis graves en los 12 últimos meses.

La presencia de uno o más de estos factores aumenta el riesgo de sufrir empeoramiento o crisis, aunque los síntomas inicialmente estén bien controlados

Si el tratamiento del asma se sigue adecuadamente según las pautas que ha enseñado el pediatra, neumólogo o alergólogo, con una técnica de inhalación correcta y un buen control de los factores que agravan los síntomas, se puede lograr en la mayoría de los casos un buen control del asma.

Se debe llevar un buen seguimiento de la evolución para detectar signos de mal control.

Lecturas recomendadas

  1. Guia Española de Manejo del Asma para pacientes. Una guía que informa sobre aspectos diagnósticos, aerosolterapia y tratamiento de la enfermedad en niños y adultos.
  2. Web RESPIRAR. Portal para familias. En esta sección se responde a las preguntas que plantean con más frecuencia los padres de niños con asma.
  3. Decálogo del asma. En él, de forma breve, se presenta información sobre la naturaleza del asma, sus síntomas, factores que la desencadenan, bases para el diagnóstico, pistas para un correcto tratamiento en el que la responsabilidad para el control es compartida entre el pediatra, el paciente y sus padres. 
Fecha de publicación: 5-05-2018 Autor/es: Palabras clave: asmaasma gravesíntomascontrolfactores de riesgoRecursos relacionados: Decálogo del asmaRespirar - Portal de FamiliasEl asma en la infancia y adolescenciaEl asma en casa. Documento para padresMi asmaAsmaCecilia controla su asmaUn fantasma con asma

Cortar el pelo al bebé hace que lo tenga más fuerte

Sáb, 05/05/2018 - 18:23
MITO O REALIDAD:
  • Cortar el pelo al bebé hace que lo tenga más fuerte”

Se piensa que...

Si se corta el pelo al bebé hace que su cabello le crezca más fuerte. Pero esto, ¿tiene algún fundamento?

Debes saber que….

Unos niños nacen con más pelo que otros. Durante los primeros meses el pelo se suele caer dejando calvitas en la zona de apoyo de la cabeza. Pero después vuelve a salir.

Ni cortando ni afeitando el pelo se consigue que el pelo salga más grueso.

Puede cortarlo o no dependiendo de sus preferencias. Habitualmente se trata de algo estético o de buscar la comodidad para el bebé en el periodo de calor. Si quiere ver a su hijo calvito o es la época de calor, pues se lo corta. Pero si prefiere verlo largo o es la época de frio, no tiene más que dejarlo crecer. Salvo que por razones de dermatitis en el cuero cabelludo sea aconsejable tenerlo más corto. En estos casos será su pediatra o dermatólogo quien se lo aconseje.

Por tanto, puede cortarle el pelo en el momento que crea oportuno. Pero debe hacerlo con cuidado, porque a veces los niños se mueven de forma brusca. Puede hacerlo con tijera o con máquina de cortar el pelo. Pero procure no acercarse demasiado a su cabeza, para evitar heridas o cortes. Tampoco friccione demasiado.

 

Fecha de publicación: 5-05-2018 Autor/es: Palabras clave: cabellopelobebé

¿Por qué hay que cumplir los tratamientos?

Sáb, 05/05/2018 - 18:17

Seguir las instrucciones de su pediatra a la hora de dar los medicamentos es muy importante. Es la forma de conseguir la mejoría que se espera con ellos.

Es importante antes de iniciar el tratamiento…

  • Avisar al médico sobre alergias, enfermedades y otros tratamientos que tome el niño.
  • Salir de la consulta con las normas de administración claras y por escrito: cantidad, intervalo entre tomas, como tomarlo, cuanto tiempo, etc,..
  • Si surgen dudas después, se debe consultar con el médico que recetó el tratamiento.
  • No usar los medicamentos que se han utilizado en otros momentos o para otras personas.
  • En los niños, la cantidad que se administra (dosis) cambia según la edad, el peso y el tipo de enfermedad que quiera tratarse. A veces debe modificarse si el paciente presenta alguna enfermedad del riñón o el hígado, por ejemplo.
  • Un mismo medicamento se puede administrar de varias formas dependiendo de la intensidad de los síntomas o de la enfermedad para la que se estén utilizando.

¿Por qué es importante cumplir bien los tratamientos?

  • Para lograr lo que buscamos con su uso: mejorar los síntomas y/o curar la enfermedad del niño.
  • Por seguridad. Se trata de evitar o disminuir que se puedan producir efectos secundarios o tóxicos si se administran dosis más altas o con más frecuencia que la debida.

¿En qué consiste cumplir bien un tratamiento?

Fundamentalmente consiste en:

  • Dar la dosis que nos diga el pediatra. Si damos menos, no va a mejorar y si se administra mucho puede dar lugar a efectos tóxicos.
  • Respetar el tiempo que debe pasar entre las dosis. Si se adelantan las dosis puede producirse toxicidad. Si se retrasan demasiado, disminuye su eficacia.
  • Hay que saber la forma en que se debe tomar y cómo actúa el medicamento. Esto es especialmente importante en algunos casos. Por ejemplo, en el caso de usar cámaras y dispositivos de inhalación o con las inyecciones. En estos casos los profesionales sanitarios (médicos, enfermeras) enseñarán y supervisarán la forma de administración.
  • Completar todo el tratamiento. Si se suspende antes de lo necesario, puede ser que no haya mejoría. Y darlo más tiempo del indicado, aumenta el riesgo de efectos adversos.
  • Se debe preparar bien. Hay que respetar la proporción en que debe realizarse la mezcla.
  • Los medicamentos se deben conservar de forma correcta. Algunos medicamentos pueden perder su efecto si se exponen al calor o al sol. 

¿El paciente o la familia pueden notar algún efecto cuando un tratamiento no se cumple bien?

Depende del tipo de medicamento y de para qué se emplee.

Se pueden distinguir varios tipos de medicamentos según para que se utilizan:  

  • Para mejorar los síntomas o malestares
  • Para curar una enfermedad de corta evolución
  • Para tratar enfermedades crónicas

- Para tratar síntomas como el dolor o la fiebre, solo hace falta dar el medicamento cuando aparecen éstos. Se debe respetar el intervalo mínimo entre las dosis. No hace falta continuar si el síntoma desaparece. La mejoría suele ser rápida.

- Para curar las enfermedades agudas (amigdalitis, conjuntivitis) hay que dar el medicamento durante el tiempo que indica el médico. Por ejemplo, 10 días para las amigdalitis por bacterias. Si se suspende antes, puede que la infección no se cure. Y si se mantiene más tiempo ya no aporta ningún beneficio y sí hay riesgo de efectos adversos como diarrea o aparición de resistencias bacterianas.

- Cuando se están tratando enfermedades crónicas, el efecto de los medicamentos no es inmediato. Es a medio o largo plazo. Por ejemplo, prevenir el rechazo en pacientes trasplantados o evitar crisis de asma. Puede que la familia no relacione la mejoría con el momento de tomar el fármaco. Pero si el tratamiento no se cumple bien pueden producirse problemas importantes. En estos casos la familia tiene que saber lo importante que es cumplir el tratamiento aunque no noten ningún efecto inmediato. 

En algunas enfermedades crónicas sí que se nota un efecto rápido, inmediato o en horas. Y si no se cumple el tratamiento, pueden ocurrir efectos muy graves, incluso muerte. Esto ocurre por ejemplo en la diabetes y la administración de insulina.

¿Qué hacer cuando existen dudas sobre el tratamiento? ¿Pueden resolverse consultando el prospecto?                   

Lo ideal es salir de la consulta con las normas de administración claras y por escrito. Deben especificar la cantidad, intervalo entre tomas, modo de administración, etc,.. El prospecto que acompaña a todos los medicamentos puede resolver alguna duda. Pero no hay que olvidar que incluye información general. No va dirigida a un paciente concreto. Es mejor consultar con el médico que prescribió el tratamiento.

¿Hay trucos para que los niños se tomen mejor los medicamentos?

Si la edad del niño lo permite, debe explicársele por qué debe tomar sus medicinas y razonar con él.

Se pueden usar jeringas, vasitos o tetinas especiales.

Antes de mezclar medicamentos con alimentos o líquidos hay que saber si no pierden el efecto con la mezcla o por la temperatura a la que esté. En todo caso, solo se debe mezclar con una muy pequeña cantidad para saber si se ha tomado o no la dosis adecuada.

¿Qué hacer si aparecen efectos adversos?

Ante cualquier efecto inesperado debe consultarse con un servicio médico.

¿Qué hacer si se administra una cantidad excesiva de un medicamento?

Debe consultarse con Instituto Nacional de Toxicología. El teléfono es 91 562 04 20. Está disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Hay que evitar la toma accidental de los medicamentos. Para ello, se guardarán en lugares donde los niños no puedan cogerlos. Usar envases con cierre de seguridad. Hay que evitar que los niños los usen como juguetes.

¿Qué hacer con los restos sobrantes de medicamentos?

Los medicamentos no deben tirarse a la basura, al WC ni a otras cañerías. Pueden dañar el medio ambiente. Deben eliminarse a través del punto SIGRE que está en las farmacias.

Descárgate la presentación con los PUNTOS CLAVE: 

Fecha de publicación: 5-05-2018 Autor/es: Palabras clave: medicamentosmedicinasfármacosRecursos relacionados: Decálogo del buen uso de los antibióticos

Nuestros amigos

Mar, 01/05/2018 - 21:19
  • Nuestra web
    • Queremos destacar en esta sección a todas aquellas entidades, grupos o personas que de forma desinteresada tienen nuestro logo y enlace a Familia y Salud en sus páginas webs o blogs. Contribuyen de esta forma a promocionar y divulgar nuestra Web en Internet.

      También, a las entidades y grupos de trabajo que colaboran con nosotros, participando en contenidos de la Web.

      Si estás entre ellas y no estás en esta página, ponte en contacto con nosotroshttp://www.familiaysalud.es/contacto.

      GRACIAS a todos por formar parte de este gran proyecto de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) llamado Familia y Salud. 

      Equipo Editorial Familia y Salud

      Fecha de publicación: 1-05-2018

¡Vamos a la compra!

Mar, 01/05/2018 - 20:37

Ahora que soy abuela me acuerdo de la mía cuando pienso ¿qué ponemos hoy para comer? Ella tenía un menú para cada día de la semana: los lunes lentejas, los martes pollo con ensalada… y los domingos ¡paella! Nos encantaba ir a comer a su casa. Y ahora me encanta cuando viene mi nieto a casa y me pregunta: Abu ¿que hay hoy de comer?

Sin embargo, a nuestros hijos, hoy padres, les falta tiempo para todo. Para hacer la compra y para preparar las comidas. A veces se abre la nevera y cada persona se sirve lo que hay. Sin pensar si es lo más sano.

También ha cambiado el modo de comprar. Se va menos al mercado y más a grandes almacenes. Se hacen compras grandes. Buscamos productos que puedan ser guardados y consumidos varios días o semanas más tarde. Ya no compramos fruta y verduras frescas porque se pueden echar a perder. Lo compramos envasado que se conserva más tiempo.

A veces pensamos que perdemos el tiempo cuando nos ponemos a cocinar. Nos dicen que nuestra vida es más fácil si compramos alimentos ya preparados. Hay muchos en las tiendas. Es fácil comprarlos.

Los alimentos que se preparan en las fábricas pueden ser malos para la salud. Se les pone grasas “de las malas” para que duren más y estén más ricos. Son las grasas “trans o saturadas”. Estas grasas son malas para el corazón y las arterias. También se les pone más sal y azúcar. Esto es malo para el corazón.

La publicidad nos "bombardea" con miles de mensajes. Es difícil decir que no. Quieren que compremos sin tener en cuenta nuestra salud. 

¿Cómo nos podemos organizar para comprar mejor?

Hay una experta que se llama Dra. Panisello y le tenemos que hacer mucho caso (Leer: 'Consejos para una buena compra'). Ella dice que lo más importante es hacer un plan para escribir la lista de la compra. Se siguen tres pasos.

Antes de ir a la compra:

  • Tener pensados menús para toda la semana y para toda la familia. Que sean sanos. Y también el desayuno y la merienda.
  • Hacer una lista de los ingredientes.
  • Hacer la lista de la compra a medida que se acaben los productos en la casa.
  • Ir a comprar sin hambre. Se compra más si tenemos hambre.
  • Llevar las gafas porque hay que leer las etiquetas con los ingredientes.

Durante la compra:

  • Hay que comprar los alimentos frescos: las verduras, las hortalizas y la fruta. Así tomamos muchas vitaminas y otros productos que son buenos para la salud. Sale más barato. Es mejor comer una pieza de fruta y una ensalada o verduras al vapor. Los zumos de frutas y los preparados de verduras no son sanos.
  • Mejor no compres alimentos preparados. Y hay que mirar los ingredientes. Que tengan aceite de oliva. Fíjate también en la cantidad de azúcar y de sal. No compres los que llevan grasas saturadas o las grasas “trans”. Los que llevan aceite de girasol, de soja o de maíz también hay que tener cuidado.
  • Mira la fecha de caducidad o de consumo preferente.

Al terminar:

  • Revisar que hemos comprado todo lo de la lista. Y que hemos hecho muy pocas excepciones.
  • Mira el carrito de la compra. Debe tener:
  1. Muchas verduras, frutas y hortalizas. Que sean de muy diferentes colores. Cada color se corresponde con una vitamina.
  2. Legumbres y pescado. Es muy bueno el pescado azul y blanco.
  3. Leche y yogures. Mejor los que tienen menos grasa.
  4. Poca carne. La mejor carne es la carne blanca que está en el pollo, el pavo y el conejo.
  5. Pan integral
  6. Alguna conserva al natural o en aceite de oliva
  7. Casi ningún alimento preparado

Y un último consejo...

Lleva una cesta a la compra. Así gastamos menos bolsas de plástico. Es lo mejor para el mundo que le queremos dejar a nuestros hijos y nietos.

Fecha de publicación: 1-05-2018 Autor/es: Palabras clave: alimentoscesta de la compramenú saludablealimentaciónRecursos relacionados: Decálogo de la alimentación

¡Familias más sanas con las infecciones a raya!

Mar, 01/05/2018 - 13:14

Cuando estamos enfermos o lo están nuestros hijos acudimos al médico o pediatra para que nos examine y nos indique el tratamiento adecuado a nuestros síntomas. En el caso de las enfermedades infecciosas nos mandarán antibióticos en algunos casos. En muchos otros nos dirán que no hacen falta, porque se tratarán de infecciones por virus. Lo que siempre nos indicarán son medidas para aliviar el malestar. Estas son la toma de analgésicos, antitérmicos, beber líquidos frecuentes y descansar, esperando que nuestras defensas acaben con la infección.

Sin embargo, hay algo que se nos olvida: “Podemos prevenir las infecciones”. Las vacunas son un ejemplo de ello. Pero no hay vacunas para todas las infecciones. Hablamos de medidas de higiene y convivencia que pueden evitar que enfermemos o que la infección se extienda a más personas.

¿Por qué es importante protegerse frente a las infecciones?

¡Porque los microbios están en todas partes!

Pueden llegar a las manos y a los objetos que tocamos a lo largo del día.

Con frecuencia, las personas nos tocamos los ojos, la nariz y la boca sin darnos cuenta. Los microbios pueden entrar al cuerpo a través de estos lugares y producir enfermedades.

Es más, los microbios que están en las manos sin lavar pueden llegar a los alimentos y las bebidas cuando las personas los preparan o los consumen. De esta forma pueden multiplicarse y hacernos enfermar.

También esos microbios los podemos transferir a otros objetos, como pasamanos, mesas, juguetes… y luego, a las manos de otra persona.

¿Cómo podemos protegernos?: Lavado de manos

Las infecciones se transmiten por vía aérea (gotitas de saliva, de secreciones respiratorias, a través de la tos, el estornudo, al hablar) y/o por contacto. Este contacto puede ser directo con fluidos orgánicos (secreciones respiratorias, orina, sangre, heces, de heridas…) o a través de objetos contaminados (juguetes, mesa, utensilios,…). Lavar las manos con agua y jabón es la medida más importante y eficaz para mantener los microbios a raya. Así podemos evitar enfermar nosotros mismos y no transmitir la infección a quienes nos rodean. A pesar de ser una medida tan sencilla muchas personas no lo hacen.

Los estudios han mostrado que lavarse las manos puede prevenir:

  • 1 de cada 3 diarreas
  • 1 de cada 5 infecciones respiratorias, como el resfriado o la gripe.

¿Cuándo debemos lavarnos las manos?

  • Antes, durante y después de preparar alimentos.
  • Antes y después de comer.
  • Antes y después de atender a alguien que está enfermo.
  • Antes y después de tratar heridas o cortaduras.
  • Después de usar el baño.
  • Después de cambiar pañales o limpiar a un niño que haya ido al baño.
  • Después de sonarse la nariz, toser o estornudar, y tras limpiar los mocos a un niño pequeño.
  • Después de haber tocado animales, su alimento o sus excrementos.
  • Después de tocar la basura.

¿Dónde debemos hacerlo?

Lavarse las manos es algo fácil que podemos hacer en muchos lugares: nuestra casa, lugar de trabajo, guarderías, escuelas, lugares públicos. Y por supuesto, en los centros sanitarios.

¿Cuál es la forma correcta de lavar las manos?

  1. Mojar las manos con agua corriente limpia (tibia o fría) y enjabonarlas.
  2. Frotar las manos con jabón, formando espuma.
  3. Restregar todas las superficies, incluidos los dedos, entre los dedos, debajo de las uñas, las palmas y el dorso de las manos. Durante al menos 20 segundos. ¿Necesitas un reloj? Tararea dos veces la canción “Cumpleaños feliz”.
  4. Enjuagar las manos con agua corriente limpia.
  5. Secar las manos con una toalla limpia o al aire.

Si no hay agua y jabón disponibles, se puede usar un desinfectante de manos a base de alcohol que contenga como mínimo un 60% de alcohol. Pero debemos recordar que esto no sustituye al agua y el jabón. No hay nada mejor que el agua y el jabón para eliminar la suciedad visible.

Aquí tienes un video explicativo sobre la importancia de lavarse las manos con agua y jabón: Acabe con los microbios. ¡Lávese las manos! (Fuente: Centers for Disease Control and Prevention). 

¿Cómo es que lavarse las manos ayuda a combatir la resistencia a los antibióticos?

La resistencia a los antibióticos ocurre cuando las bacterias resisten los efectos de un antibiótico; es decir, los gérmenes no mueren y continúan creciendo. Las enfermedades causadas por bacterias resistentes a los antibióticos son más difíciles de tratar.

El solo hecho de usar antibióticos puede crear resistencia a los mismos. Así al evitar las infecciones, con el lavado de manos y otras medidas, disminuimos la cantidad de antibióticos que tenemos que usar reduciendo las probabilidades de que se cree resistencia.

¿Y cuándo convivimos con alguien enfermo?

Cuando cerca de nosotros hay alguien enfermo nos puede transmitir la infección. Por tanto, especial atención en caso de:

  • Conjuntivitis. Lavado de manos fundamental, antes y después de aplicar el colirio. No compartir utensilios de aseo.
  • Diarrea. Lavado de manos fundamental después de cambio de pañal, o de lavar al niño. No compartir utensilios de mesa, ni de aseo.
  • Infecciones respiratorias (catarro, gripe, bronquiolitis). Lavado de manos después de sonarse o hacer lavados nasales, toser frente a un pañuelo (no en la mano -leer 'Rap de la tos y el codo'). Lavado de superficies, mesa, juguetes. No compartir utensilios. Minimizar el contacto con otros miembros de la familia, sobre todo los más vulnerables (niños pequeños, embarazadas, ancianos y enfermos).
  • Infecciones con lesiones en la piel. Lavado de manos, no frotar las lesiones, uñas cortas y limpias, no compartir ropa de aseo.
  • Enfermedades producidas por parásitos (lombrices). Lavado de manos tras usar el baño, uñas cortas y limpias, no mordérselas. Extremar higiene a la hora de manipular alimentos. Manejo adecuado de los excrementos de las mascotas.

¿Quién debe hacerlo?

Todos debemos implicarnos: padres, cuidadores, niños, maestros, profesionales sanitarios y la sociedad en su conjunto.Sería oportuno incluir estos hábitos en nuestra vida: ¡Haciendo, Enseñando y Supervisando! Fecha de publicación: 1-05-2018 Autor/es: Palabras clave: infeccioneslavado de manosvacunasprevencióncuidadosRecursos relacionados: Decálogo de la fiebreDecálogo de las vacunasDecálogo del buen uso de los antibióticos

Si tienes diabetes, ¿qué pasa con tu bebé?

Mar, 24/04/2018 - 17:52

A veces las madres sufren una diabetes antes de la gestación; se le llama diabetes pregestacional. Y en otras ocasiones le ocurre durante el embarazo; se le llama diabetes gestacional.

La diabetes puede dar lugar a una serie de complicaciones y riesgos en el niño que hay que tener en cuenta. Va depender del control de “azúcar” en la madre.

Casi un 1% de las embarazadas tienen diabetes antes de la gestación. Y hasta un 12% tendrán diabetes durante el embarazo.

¿Puede tener hijos normalmente una mujer con diabetes?

Cuando una mujer tiene diabetes debería planificar bien sus embarazos. Es importante que se esfuerce al máximo para lograr un óptimo control del “azúcar” desde el primer momento del embarazo. Así, el riesgo de complicaciones en el bebé será menor.

¿Cómo puede afectar la diabetes al desarrollo de mi hijo durante el embarazo?

Si el “azúcar” de la madre está muy alto en las primeras 20 semanas de embarazo puede causar malformaciones en el feto e incluso abortos espontáneos.

A partir de la semana 20, los niveles altos de “azúcar” hacen que el feto crezca más de lo deseado. Esto se llama macrosomía.

¿Podría tener un parto normal si soy diabética?

Una mujer diabética puede dar a luz normalmente de forma espontánea, por vía vaginal. El obstetra indicará cesárea solo en algún caso, dependiendo del estado del niño y de la madre.

¿Qué va a pasar cuando el bebé nazca?

Si la diabetes de la madre no se controla bien antes y durante el embarazo, el bebé puede tener problemas al nacer. Pero la buena noticia es que con un buen control del “azúcar”, el riesgo de estas complicaciones es muy bajo.

Hablemos de algunas de ellas.

1. Macrosomía

Es cuando el recién nacido es muy grande: pesa más de 4kg o está por encima del percentil 90 de peso. El bebé tendrá una cara redonda, con abundante grasa en el cuello, en parte alta del tronco y abdomen. También aumenta la grasa en extremidades e incluso sus órganos son de mayor tamaño.

Se debe detectar lo antes posible durante el embarazo ya que podría haber problemas para nacer mediante parto vaginal. Hay más riesgo de fractura de clavícula, lesión de nervios del brazo, asfixia u otros traumatismos.

2. Malformaciones congénitas

Cuando hay un mal control del “azúcar, el riesgo de malformaciones aumenta un 5-6% (enfermedades del corazón, digestivas o que afecten al sistema nervioso, etc.).

3. Problemas cardíacos

Puede aumentar el tamaño del músculo cardíaco. Es lo que se llama cardiomiopatía hipertrófica. Que a veces se mantiene hasta los 2-12 meses de vida.

También puede haber dificultad para respirar en los recién nacidos.

4. Hipoglucemia

Al nacer, el recién nacido puede sufrir una bajada de “azúcar” en sangre. Se debe a la disminución brusca del aporte que recibía de la madre. Puede durar hasta 48 horas o más. Esto a veces se manifiesta con temblores o el bebé está más dormido, con menos tono muscular, dificultad para respirar o pausas de respiración.

5. Problemas sanguíneos

Con frecuencia estos niños tienen policitemia. Se trata de un aumento de los glóbulos rojos. Más tarde esto da lugar a un aumento de bilirrubina. Es el color amarillento de la piel del bebé que llamamos ictericia.

Por ello, a todos los recién nacidos de madre diabética, se les harán controles de “azúcar” durante las primeras 24-48 horas de vida hasta que los niveles de glucemia se mantengan normales.

¿Se puede hacer algo para prevenir estos problemas?

Desde antes del embarazo se debe lograr un control estricto del “azúcar”. Su médico le asesorará.

A lo largo del embarazo todas las mujeres se deben realizar estas pruebas de control de la glucemia.

- Cuando hay alteraciones leves, suele ser suficiente tratarlas con una dieta saludable y estilo de vida sano.

- Puede hacer falta insulina en aquellas mujeres que ya la han necesitado antes o cuando no se logra controlar con la dieta.

¿Se puede iniciar la lactancia materna?

La leche materna es el mejor alimento para todo recién nacido. Se debe iniciar lo antes posible tras el nacimiento. Así se evita que el “azúcar” baje en los recién nacidos.

¿Tendrá el niño más riesgo de diabetes?

Solo en los casos de madre que es diabética antes del embarazo.

Otros riesgos dependen del control de la diabetes durante el embarazo. Si el control no es bueno, hay más riesgo de obesidad a largo plazo, de tensión arterial alta, de colesterol elevado, etc.

Fecha de publicación: 24-04-2018 Autor/es:
  • Laura Serrano López. Pediatra. Unidad de Neonatología. Hospital Universitario 'Virgen de las Nieves'. Granada
Palabras clave: diabetesrecién nacidomadre diabéticaazúcarniño grande

Páginas