FamiliaySalud

Suscribirse a canal de noticias FamiliaySalud
Actualizado: hace 6 horas 9 mins

Gracias Ana, la pediatra de la sonrisa eterna

Dom, 20/08/2017 - 21:04

¿Y del preservativo,… cuándo hablamos?

Jue, 10/08/2017 - 12:09

Somos seres sexuados desde el nacimiento hasta la muerte. La sexualidad se va desarrollando a lo largo de toda nuestra vida.

La sexualidad forma parte de nuestros pensamientos y nuestros sentimientos. Está presente en nuestros comportamientos, en nuestras relaciones y en nuestro cuerpo. Pero la sexualidad va mucho más allá de la genitalidad.

Acariciando, besando, abrazando y consolando al bebé contribuimos a su seguridad desde el placer. Le transmitimos nuestras emociones y le reconocemos las suyas. Nos movemos en un mundo lleno de sensaciones que deben ser agradables.

Si la sexualidad es tan importante para ser felices, si está tan presente en nuestras vidas, ¿por qué tanto misterio y tanta prohibición para hablar de sexualidad?

¿Cómo se debe abordar la sexualidad con los hijos?

La sexualidad es una vivencia natural.

Se debe normalizar el tema. Hable de sexualidad con los niños y niñas como de cualquier otro tema.

La sexualidad tiene que estar al mismo nivel de importancia que otras materias (alimentación, higiene, ejercicio, etc.). Abórdela de la misma forma.

Si no nos reímos al hablar de los alimentos, ¿por qué nos reímos al hablar de los genitales? ¿Por qué se ponen tantos nombres a lo que sólo tiene uno?, ¿se hace con los otros temas? No olvidemos la importancia del lenguaje (pene, vulva, vagina, clítoris;…).

Si se crea desde pequeños un ambiente de respeto e interés ante su curiosidad, si respondemos de forma sencilla y natural a sus preguntas, se sentirán seguros cuando tengan dudas, sabrán que van a ser escuchados.

Es importante adelantarse a las preguntas, hablar de forma natural como de cualquier otro tema, aprovechando lecturas, juegos, películas, etc. Aunque no pregunten, podemos hablar con ellos de los temas que pensamos deben conocer.

Y si hablamos de relaciones, de alegría, de placer, también tenemos que hablar de responsabilidad y de evitación de enfermedades: el preservativo entra en este apartado. Pero no desde la prohibición, desde el miedo o desde el peligro.

Ver algún preservativo, tocarlo, saber dónde conseguirlo, cómo ponerlo, cómo quitarlo, cuándo ponerlo, dónde tirarlo, etc. Son muy buenas formas de facilitar sus preguntas.

Pero, ¿cuándo debe aparecer el condón en casa?

El objetivo es normalizar su uso. Así que, antes de que lo puedan necesitar. A ella y a él. Evite tabúes. No los esconda.

Coloque los preservativos en lugares visibles y accesibles; por ejemplo, donde guarda los tampones, las compresas, etc. Ofrezca un envase si considera que los puede necesitar. Facilite que los pueda coger. Hable del tema si él o ella quieren hacerlo.

Pero no olvide respetar sus silencios ni a ‘sus otros cómplices’, a sus búsquedas de información por otros caminos.

Educar en responsabilidad, tolerancia y respeto

Desde la responsabilidad también se pone en marcha la toma de decisiones y el saber y poder decir “no”. Educar en el “no” tiene que comenzar desde la infancia, cuando no quieren tener muestras de afecto con conocidos o desconocidos y les apremiamos para llevarlas a cabo,.... Los sentimientos se van trabajando y se van ganando, no son obligatorios. Las demostraciones afectivas han de surgir desde la libertad. Si educamos desde la tolerancia y el respeto serán capaces de disfrutar de su sexualidad sin presiones ni intransigencias, y en cualquiera de las distintas formas de manifestarse.

Nuestros hijos merecen nuestro respeto y nuestra tolerancia. Necesitan tener claro que estaremos a su lado en su desarrollo. Transmitirles una educación sexual saludable forma parte de nuestras responsabilidades.

Fecha de publicación: 10-08-2017 Autor/es: Palabras clave: sexualidadpreservativoadolescentesrelacion padres-hijos

Una luz en la oscuridad

Lun, 07/08/2017 - 14:54

Son las 2 de la madrugada. Mis párpados desafían la gravedad, en mi retina se graba la oscuridad de la noche. El destello de un recuerdo se dibuja en mi mente, da ritmo a mi corazón, me encuentro en el medio de la noche, pero no es posible conciliar el sueño. 

Sobre la oscuridad de la noche mi mente proyecta una imagen, es un destello, un resplandor que ilumina la esperanza.

Es como si una fina tela de araña cubriese su pupila, robando su resplandor y queriéndola cerrar. Cada parpadeo se convierte en una apisonadora que destruye la fina tela, dotando nuevamente la mirada de ese brillo húmedo por unos segundos, hasta que vuelve a aparecer la fina capa. Es una lucha entre la vida y la muerte.

La mirada se hunde en la concavidad que alberga el ojo, el lecho quiere acunarlo, pero se niega, sabe que es el tálamo de la muerte.

La mirada se seca y hunde segundo a segundo. Se evapora la vida. Se deshidrata la mirada y con ella la vida de Mekonen. El ojo mira ya sin ver, la conciencia se empieza a perder.

Pero el corazón sigue latiendo, ahora más que nunca está dispuesto a darlo todo, hasta el último latido, con la esperanza de encontrar el ansiada agua que revive.

Se agrietan los labios… La elasticidad de la piel se pierde. El médico toca su abdomen y en la piel se mantiene el pliegue.

Un cálido líquido cubre ahora todo el lecho. Podría ser orina, pero son las líquidas heces. El líquido que se escapa entre el tiempo.

No podemos esperar.

La enfermera se ajusta los blancos guantes con decisión. Toma el brazo, examina, palpa en búsqueda de una vena. La encuentra a la altura de la muñeca, con firmeza y seguridad clava la aguja en búsqueda del vaso venoso. No lo encuentra. Lo vuelve a intentar. Tampoco.

Prueba otras localizaciones. Finalmente prueba en la parte lateral de la cabeza.

Brota dentro del catéter el ansiado líquido rojizo. Alegría. La hemos encontrado. Estamos dentro de la vena. La habilidosa enfermera fija con esparadrapo el catéter para no perderlo y conecta una bolsa de suero salino, el ansiado líquido que el cuerpo de Mekonen está deseando.

El suero salino pasa de la bolsa a la vena de Mekonen a chorro.

Es un chorro de vida

Ahora empieza el cambio.

El líquido perdido a través de las heces empieza a ser compensado por el que entra al seco cuerpo de Mekonen a través de la vena.

La tela de araña que cubre la pupila se empieza a fundir, a deshacer por la humedad que impregna cada parpadeo, un húmedo destello empieza a dar brillo a la mirada. Mekonen vuelve a fijar la mirada, vuelve a ver, vuelve su conciencia.

La Alegría se cuela en la sala junto a la vida y se contagia de corazón a corazón. Las habilidades y conocimientos de la enfermera y de todo el equipo lo han hecho posible. 

Quiero destacar el trabajo en equipo, esto es lo que es Gambo, un trabajo en equipo, compromiso.

La alegría es mérito de todos. Empezando por la limpiadora que ha mantenido la sala limpia, ha cambiado las sábanas mojadas por las heces, ha mantenido la higiene de Mekonen, la cocinera que ha elaborado la injera que ha servido de alimento a la madre y ha permitido a la madre estar en todo momento junto a Mekonen, compartiendo el calor de sus manos. El equipo de enfermería que lo ha atendido.

Es un equipo, es una red, un trabajo compartido, un mérito de todos. Esto es Gambo, un equipo maravilloso de personas, un engranaje que hace rodar día a día el hospital, combatiendo la enfermedad, construyendo esperanza y alegría y siempre alimentando vidas y acompañando con Amor.

Limpiadoras, auxiliares, enfermeras, nutricionistas, cocineras, jardineros, médicos, misioneros… un engranaje que mueve la alegría, que es capaz de convertir la tristeza en Alegría, en fuente de vida, restaurar la salud. Las almas anónimas de Gambo, las heroínas de Gambo

Hay mucho trabajo detrás de la vida de Mekonen y muchas otras vidas como la de él que llegan cada día a Gambo a las manos de nuestros trabajadores. 

Os seguiremos contando las historias con alma que llegan al hospital.

Fuente: Una luz en la oscuridad

Publicado por Iñaki Alegría Coll. Blog Cooperación con Alegría. ONG Alegría Sin Fronteras (ASF)
Fecha de publicación: 9 de julio de 2017

Fecha de publicación: 7-08-2017 Autor/es:
  • Iñaki Alegría Coll. Pediatra. ONG Alegría Sin Fronteras y Fundación 'Pablo Horstmann'. Hospital Rural de Gambo y Clínica Pediátrica de Meki. Etiopía
Palabras clave: ÁfricacooperaciónpediatríaamorAlegríaRecursos relacionados: Cooperación con Alegría

Niño que cojea repetidamente: Enfermedad de Perthes

Lun, 07/08/2017 - 12:43

¿Qué es la enfermedad de Perthes?

Es una enfermedad de la articulación de la cadera del niño que causa destrucción de una parte del hueso de la cabeza del fémur.

Es más frecuente en varones. Y entre los 4-10 años de edad. Con una frecuencia que varía en 1 caso por cada 1.500-12.000 habitantes.

Suele afectar a una sola de las caderas, aunque en el 10% de las veces, puede ser de las dos.

¿Tiene algún desencadenante?

En general, no hay una causa conocida. Pero pueden influir en su origen traumatismos repetitivos, inflamaciones previas (sinovitis) y factores como talla baja y retraso en la edad ósea.

¿Cómo se produce la enfermedad?

Por causas que se desconocen, en algún momento, deja de llegar suficiente sangre a la cabeza del fémur lo que causa la “muerte” (necrosis) de parte del hueso.

Nuestro cuerpo trata de repararlo. Para ello elimina el hueso muerto y crea poco a poco hueso sano. Este proceso puede durar años. El hueso muerto produce una reacción inflamatoria que causa dolor o cojera.

¿Qué síntomas produce?

El síntoma principal es la cojera, sobre todo por la tarde-noche cuando el niño está cansado. Esta cojera es de larga evolución y no suele doler. A veces puede doler y el niño lo manifiesta a la altura de la ingle, muslo o rodilla.

Puede haber también una menor movilidad de la cadera, lo cual puede limitar la realización de alguna actividad.

Puede ser necesario hacer pruebas de imagen (radiografía, ecografía o resonancia magnética) para el diagnóstico y seguimiento de estos niños.

¿Qué tratamiento tiene?

El objetivo del tratamiento es:

  • Calmar el dolor y evitar la pérdida de la movilidad de la cadera. Esto se consigue con antiinflamatorios (ibuprofeno) y evitando una actividad física intensa (como correr, saltar) o deportes de impacto.

Si el dolor es muy fuerte, puede dar contracturas. La fisioterapia puede evitarlas.

  • Mantener unas buenas condiciones para que el hueso se regenere de la forma más adecuada. Esto se consigue con una movilidad continuada de la articulación. El reposo absoluto no se aconseja.

  • A veces y de forma transitoria, el traumatólogo puede recomendar el uso de muletas o silla de ruedas.

¿Qué pronóstico tiene?

En la mayor parte de los niños, el pronóstico es bueno. Y la regeneración del hueso es lo suficientemente buena como para que puedan hacer todas las actividades de la vida diaria y deporte sin restricciones.

La edad (mayores de 6 años), la localización de la lesión (lateral) y cuanto más extensa sea, tiene peor pronóstico. En este caso, será el médico el que determinará el mejor tratamiento.

Enlaces de interés

  • ASFAPE. Asociación de Familias con Perthes. Creemos que para las familias afectadas es importante conocer a otras familias en su misma situacion para sentirse apoyadas y conocer mejor la enfermedad.
Fecha de publicación: 7-08-2017 Autor/es: Palabras clave: cojeracaderaenfermedad de Perthes

Glucagón. Uso en la hipoglucemia grave

Lun, 07/08/2017 - 09:37

¿Qué es el glucagón?

Es una hormona que se produce en el páncreas. Su función es la opuesta a la de la insulina. Es decir, soltar la glucosa que está almacenada en el hígado y así subir la glucosa en sangre.

Nos vamos a centrar en el glucagon sintético. La estructura es igual que el humano, pero se crea en el laboratorio como medicamento.

Se suele usar como inyectable. Se administra de forma intramuscular o subcutánea cuando hay una hipoglucemia grave.

¿Cuándo lo vamos a usar?

Para tratar las hipoglucemias graves que se dan en los pacientes con diabetes mellitus que reciben insulina.

Las hipoglucemias graves son todas las situaciones en que se da un descenso importante de glucemia. Cuando esto pasa, el paciente necesita ayuda de otros para corregir la situación. El paciente no puede tomar alimentos, puede perder la conciencia, puede tener una convulsión y puede estar en coma.

¿Qué glucagón vamos a usar?

En España sólo se vende un kit de glucagon: GlucoGen Hypokit 1mg.

El kit consta de una caja naranja con las instrucciones en la tapa, una jeringuilla con líquido y un bote con polvo blanco. Se debe mezclar el polvo del glucagón y el líquido según las instrucciones que trae el kit. Al reconstituirlo, la jeringa tiene glucagón en proporción (1 mg en 1 ml).

¿Cuánto glucagón administramos?

- En mayores de 6-8 años o que pesan más de 25 kg: 1 ampolla vía subcutánea o intramuscular (1 mg).

- En menores de 6-8 años o pesan menos de 25 kg: ½ ampolla vía subcutánea o intramuscular (0,5 mg).

Dosificación alternativa: 0,02 a 0.2 mg/kg/dosis (dosis máxima: 1 mg).

¿Cómo inyectar el glucagón?

1.- Poner al niño o adolescente en posición de seguridad, es decir, de lado. Las náuseas y vómitos son efectos secundarios frecuentes del glucagón. Evita que se ahogue si vomita.

2.- Antes de inyectar el glucagón, meter el disolvente que hay en la jeringa en el vial de polvo de glucagón, agitar de forma suave y sacar el contenido total que tendrá un color transparente.

3.- Inyectar el glucagón en el muslo, nalga o brazo, de la misma forma como se inyecta la insulina. No hacer pellizco. Tras pinchar, comprobar con ligera succión antes de inyectar que no cogemos sangre y no estamos en una vena o arteria. El glucagón sube los niveles de glucosa en sangre rápidamente, en 5-10 minutos. Si en 10-20 minutos no se nota efecto se puede repetir la dosis. 

4.- Una vez recuperada la consciencia hay que esperar 30 minutos. Después, ofrecer hidratos de carbono de acción rápida y de acción lenta para mantener los niveles de glucosa en sangre.

5.- Después hacer un control de glucemia.

¿Cuándo acudir a urgencias?

- En caso de urgencia por hipoglucemia grave si no disponemos de glucagón.

- Si sospechamos o sabemos que el chico/a ha ingerido alcohol, ya que el glucagón no funciona con alcohol.

- Si el paciente se recupera pero tiene fuerte dolor de cabeza o insensibilidad en brazos o piernas.

- Si el paciente no recupera la consciencia después de 15 minutos tras haber puesto el glucagón.

- Convulsión que dura 5 minutos tras administrar el glucagón.

¿Cómo se conserva el glucagón?

Conserva el kit de glucagón en la nevera, entre 2º-8º C. Si está fuera de la nevera debe estar por debajo de 25º C. Caduca a los 18 meses. Recuerda revisar siempre fecha caducidad de tu kit. El glucagón no debe congelarse.

No uses el glucagón en caso de que la solución no sea líquida y tenga aspecto de gel o si el polvo no se ha disuelto y no queda transparente.

Se debe poner el glucagón justo después de su reconstitución.

¿Qué efectos secundarios pueden aparecer?

Sobretodo puede haber náuseas, vómitos y dolor abdominal.

¿Cuándo no usar Glucagón?

- Si has presentado reacción de hipersensibilidad previa al glucagón.

- Hipersensibilidad a la lactosa.

- Si padeces un Feocromocitoma.

¿Qué precauciones hay que tener con el glucagón?

Puede haber hipoglucemia de rebote, ya que el glucagón funciona al revés que la insulina. Se debe ir con cuidado por si se repite la hipoglucemia. Para prevenirlo se deben dar hidratos de carbono para restaurar el glucógeno hepático.

RECUERDA...

- Asegúrate de que familiares, profesores y amigos sepan cómo poner el glucagón.

- Ten el glucagón siempre a mano (en casa, en el colegio, de campamento, de vacaciones).

- Mira cada cierto tiempo la fecha de caducidad del kit de glucagón.

- El glucagón no funciona con alcohol, evita su consumo.

- Tras una hipoglucemia grave siempre consultar con tu especialista en diabetes

Algunos enlaces útiles...

Lée en Familia y Salud:

- Guía Diabetes tipo 1. Centro para la Innovación de la Diabetes Infantil, Hospital Sant Joan de Déu (Barcelona).

- Guía para jóvenes y adultos con Diabetes tipo 1 y en tratamiento intensivo. Capítulo 6: Hipoglucemia. Definición y tipos. Información para pacientes. GPC Diabetes mellitus. En Guiasalud.es (Sistema Nacional de Salud).

- En Kidshealth: Cuando la concentración de azúcar en sangre es demasiado baja

Fecha de publicación: 7-08-2017 Autor/es: Palabras clave: hipoglucemiadiabetesinsulinaglucagónRecursos relacionados: Fundación para la Diabetes: Niños y adolescentesCarol tiene diabetesSocialDiabetes

Gafas

Lun, 07/08/2017 - 08:49

Las gafas son un instrumento óptico que se usa para corregir los errores de refracción.

Los niños pueden necesitar gafas por varias razones:

¿Cómo deben ser los cristales?

Los cristales para uso en niños deben ser de materiales resistentes a los golpes (roturas). El más usado es el policarbonato. Es un material orgánico con una máxima resistencia al impacto. Es ligero y protege frente a los rayos ultravioletas del sol. Tiene el inconveniente de que se raya fácilmente. Por eso hay que ser muy cuidadoso a la hora de limpiar las gafas. No obstante, este problema se puede resolver en parte con un tratamiento de endurecido. Otra desventaja es que no tiene una gran calidad óptica. Puede producir áreas borrosas en la periferia de los cristales.

En los últimos años han surgido nuevos materiales plásticos que también son adecuados para niños. Por ejemplo, el Trivex o el Xirm. Tienen las mismas propiedades que el policarbonato. Son ligeros, resisten los golpes y protegen de los rayos ultravioleta. Pero tienen la ventaja de una mayor calidad óptica. Permiten una visión más clara desde el centro a la periferia de la lente.

Los cristales deben tener la graduación exacta que ha prescrito el oftalmólogo. Serán tan pequeños y ligeros como sea posible para que no molesten, pero lo suficientemente grandes para que el niño no pueda mirar por fuera de los cristales.

¿Cómo debe ser la montura?

Es importante conseguir una buena montura. La debe adaptar un óptico con experiencia en niños. Las gafas deben ser cómodas. Si no es así, el niño no querrá ponérselas. La montura debe pesar poco y ser fuerte y duradera, pero también flexible. En los niños más pequeños son recomendables las monturas de plástico rígido. En los bebés es mejor elegir una montura blanda, de silicona por ejemplo. El tamaño de la montura es muy importante. Cada niño tiene una cara particular. El mismo tamaño no les queda bien a todos.

La montura debe ajustarse bien. Los ojos deben estar centrados en medio de la lente. Si la montura y los cristales no ajustan bien, puede disminuir el efecto beneficioso de las gafas. Las patillas blandas se adaptan con facilidad alrededor de las orejas y permiten ajustar las gafas de forma correcta. Para los bebés y los niños más pequeños son adecuadas las patillas rectas y elásticas que se sujetan por detrás, con una goma entre las dos patillas. Eso ayuda a que las gafas se mantengan en su sitio.

La distancia entre los cristales y los ojos ha de ser la mínima posible. Pero sin que la montura y los cristales toquen la mejilla ni las pestañas. Por arriba no deben llegar por encima de las cejas, pues de lo contrario se limita la expresión facial. Por abajo han de estar entre el párpado y la mejilla, sin descansar en los pómulos. Por los lados, las gafas deben llegar hasta la altura de las sienes.

Es mejor que el puente que apoya en la nariz tenga la mayor área de contacto posible. Es para que las gafas queden bien sujetadas. Se recomienda que esté en posición baja y no en la parte superior de las gafas. Como los niños tienen la nariz chata, si el puente está en la parte alta de las gafas es fácil que se escurran y que mire por encima de las gafas.

¿Cómo lograr que el niño use las gafas?

Casi todos los niños que necesitan gafas las van a usar sin problema, ya que con ellas ven mejor. Los miopes a menudo se adaptan a las gafas de forma inmediata. A los que tienen hipermetropía o astigmatismo les pueden hacer falta varias semanas para acostumbrarse.

Algunos niños pueden tener una cierta resistencia a usar las gafas al principio. En esos casos es conveniente que los padres muestren una actitud positiva. Los más pequeños pueden usar las gafas solo cuando están de buen humor y rechazarlas cuando no lo están. Es deseable que el niño participe en la elección de la montura desde los 3 o 4 años.

¿Cómo cuidar las gafas?

Cuando no se usen, las gafas se deben guardar en un estuche. Nunca deben apoyarse hacia abajo. Así los cristales no se rayan. Los cristales orgánicos o de plástico es mejor limpiarlos con agua. Se pueden frotar suavemente con los dedos humedecidos en agua jabonosa. Enjuagarlos a continuación y secarlos con un paño suave o un paño especial para gafas. Debe estar limpio, pues si tiene rastros de suciedad se podrían rayar los cristales. También es fácil que se rayen si se frotan en seco con trapos o toallas de papel.

Si la montura está torcida o no ajusta bien, debe ser llevada a la óptica. No es conveniente tratar de ajustarla uno mismo. Se puede romper. 

¿El uso de las gafas graduadas puede hacer que la visión empeore?

No. En realidad puede ser al contrario. Si el niño no usa las gafas, puede afectarse seriamente el desarrollo de la visión.

¿Hay una edad mínima para llevar gafas?

En general, no hay edad mínima para usar gafas. Entre el año y los dos años solo se suelen recomendar si la miopía es mayor de -4,00 dioptrías, la hipermetropía es mayor de +2,00 dioptrías y además tiene estrabismo (tuerce los ojos) o mayor de +5,00 si no lo tiene, o el astigmatismo es mayor de 2,50 dioptrías. En cualquier caso, cada niño es diferente. Será el oftalmólogo quien mejor aconseje en cada caso concreto.

¿Dónde puedo encontrar información adicional?

Fecha de publicación: 7-08-2017 Autor/es:
  • Jaime García Aguado. Pediatra. Centro de Salud “Villablanca”. Madrid
  • Grupo PrevInfad. Prevención en la infancia y adolescencia (PrevInfad). Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap)
Palabras clave: gafasojosvisión

Apoyar la lactancia materna juntos

Sáb, 29/07/2017 - 19:00
  • Alimentación
    • Desde 1992, la Alianza Mundial pro Lactancia Materna (WABA), una red mundial de organizaciones que creen y trabajan para la promoción, protección y apoyo de la lactancia materna, nos propone año a año un lema para celebrar la Semana Mundial de Lactancia Materna. Y así, cada país retoma, planifica y desarrolla acciones en favor de la lactancia materna.

      Este año 2017, que conmemora 25 años de dicha celebración, el tema adoptado por los organizadores para la Semana Mundial de Lactancia Materna, es “Construyendo alianzas para proteger la lactancia materna: por el bien común, sin conflictos de interés”. Se trata de construir alianzas a favor de la alimentación al pecho, trabajando juntos por el bien común. 

      La lactancia materna es vital para el crecimiento y desarrollo saludable de los lactantes. También tiene implicaciones importantes para la salud de las madres, ofrece beneficios económicos y mejora el bienestar de todos. La OMS y UNICEF recomiendan: 

      • Iniciar la lactancia en la primera hora de vida.
      • La lactancia materna exclusiva durante 6 meses es la forma óptima de alimentar a los bebés.
      • La lactancia exclusiva: el lactante solo recibe leche materna sin ningún otro alimento o bebida adicionales, ni siquiera agua.
      • La lactancia a libre demanda.
      • No utilizar biberones, tetinas ni chupetes.
      • A partir de los 6 meses, los bebés deben recibir alimentos complementarios y se debe continuar con la lactancia materna hasta los 2 años de edad o más.

      La lactancia materna no es sólo un tema que concierne a las mujeres ni es responsabilidad exclusiva de ellas: la protección, la promoción y el apoyo a la lactancia materna es una responsabilidad social colectiva que nos compete a todos. 

      'Apoyar la Lactancia Materna Juntos' nos recuerda que todos tenemos un papel que jugar en la creación de un entorno propicio en el que las mujeres amamanten con éxito. Podemos lograrlo si conseguimos atraer apoyo político, la atención de los medios de comunicación y la participación de una serie de actores, especialmente de los jóvenes. 

      Se necesita un esfuerzo de equipo para que la lactancia materna funcione. Necesitamos vincular a los agentes impulsores de cambio en la comunidad, el país, la región y el mundo para lograr acción e impacto colectivos. De esta forma las madres podrán tener una experiencia de lactancia satisfactoria y eficaz.

      (Descarga pdf de la Carpeta de Acción. WABA: Semana Mundial de la Lactancia Materna 2017)

      Fecha de publicación: 29-07-2017

Presiones familiares para alimentar a su bebé con biberón: mitos, errores y formas de superarlos

Vie, 28/07/2017 - 19:21

Para criar a un niño hace falta la tribu entera: la familia y sus consejos

Hacía uso José Antonio Marina en la presentación de su libro “Aprendiendo a vivir” del proverbio africano que dice que para educar a un niño hace falta la tribu entera. Y esto es una verdad como un templo. Pero, lo que no aporta nada a la crianza de un hijo es que la familia critique sin base ni fundamento el modelo de crianza elegido por los padres. Y suele ser la alimentación del bebe una de las áreas más castigadas. Son frecuentes los comentarios bien intencionados de esas personas cercanas que en teoría pretenden ayudarnos. Todos deberíamos aprender a respetar las decisiones de los padres en cuanto a la crianza de sus hijos y la manera en que cada familia decide alimentar a su bebé.

Cada mujer debe ser capaz de tomar sus propias decisiones, en función de la información de la que dispone. Lo que debe hacer la sociedad en general, es dar información veraz y contrastada. No se deberían dar simplemente opiniones personales.

¿En que se suele basar la familia para “suspender” una lactancia?

Todo se suele basar en una serie de 'mitos y leyendas urbanas'. No tienen ningún fundamento científico. Por ejemplo: si el bebé no coge suficiente peso, si el bebé coge demasiado peso, si llora mucho, si llora poco, si duerme poco o se despierta por las noches, si duerme demasiado, si se lleva las manos a la boca, si es que la madre está agotada y de mal humor porque no duerme, porque el pecho no le alimenta, etc…. Y casualmente, a la primera dificultad le recomiendan el destete…Y si la madre quiere seguir intentándolo, entonces le acusan de extremista, radical y exagerada. Incluso a algunas madres se les ha llegado a decir que van a perjudicar a su hijo pues parecen estar obsesionadas en darles el pecho.

¿En qué hay que fijarse para estar seguros de que la lactancia va bien?

Habitualmente el bebé mamará con frecuencia, si lo dejamos al pecho se soltará de forma espontánea, moja pañales y hace deposiciones con frecuencia, su aumento de peso es progresivo. Son todos signos de que la lactancia va bien.

¿Cuáles son los mitos y conceptos erróneos más comunes sobre la lactancia?

Son muchos los mitos y leyendas urbanas. Muchas veces las mantienen los propios profesionales de la salud. Todo ello merma la confianza de las madres y potencian la presión de la familia para abandonar el amamantamiento. Algunas son:

- Si se pasa todo el día enganchado es que pasa hambre. El número de tetadas que puede hacer un bebé son innumerables. Los hay que maman 10 veces y otros 25. Depende del bebé y del momento de la lactancia en que se esté. Los brotes de crecimiento, por ejemplo, generan mayor succión. O cuando la madre está fuera de casa por trabajo, es habitual que cuando ella llegue al hogar, el bebé esté hasta varias horas seguidas mamando.

- La leche de la madre es agua a partir del año de vida del bebé. Las calorías que tiene la leche materna van aumentando a medida que se prolonga la lactancia. Son mayores al final que al inicio de la misma.

- Ningún medicamento se puede tomar mientras das el pecho. Hoy día disponemos del portal www.e-lactancia.org, donde se puede consultar con total fiabilidad si cualquier producto que tome la madre o prueba diagnóstica que se tenga que hacer, es o no compatible con la lactancia.

- Si el pecho es de pequeño tamaño es que hay poca leche. El tamaño del pecho depende sobre todo de la cantidad de grasa que tenga cada mujer en la mama. La glándula mamaría en sí, es solo un porcentaje pequeño del volumen global de la mama.

- Tenlo 10 minutos en cada pecho. La lactancia debe ser a demanda. Solo el bebé sabe cuanta cantidad de leche debe extraer en ese momento para quedar satisfecho. También se debe recordar, que la grasa láctea suele abundar más en la leche que sale al final de la tetada. Es decir, cuando el pecho empieza a estar menos lleno.

- La leche de madre tiene poco hierro y no alimenta a partir de los 6 meses. El contenido de hierro en la leche materna no es muy abundante pero el que contiene se absorbe muy bien. Hay que estar especialmente atentos en niños prematuros o con bajo peso al nacer. Sus reservas de hierro son menores que los que nacieron a su tiempo o con peso adecuado. A partir de los 6 meses, de todas formas, iremos introduciendo progresivamente alimentos sólidos ricos en hierro. Así se suple una posible carencia y se complementa la lactancia materna.

- Estando embarazada no se debe dar el pecho. En la mayoría de los casos, lactancia y embarazo son compatibles. Tiene un efecto beneficioso tanto para el niño mayor como para el que va a nacer (lactancia en tándem).

- Si el pecho se da siempre que lo pida el estómago se le hará grande. Los bebes tiene la capacidad de autorregularse. Además, la composición de la leche materna va variando según la hora del día y según el momento de la lactancia. Se adapta perfectamente a las necesidades nutricionales del bebe en todo momento.

- Hay que darle comida a los 4 meses pues el pecho ya no alimenta lo suficiente. El pecho materno cubre todas las necesidades nutricionales del bebe en todo momento. Introducir la alimentación complementaria antes de los 6 meses tiene más riesgos que ventajas.

- Dando el pecho no puedes hacer deporte. Si se hace con seguridad y de forma progresiva, cualquier tipo de deporte en la lactancia puede aportarle a la madre enormes beneficios físicos y mentales.

- Llevándolo todo el tiempo en brazos lo estas malcriando. Los bebés necesitan contacto físico, notar la piel de su madre, ser porteados, hacer colecho con ellos;….

¿Y cómo puedo superar esa presión familiar?

El diálogo y una buena dosis de asertividad son dos herramientas fundamentales para vencer las presiones familiares a las que los padres se ven sometidos muchas veces. Hay que intentar explicar que agradecemos los consejos recibidos. Y que los valoraremos en caso necesario, pero que nosotros decidiremos cuál es la forma en la que queremos alimentar a nuestro bebé y se lo haremos saber para que tengan conocimiento de ello. Les pediremos que respeten en lo posible las decisiones personales tomadas al respecto.

Por otra parte, hay que animar a las madres a recabar información correctamente y a tomar sus propias decisiones en base a una información veraz y con base científica. No debe dejarse llevar ni por los falsos mitos ni por la presión de unos pocos. En este terreno, los Grupos de Apoyo a la Lactancia Materna pueden jugar un papel fundamental.

Y, por supuesto, hay que animar a los profesionales a formarse en lactancia materna, a informar con evidencia científica a las familias y a respetar las decisiones que toman las madres como mujeres adultas que son.

La frase resumen seria que hace falta MENOS OPINION, MENOS PRESION Y MAS INFORMACION. (Lee: Decálogo de la Lactancia materna)

Fecha de publicación: 28-07-2017 Autor/es: Palabras clave: lactancia maternalactanciapadresbebéRecursos relacionados: Decálogo de la Lactancia maternaIHAN - Recursos sobre lactancia maternaComité de Lactancia Materna - AEPLactancia materna AEPe-lactanciaLactancia materna: lo naturalLeche maternaAsociación Española de Bancos de Leche HumanaLa Liga de la Leche

Psoriasis en la infancia

Lun, 24/07/2017 - 14:42

¿Qué es la psoriasis?

Es una enfermedad de la piel. En ocasiones afecta las articulaciones. Es típico que sea crónica con brotes y remisiones.

¿Es contagiosa?

No. No es contagiosa.

¿Es hereditaria?

Si. Existe una predisposición genética, pero no es bien conocida. El riesgo de padecerla es del 10% si uno de los padres la padece. Y sube al 50% si lo padecen ambos padres.

Casi el 50% de los niños que la padecen tiene un familiar de 1º grado con psoriasis.

Hay factores que la pueden desencadenar o empeorar: infecciones, frio, estrés emocional, traumatismos cutáneos, algunos fármacos.

¿A qué edad comienza?

Aunque el comienzo es más frecuente tras la pubertad, puede aparecer durante la infancia. Es muy raro que aparezca antes de los 2 años.

¿Por qué se produce?

Se produce por activación errónea de unas células llamadas linfocitos T. Desencadenan un aumento y dilatación de vasos sanguíneos y de unas células de la piel llamadas queratocitos.

La consecuencia es una acumulación de células en la capa más externa de la piel.

¿Qué lesiones produce?

Generalmente son lesiones enrojecidas y recubiertas de escamas blancas o nacaradas.

A veces pican.

Hay distintas formas de presentación:

  • En placas: distribución simétrica en rodillas, codos y tronco

  • En gotas o “Guttata”: puede tener un inicio brusco tras una infección respiratoria por estreptococo. Aparecen lesiones pequeñas por todo el tronco y extremidades. Respeta palmas y plantas. Dura 3-4 meses y remite espontáneamente. Tiene buen pronóstico, pero en ocasiones puede tener recidivas. Este tipo es muy frecuente en niños.

  • Invertida: lesiones con menos costras. Afecta flexuras y zona genital o del pañal

  • Cuero cabelludo: Placas con enrojecimiento alrededor de la lesión. Producen bastante picor.

  • Ungueal: punteado y alteraciones en las uñas.

  • Pustulosa: poco frecuente en niños.

  • Artritis psoriásica: Ocurre en el 5% de los pacientes con psoriasis. No frecuente en la infancia. Puede comenzar antes la afectación articular que las lesiones cutáneas. Las más frecuentes son dedos, columna, muñecas y rodillas.

¿Qué pronostico tiene?

La evolución es variable. Pudiendo aparecer y desaparecer lesiones en las mismas localizaciones o en otras distintas.

¿Tiene tratamiento?

El tratamiento debe ser personalizado para cada paciente en función del tipo de psoriasis. No existe tratamiento curativo definitivo. El tratamiento puede ser cutáneo u oral o con fototerapia. El dermatólogo le indicará de forma personalizada el tratamiento de cada paciente.

Descárgate la presentación con los PUNTOS CLAVE: 

Fecha de publicación: 24-07-2017 Autor/es: Palabras clave: psoriasispiel

Pubertad precoz

Lun, 24/07/2017 - 14:12

Pubertad precoz

La pubertad marca la transición entre la infancia y la edad adulta. Conlleva una serie de alteraciones hormonales. Estas dan lugar a los caracteres sexuales secundarios. Hay un aumento de la velocidad de crecimiento hasta llegar a la talla final y a la madurez reproductiva.

Puede haber dos situaciones:

  1. Pubertad precoz adelantada: cuando se inicia entre los ocho y nueve años en las niñas, y entre los nueve y diez años en los niños. En realidad, sería el extremo de la pubertad normal. Por tanto, no se considera patológico.

  2. Pubertad precoz verdadera: es cuando se inicia antes de los ocho años en niñas y los nueve años en los niños.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los signos físicos que se van a ver son los propios del inicio de la pubertad. La diferencia es que se producen antes de tiempo:

  1. En las niñas: crecen las mamas (telarquia), aparece el vello púbico y axilar (pubarquia), y se inicia la menstruación (menarquia).

  2. En los niños: cambia la voz, que se vuelve más grave, aparece el vello genital (pubarquia), corporal y facial (casi siempre en el labio superior), y crecen los órganos sexuales.

Algo común a niños y niñas será la aceleración del crecimiento. Por ello, en esta época son los más altos de su clase. Puede ser un espejismo, ya que los cambios hormonales también hacen que la parte del hueso desde donde éstos crecen (la epífisis) se cierre antes de tiempo. Por ello, a veces, la pubertad precoz tiene como consecuencia una talla adulta más baja que la media.

Por otra parte, los niños se pueden sentir psicológicamente afectados al verse tan diferentes de sus otros compañeros del colegio.

¿Cuáles son sus causas?

El inicio de la pubertad depende de un complejo equilibrio entre distintas hormonas del sistema endocrino del organismo. En general, hay dos grupos de hormonas:

  1. Hormonas del hipotálamo/hipófisis (centrales): se producen en una zona del cerebro desde donde son secretadas a la sangre. Estimulan a los distintos órganos sexuales.

  2. Hormonas sexuales (periféricas): son producidas por los órganos sexuales (ovario, testículo). Dan lugar a los caracteres sexuales secundarios: crecimiento del vello, aumento del pecho, cambios en la voz, inicio de la menstruación en las niñas…

Si este equilibrio cambia en cualquiera de los dos niveles pueden ser la causa de un inicio de la pubertad demasiado pronto. Debido a esto hay dos tipos:

  1. Pubertad precoz central (PPC): por causas que alteran las hormonas del hipotálamo-hipófisis activándolas antes de tiempo.

    • Pueden ser lesiones cerebrales, traumatismos, infecciones del sistema nervioso central, tumores, malformaciones…

    • A veces no se sabe la causa exacta. Entonces se llama pubertad precoz central idiopática. Esto es el 90% de los casos.

  2. Pubertad precoz periférica (PPP): Se debe a un exceso de hormonas periféricas. Hay distintas causas, como tumores de los órganos sexuales, quistes…

¿Cómo se diagnostica?

Se sospecha sobre todo por la exploración física del niño y la aparición de los caracteres sexuales secundarios que hemos dicho antes. Pero hay una serie de pruebas complementarias que el pediatra puede solicitar para confirmar el diagnóstico.

- Estudio de la edad ósea: puesto que los cambios hormonales también aceleran el cambio del hueso. Se trata de ver si la edad cronológica se corresponde con la edad hormonal a través de la edad del hueso. Se hace con una radiografía de mano-muñeca izquierda. Si hay inicio puberal la edad ósea estará acelerada, mostrando cambios que son 2-3 años superiores a la edad cronológica.

- Estudio hormonal: puesto que la causa final del inicio de la pubertad es la activación de alguna hormona que debería de estar aún dormida, se pueden medir en sangre estas hormonas para ver si están anormalmente elevadas. También se puede hacer un test hormonal. Consiste en la administración de una hormona (gonadotropina) para observar si activa el eje hipotálamo-hipofisario, midiendo distintos niveles de hormonas en sangre. 

- Ecografía abdomino-pélvica: en las niñas se puede valorar así el tamaño de los ovarios y el útero. Se ve así si muestran signos de maduración.

¿Cuál es su tratamiento?

El tratamiento dependerá de la causa que la haya provocado. Puede ser médico o quirúrgico (en el caso de quistes o tumores).

En el 90% de los casos, al ser de origen central, tiene como objetivo suprimir esa anómala activación del eje hormonal hipófisis-hipotálamo-gónadas. Se intenta detener la secreción de hormonas sexuales, frenar el desarrollo de los caracteres sexuales secundarios y detener la maduración ósea adelantada. Así se frena el acelerón de crecimiento y se conserva el potencial de talla adulta. Para ello se administra un tratamiento hormonal (análogos de la gonadotropina) en forma de inyecciones intramusculares cada 25-28 días. Hay que mantenerlo hasta que se considere que la edad ósea, la edad cronológica, la madurez psicológica y el pronóstico de talla final son los apropiados para reinstaurar la pubertad. 

En cuanto al tratamiento psicológico de la pubertad precoz, no siempre es necesario. Hay que evaluar cada caso en particular. Si hay cambios en el comportamiento del niño y bajo rendimiento escolar, sí sería oportuno valorar si hay que asociar o no tratamiento psicológico.

Fecha de publicación: 24-07-2017 Autor/es: Palabras clave: pubertad precozdesarrollotelarquiapubarquiahormonas sexuales

Autoridad responsable

Lun, 24/07/2017 - 11:29

Los niños necesitan normas y límites para crecer felices y sanos. Deben saber diferenciar lo que está bien de lo que está mal para que maduren responsablemente y sean capaces, más tarde, de tomar sus propias decisiones. Es necesario que aprendan a manejar la frustración. Esta es una habilidad que les será muy útil a lo largo de la vida.

Cuando el niño sabe exactamente lo que se espera de él, conoce los límites y normas que debe cumplir y se le exige, con cariño, el niño SE SIENTE SEGURO. Tiene referencias y, por tanto, estamos ejerciendo bien la autoridad.

La autoridad moral se gana día a día con la forma de comportarse y de hablar, con el criterio, el respeto y la coherencia con los valores y principios (Lée Decálogo para una Infancia feliz).

Cuando el respeto en el niño ha desaparecido es porque no se ha desarrollado una adecuada interiorización de la norma y sus valores. Suele darse cuando los padres no ejercen la autoridad. Eso provoca desconcierto en los hijos y sufrimiento por desconocimiento del camino a seguir.

Tipos de estilos educativos

Hoy día hemos pasado de un autoritarismo severo a una permisividad inadmisible. Se ha pasado del “porque yo lo digo y punto” al “haz lo que te dé la gana”. Es necesario recuperar ese punto medio de equilibrio entre ambos extremos.

Hay distintas formas de educar:

1.- Estilo educativo autoritario

  • Los padres son exigentes y poco afectivos.

  • Dan importancia a la obediencia a la autoridad.

  • No favorecen la comunicación con sus hijos.

  • Suelen utilizar el castigo físico si el niño desobedece.

2.- Estilo educativo responsable

  • Los padres son exigentes y afectivamente cálidos.

  • La obediencia solo es importante como exigencia de una buena convivencia familiar.

  • Tratan de ejercer un control sobre sus hijos razonable y educativo. Les explican la necesidad de la disciplina; tienen en cuenta el punto de vista del niño, incluso cuando no estén de acuerdo.

  • No suelen utilizar el castigo físico.

3.- Estilo educativo permisivo

  • Los padres son poco exigentes y afectivamente cálidos.

  • Dejan que sus hijos hagan prácticamente lo que quieran.

  • Ejercen un control más laxo sobre sus hijos porque creen que los hijos deben aprender por sí mismos. o porque no se toman el trabajo de ejercer una disciplina.

Comportamiento en los niños según el estilo de educación

1.- Niños de padres autoritarios

  • Suelen tener falta de competencia social.

  • Buscan la autoridad del adulto para solucionar los conflictos.

  • Muestran falta de espontaneidad y curiosidad.

2.- Niños de padres responsables

  • Tienen más confianza en sí mismos.

  • Tienen mejor comprensión y aceptación de las normas sociales, ya que sus padres son exigentes con ellos y utilizan disciplina razonada.

3.- Niños de padres permisivos

  • Tienden a mostrar rasgos de inmadurez.

  • Tienen dificultades para controlar los impulsos, aceptar la responsabilidad de sus actos y actuar con independencia.

Cómo ejercer la autoridad

La clave está en combinar exigencia con cariño. 

Ser coherentes para que los niños puedan conocer las consecuencias de cumplir o no las normas del hogar. Las reacciones del padre/madre han de estar siempre dentro de una misma línea ante los mismos hechos.

Ejercer la autoridad es enseñar valores positivos. Es enseñar a madurar a nuestros hijos en la responsabilidad. En educación lo que deja huella en el niño no es lo que se hace alguna vez, sino lo que se hace continuamente.

Cómo conseguir una autoridad positiva

  • Educar teniendo claros los objetivos. Estos han de ser pocos y compartidos por la pareja. Las reacciones del padre/madre han de estar siempre dentro de una misma línea ante los mismos hechos.

  • Enseñar con claridad cosas concretas. Al niño no le vale decir “sé bueno”, “pórtate bien” o “come bien”. Estas instrucciones generales no le dicen nada. Lo que sí le vale es darle con cariño instrucciones concretas de cómo se coge el tenedor y el cuchillo, por ejemplo.

  • Valorar sus intentos y sus esfuerzos por mejorar, en lugar de hacer hincapié en lo que hace mal.

  • Dar ejemplo. No podemos esperar de nuestros hijos comportamientos que nosotros no tengamos.

  • Confiar en nuestro hijo. La autoridad positiva supone que el niño tenga confianza en los padres. Es muy difícil que esto ocurra si el padre no da ejemplo de confianza en el hijo.

  • Reconocer los errores propios. Nadie es perfecto, los padres tampoco. El reconocimiento de un error por parte de los padres, da seguridad y tranquilidad al niño. Le anima a tomar decisiones aunque se pueda equivocar, ya que los errores no son fracasos. Son equivocaciones que nos dicen lo que debemos evitar.

¿Debemos pedir perdón a nuestros hijos?

Cuando nos enfadamos con los niños hay que hablarles de manera serena. Sin gritos, ni insultos, ni amenazas sobre lo que ha sucedido; tratar de explicarles las razones por las que nos hemos enfadado y pedirles perdón si hemos perdido los nervios. Esto es muy importante porque se dan cuenta de que hemos sido capaces de entender sus sentimientos y nos importan. Además, hace que el niño en situaciones similares actúe de igual forma, porque ha recibido el mensaje de que es bueno disculparse y no disminuye su valor por ello.

La forma de explicar nuestros sentimientos, sin transmitirles culpabilidad por ello, se ve reforzada si pedimos perdón por los errores que hayamos cometido.

Para leer más...

Descárgate la presentación con los PUNTOS CLAVE: 

Fecha de publicación: 24-07-2017 Autor/es: Palabras clave: educaciónautoridaddisciplinavalorescomunicaciónRecursos relacionados: Decálogo para una infancia feliz

Soy tímido, ¿qué puedo hacer?

Lun, 10/07/2017 - 20:06

La timidez es un rasgo de la personalidad. Se acentúa en etapas de fuertes cambios como la adolescencia. Es una sensación de inseguridad que nos invade cuando nos relacionamos con otros.

Yo antes no era así...

La adolescencia supone un cambio muy importante a nivel físico, mental y social.

En la infancia, todo era más sencillo. Tenías el amor incondicional de tus padres, a los que admirabas. Los amigos eran menos importantes. Sabías cómo debías comportarte en las diferentes situaciones y podías ser espontáneo.

En la adolescencia quieres ser tú mismo, demostrar que eres capaz de tener tus propias ideas y ser aceptado también fuera de tu familia. Tu cuerpo está cambiando y muchas veces no te gusta lo que ves en el espejo. Te molestan cosas que antes no lo hacían. Sientes que tus padres no te comprenden bien. Además, suele coincidir que cambias de centro escolar, que conoces a gente nueva y que empiezas a sentir atracción sexual por otros.

Las emociones ¿Quién controla a quién?

Todos los humanos sentimos emociones. La forma en la que interpretamos nuestros pensamientos o ideas, genera unas emociones y éstas cambian nuestro estado de ánimo y la imagen de nosotros mismos. Ejemplo: el adolescente tímido sufre ante la idea de acercarse a hablar con el chico/a que le gusta, porque piensa que le va a rechazar... Estos pensamientos le causan tristeza, inseguridad, ansiedad y le hacen comportarse de una forma inadecuada (evitar la situación, tartamudear,...). Sin embargo, si el adolescente hubiera pensado que "va a triunfar" o "que le va a encantar por lo dulce y amable que es" sentiría excitación, alegría y ganas de hacerlo bien y así tendría más posibilidades de gustar.

Por otra parte, tras un rechazo surgen nuevas ideas y emociones que nos pueden ayudar a aprender de la situación o hundirnos más en emociones negativas. Hay que buscar la parte positiva de cada situación. Es mejor pensar "no era el mejor momento" o "seguro que la próxima lo hago mejor" que "jamás lo voy a lograr".

Por suerte, la adolescencia conlleva una mayor capacidad de autoconocimiento y sobre todo de capacidad crítica. Puedes reconocer los pensamientos que aparecen en tu cabeza ante una situación nueva y neutralizar aquellas ideas que no te ayudan a mejorar.

¿Puedo mejorar mi timidez?

Desarrollar estas habilidades te puede ayudar en tus relaciones.

1. Sé asertivo.

Eres el único responsable de tus pensamientos, emociones y comportamientos. Por eso, debes cuidarlos bien para que te ayuden y no te hundan. Cometerás errores. No debes avergonzarte por ello. Aunque sí debes tratar de hacerlo mejor la próxima vez. Tienes derecho a cambiar de opinión. No tienes porque saberlo y entenderlo todo y tienes derecho a decir que "no lo sé o no lo entiendo" sin sentirte mal. No tienes por qué demostrar a nadie que tienes razón. No eres perfecto y no debes sentirte mal por ser simplemente tú.

2. Haz autoafirmaciones positivas.

Analiza tus logros personales, tu aspecto físico, tu esfuerzo, tu comportamiento... Haz una lista. Reconócete a ti mismo lo que haces bien (soy muy trabajador/a, soy hábil con,...). Cuando te enfrentes a una situación nueva con ideas negativas sobre ti, para un momento y vuelve a la lista.

3. Aprende a expresar y reconocer emociones.

Cuando tienes un mal día, estas irritable y puedes contestar de forma inadecuada a cualquier comentario, ¿no te has planteado que esto también les pasa a los demás?

Una opción ante una mala contestación es preguntar: "perdona, si tienes un minuto me gustaría saber porque me has contestado así". Si el otro se atreve a contestar con sinceridad te darás cuenta que muchas veces el motivo del rechazo no es algo que tú hayas hecho mal, sino que es ajeno a ti. Si no te contesta, es posible que le falten razones para su comportamiento.

Para evitar malentendidos con tus amigos, si algún día te sientes triste es mejor decirlo directamente. Si te piden que relates la causa te darás cuenta que ante una misma situación tus amigos pueden sentir emociones diferentes a las tuyas, y que cada uno es dueño de lo que siente.

4. Reglas básicas para iniciar y mantener una conversación con otra persona.

- Coge a la persona en un momento tranquilo y un lugar adecuado (por ejemplo: un mal momento es entre clases porque no hay tiempo y además te puedes encontrar presionado por otros).

- Escoge un tema de conversación agradable (algo que sabes que le gusta al otro o a ambos, algo que ha ocurrido...).

- Escucha lo que dice y da señales de escucha activa (sí-sí, ya-ya). Mírala a la cara.

- Trata de ponerte en su lugar, ¿cómo se siente?.

- Haz preguntas al otro para que te dé más información.

- Si te pregunta, respóndele sin miedo. Quiere saber lo que piensas.

- Hay que respetar los turnos de conversación. Espera a que exista un breve silencio que te indique que el otro ha acabado de hablar.

- Hazle sentir a gusto (sonríe, verbalízalo: "que agradable es hablar contigo", "siempre sabes qué decir en cada momento", "eres un sol"...).

- Si quieres tomar la palabra utiliza frases como: "sí claro y además...", "desde luego y además..." y cede la palabra ("¿y tú qué crees?", "¿qué piensas de esto?").

- Si notas que la otra persona apenas participa desde hace un rato debes cambiar de tema: "bueno, cambiando de tema, te quería preguntar...".

5. Defiende tus derechos y opiniones.

Una de las razones crecientes de la timidez es el bulliyng o acoso escolar, aunque no es la única. Debes de saber que nadie es más que nadie y que tienes derecho a un trato digno. Si una persona te está tratando injustamente tienes derecho a preguntar por qué, a decir que no, a defenderte de falsas acusaciones, a manifestar tus propios deseos y a pedir un cambio de conducta. Rechaza afirmaciones que te culpen a ti de un trato vejatorio. Pide explicaciones claras y concretas de hechos. No aceptes generalidades.

Recuerda que eres dueño de tu cuerpo y que nadie puede obligarte a hacer algo que no quieres. Defiende tus opiniones sin imponer nada. Acepta que los demás pueden tener opiniones diferentes, aunque tú no estés de acuerdo.

6. Ensaya, autoafírmate y reconoce tus avances

Ensaya todo lo aprendido (fórmulas de inicio de la conversación, hacer cumplidos, respetar los silencios, trasmitir emociones positivas...).

Vete enfrentándote a situaciones poco a poco (primero con el compañero de mesa, después el que va por el mismo camino a casa...).

Sé realista, ¿qué es lo peor que te puede pasar por intentarlo? 

Fecha de publicación: 10-07-2017 Autor/es: Palabras clave: timidezautoestimaemociónasertividadadolescencia

Tratamiento NO recomendado y sin base científica en niños con TDAH

Lun, 10/07/2017 - 19:36

(TDAH = Trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad)

Cuando se trata el TDAH en el niño o adolescente, lo que se busca es que tenga menos síntomas y menos intensos.

No hay un único tratamiento curativo hoy en día. Y debe ser individualizado. Se usan medidas psicológicas, psicopedagógicas y farmacológicas para lograr un mejor control dentro de lo posible. Y estos tratamientos han demostrado que son eficaces.

También hay muchos mitos sobre métodos que, en teoría, pueden mejorar el TDAH. Pero no tienen ninguna base científica ni hay estudios serios que los avalen. Estos tratamientos no tienen ninguna eficacia comprobada en niños, adolescentes y adultos. Aquí vamos a revisar algunos de ellos.

DIETAS

1. Eliminación de alimentos

No hay evidencia de que el TDAH se deba a ninguna alergia alimentaria. Así pues, las dietas sin azúcar, sin gluten o sin lácteos no lo van a mejorar.

2. Dieta Feingold

Elimina todos los aditivos tipo colorantes, saborizantes y conservantes alimentarios añadidos a la comida. También elimina pasta de dientes, enjuagues bucales y colonias.

3. Dieta con suplementos vitamínicos y minerales

Hay “doctores ortomoleculares” que examinan pelo y sangre del niño en busca de un perfil de déficit de vitaminas. Después recetan altas dosis de vitaminas, aceite de atún más vitamina E, L-carnitina, y minerales (hierro, cinc, magnesio). No han demostrado ninguna eficacia en el TDAH.

Hay que vigilar esto. Pensad que dosis altas de vitaminas A y D pueden ser tóxicas, incluso mortales.

4. Suplementos de omega-3

Esta suplementación muestra un efecto pequeño pero significativo en la mejoría de los síntomas. Se podrían usar para suplementar el efecto de los fármacos habituales. También, en casos leves, cuando la familia del niño prefiera optar por evitar los fármacos.

5. Herbolario/ Homeopatía

Ginko biloba, Hierba de San Juan. Productos homeopáticos.

Que sea “natural” no significa necesariamente bueno. Artificial no significa malo.

EJERCICIO FÍSICO

1. Ejercicios generales

Se someten a los niños a ejercicios como gatear, ir a la pata coja, en patinete, con la pretensión de que luego atienden mejor en clase.

2. Ejercicios de lateralidad cruzada

Saltar a la pata coja alternando piernas. Tocar la oreja derecha con la mano izquierda. No tienen ninguna utilidad para mejorar la atención.

3. Otros ejercicios

Similares al Tai-Chi: el molino de viento, la tortuga, el pulpo, el lagarto.

TECNOLOGÍAS

1. Biofeedback. Neurobiofeedback. Neuroterapia

Aunque se usen ordenadores y tengan un nombre en inglés, no tienen ninguna evidencia detrás que apoye su uso ni en el diagnóstico ni en el tratamiento de niños con TDAH.

Se utilizan videojuegos. Se monitorizan las ondas cerebrales del niño a través de un EEG.

Se entrena al niño a aumentar ciertas frecuencias.

Según los promotores, hacen falta al menos 80 sesiones de 30 minutos.

2. Terapias de Sonidos

Método Tomatis, SAMONAS o Joudry.

Modificando las frecuencias de sonidos musicales, dicen cambiar el modo como el cerebro percibe y atiende a los sonidos.

3. Meditación trascendental

Sin utilidad. Además ¡difícil que un niño con TDAH la haga!

4. Quiropráctico/Acupuntura

Manipulaciones de la columna para tratar el TDAH o acupuntura, ninguna utilidad.

5. Psicoterapia psicoanalítica

Basada en terapia de juego. En teoría el niño expresa y saca fuera sus traumas de la infancia mediante el juego. El TDAH no se debe a traumas de la infancia.

 

Estos son tratamientos que suponen un gran coste de tiempo y dinero para los padres. Y además, al no ser efectivas, al final suponen una sensación de fracaso para el niño.

¡Ante la duda, consulta con tu pediatra!

Descárgate la presentación con los PUNTOS CLAVE: 

Fecha de publicación: 10-07-2017 Autor/es: Palabras clave: niño hiperactivotdahhipercatividaddéficit de atenciónRecursos relacionados: Educación Emocional con y sin TDAHTDAH Kids Trainer

¡Los libros también son para el verano...!

Jue, 06/07/2017 - 20:28
  • Lectura
    • Tras el periodo escolar, llegan las vacaciones de verano y los niños disponen de mucho más tiempo de ocio, lo que supone una buena oportunidad para disfrutar en familia y aprovechar para hacer muchas cosas que a menudo no se hacen durante el curso. Pero ¿qué sucede con la lectura? 

      Actualmente, niños y adolescentes ocupan mucho de su tiempo libre delante del ordenador, la televisión, tabletas o móviles, y el libro está siendo desplazado por las nuevas tecnologías. Por ello, sin descuidar las actividades al aire libre típicas de estas fechas, es recomendable dedicar más ratos libres a leer libros o cuentos que delante de una pantalla. “El verano es un excelente momento para disfrutar de la lectura”, recuerdan desde la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), que en su Web Familia y Salud recoge algunos consejos y libros para fomentar y disfrutar la lectura de los más pequeños durante estos meses del año.

      El parón veraniego puede suponer un retroceso en el léxico y la comprensión lectora de los niños. Por ello, la lectura veraniega es una buena forma de evitar que pierdan lo que han aprendido durante el curso, pudiendo incluso llegar a mejorar los logros de los niños cuando comiencen el colegio en septiembre.

      Por otro lado, la lectura en voz alta es una actividad que se practica muy poco, ya que los adultos casi siempre leemos en silencio; sin embargo, este hábito facilita el desarrollo psíquico del niño, sirve para estimular su mente, crear lazos afectivos o fortalecer su imaginación. Esta permite dar vida y significado a un texto escrito a través de la entonación, la pronunciación, la fluidez, el ritmo o el volumen de la voz, consiguiendo de esta forma que la persona que escucha pueda soñar, imaginar o exteriorizar sus emociones y sentimientos.

      Además, esto también contribuye a que tengan una actitud positiva hacia los libros y aprendan nuevas palabras, mejorando su dominio del lenguaje y despertando su curiosidad por el mundo que les rodea.

      Beneficios de practicar la lectura en voz alta

      • Crea vínculos familiares: la lectura compartida favorece y genera un fuerte vínculo afectivo entre padres e hijos. Éste se basa en el placer de acompañarlos mientras ellos hacen sus propios descubrimientos. Hay investigaciones que confirman que el interés temprano por los libros está estrechamente ligado con el apego emocional que hay entre padres e hijos
      • Contribuye al aprendizaje: cuando los padres leen un cuento en voz alta contribuyen al éxito escolar de sus hijos, ayudándoles a ser más capaces de concentrarse y de resolver problemas aplicando la lógica. También a expresarse con más facilidad y claridad. Los informes PIRLS (Progress in International Reading Literacy Study) que evalúan la comprensión lectora de alumnos de distintos países del mundo, han demostrado que está muy relacionada con el interés personal de los padres hacia los libros.
      • Fomenta el desarrollo emocional: gracias a la lectura se puede dialogar acerca de los valores, ideas o inquietudes del tema tratado, pudiendo así hablar de temas como el desamor, la pobreza o la muerte sin tener que esperar al fallecimiento de un ser querido, por ejemplo. Hay evidencias de que los alumnos emocionalmente inteligentes tienen mejores niveles de bienestar emocional y son menos propensos a comportamientos agresivos o violentos.
      • Mejora la autoestima: una actitud positiva permite que nos sintamos capaces de aprender y creer que vamos a poder lograr un objetivo concreto. Si el niño ha sido felicitado por su comprensión lectora, probablemente querrá seguir leyendo, mientras que el fracaso tiende a desarrollar sentimientos de incapacidad. Por ello, es importante que las lecturas estén al alcance de los más pequeños para evitar que surjan sentimientos negativos.
      • Actividad lúdica: los padres no deben usar el lenguaje con los niños solamente para pedir, ordenar o reñir, sino también como un juego. Es necesario que los juegos incluyan el lenguaje, de forma que igual que los niños saltan, se disfrazan o acunan a un muñeco puedan escuchar canciones, trabalenguas o cuentos.

      Desde la AEPap concluyen afirmando que es importante que los padres sean conscientes de la importancia de ser un ejemplo para sus hijos en lo que a la lectura se refiere, así como de acostumbrarse a leer con ellos en voz alta desde que son bebés ya que “a veces basta con una palabra, una imagen o un personaje que atraiga su atención para que de inmediato un libro les resulte atractivo”.

      En nuestra Web Familia y Salud podéis encontrar todo tipo de información y consejos para disfrutar de un perfecto verano de ocio y lectura en familia (visítala en www.familiaysalud.org o llévala en tu móvil).

      Pero, como a cada niño le gusta un tipo de temas, habría infinitas posibilidades y vosotros, los padres, sois los que mejor conocéis a vuestros hijos. Leer no debe ser una obligación sino algo placentero. Así que podemos dejar que ellos elijan según sus preferencias. Y mucho más si se trata de disfrutar en vacaciones.

      Puedes escuchar a Narcisa Palomino, pediatra y vicepresidenta de la AEPap, en la entrevista realizada en el programa de radio "Esto me suena. Las tardes del ciudadano García" de RNE el pasado 04/07/2017 (Pulsa aquí para escuchar el audio)

      Vocalía de Comunicación. Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap)

      Algunos enlaces útiles en Familia y Salud

      Fecha de publicación: 6-07-2017

Consejos de Salud Joven para verano

Vie, 30/06/2017 - 13:24

Los enterovirus: ¿pueden causar problemas neurológicos?

Mar, 20/06/2017 - 14:15

Los enterovirus (EV) son una familia de virus que afectan con frecuencia a los niños en los meses de primavera, verano y otoño.

Suelen producir enfermedades leves (Leer: ¿Qué son las infecciones por enterovirus?): respiratorias (resfriado, tos, faringitis), digestivas (aftas, vómitos), cutáneas (erupciones, enfermedad boca mano pie).

En algunos niños pueden causar enfermedades y complicaciones más severas. Estos cuadros suelen aparecer en brotes, en los meses de mayor incidencia de infecciones por EV.

¿Cuáles son las enfermedades neurológicas que pueden causar?

Los EV pueden causar cuadros neurológicos, en general con buen pronóstico:

- La más frecuente es la meningitis vírica. Es la inflamación de la capa que recubre el cerebro y la médula espinal. Los EV son la causa más frecuente de las meningitis víricas.

- La encefalitis. Es la inflamación (irritación e hinchazón) del cerebro. Suele tener un curso benigno, de corta duración. Cuando esta irritación es mayor en la zona del cerebro que controla el habla, la capacidad para tragar y la respiración se habla de 'romboencefalits'.

- De forma excepcional los EV pueden producir un cuadro similar al ocasionado por el virus de la poliomielitis (parálisis flácida).

¿Cómo puedo saber si mi hijo presenta alguna de estas enfermedades?

Muy pocos niños infectados por un EV van a tener una enfermedad neurológica.

Los síntomas iniciales son como los de otras infecciones víricas (fiebre, mal estar general, mocos, tos, dolor muscular, cefalea). No permiten saber que niños van a desarrollar estas enfermedades.

¿Cuándo debo preocuparme?

La aparición de algunos síntomas de alarma ayudan a valorar cuándo hay que solicitar atención urgente. Los más importantes son:

- Vómitos, cefalea, rigidez de cuello (dificultad para flexionar la cabeza hacia delante), fotofobia (les molesta la luz). En niños pequeños lo más característico es la fiebre y la irritabilidad.

- Somnolencia, temblores o sacudidas, cambios de carácter, marcha inestable. Indican mayor gravedad.

- Una debilidad marcada de las piernas, dificultad para caminar, tragar o respirar, son mucho más raras. Pero son más graves.

¿Qué pronóstico tienen estas infecciones?

La meningitis por EV tiene una evolución benigna.

Las formas graves son muy raras. Ocurren en niños muy pequeños (sobre todo en menores de 1 mes) y en personas con defensas bajas.

Pocos pacientes necesitan cuidados especiales. En general el curso clínico es leve-moderado. Los niños se recuperan pronto y sin secuelas.

La parálisis flácida puede evolucionar hacia una dificultad respiratoria grave o una parálisis de piernas y brazos. De forma excepcional ocasionará una parálisis permanente.

¿Qué son los enterovirus A71 y D68? ¿Causan enfermedades más graves?

Son dos tipos de EV entre los más de 100 que pueden infectar a los niños. Sólo se investiga el tipo de EV cuando hay casos graves. En ningún caso es necesario para hacer el diagnóstico de la enfermedad.

El EV A71 se relaciona con la enfermedad boca-mano-pie, en general leve y sin complicaciones. A veces es más agresivo y provoca síntomas neurológicos más o menos graves (encefalitis o romboencefalitis).

El EV 068 causa, sobre todo, infecciones respiratorias de mayor o menor severidad. También pude producir enfermedades neurológicas (romboencefalitis y parálisis flácida).

Aunque se aíslan con frecuencia en los casos graves, la mayoría no tiene una evolución complicada.

¿Tienen tratamiento?

No tienen un tratamiento específico. La mayoría de los cuadros solo requieren tratamiento para el dolor y la fiebre. Los casos más graves pueden necesitar cuidados médicos especiales (en hospital).

¿Puedo evitar que mi hijo desarrolle cuadros neurológicos por enterovirus?

No hay una vacuna que proteja frente a los EV distintos a los de la polio (Leer Vacuna de la polio). Las únicas medidas eficaces son prevenir y detectar lo antes posible la infección.

- Recuerde que la clínica del niño es más importante que los estudios de laboratorio.

- Vigile los signos y síntomas de alerta.

- Observe si el estado general del niño empeora.

- Para evitar el contagio se recomienda:

Descárgate la presentación con los PUNTOS CLAVE: 

Fecha de publicación: 20-06-2017 Autor/es: Palabras clave: enterovirusexantemainfecciónencefalitis

Astigmatismo

Lun, 19/06/2017 - 14:38

¿Qué es?

El astigmatismo se debe a una alteración en la forma de la córnea o el cristalino. En personas normales, la córnea y el cristalino son esféricos. Son como un balón de baloncesto. La incurvación que producen en los rayos de luz cuando los atraviesan es igual en todas sus partes. En el astigmatismo, la córnea o el cristalino tienen forma de balón de rugby. De esta forma, la refracción del rayo de luz no es igual en todas sus partes. Esto da lugar a que el ojo tenga dos valores de refracción diferentes. La imagen se enfocará a una distancia mayor en una parte que en otra (figura 1). El astigmatismo es la diferencia entre estos dos valores y puede ser positivo o negativo.

El astigmatismo es muy frecuente. Casi siempre se tiene desde el nacimiento. Puede darse junto a otros errores de refracción como la hipermetropía o la miopía. Al igual que estos trastornos, también es hereditario. Es un mito que el astigmatismo se pueda desarrollar o agravar por leer con poca luz o por sentarse muy cerca de la televisión.

Figura 1. Esquema del astigmatismo en el que se puede observar que la luz procedente del punto P forma dos focos en T1 y S1, debido a que existe refracción diferente en el plano horizontal y vertical.

Fuente: Sebastian Kroch, CC BY-SA 3.0

https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=2232585

¿Qué síntomas produce?

El astigmatismo hace que los contornos de los objetos se vean deformados. Es como si hubiera unas sombras o los contornos se vieran dobles. No es en realidad una visión borrosa.

Muchas personas tienen formas leves de astigmatismo que no les causa problemas de visión. Los grados más intensos pueden producir una mala visión de lejos y de cerca. También puede causar dolores de cabeza, sobre todo frontales o en los ojos, cansancio visual, picor o enrojecimiento de los ojos, entrecerrar los ojos o sensibilidad a la luz (fotofobia). A veces también hay malos hábitos posturales, como inclinar la cabeza al mirar lejos o cerca para encontrar la posición en la que se ve mejor. El astigmatismo causa más síntomas cuando está asociado a hipermetropía que a miopía. A veces puede afectar al rendimiento escolar o a la práctica de deportes.

¿Cómo se diagnostica?

Se puede sospechar con un examen ocular. Se pide al paciente que lea unas imágenes o letras de distinto tamaño en un cuadro situado a una distancia de varios metros. Si esta prueba muestra que la visión es deficiente, el médico le hará más pruebas.

Para valorar el astigmatismo se emplea el círculo horario o astigmático. Se trata de una lámina en la que están dibujadas una serie de líneas de forma similar a la esfera de un reloj. Una persona con visión normal ve todas las líneas nítidas. El niño/a con astigmatismo verá algunas líneas deformadas. La línea más nítida corresponde al meridiano normal y la más borrosa al meridiano anómalo (figura 2).

Figura 2. Simulación de la visión en una persona con astigmatismo que no puede ver enfocadas todas las líneas.

Fuente: De Koby H, http://www.kobyharati.com - CC BY-SA 3.0.

https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=2204678

Si la prueba demuestra que la visión es deficiente y se sospecha un astigmatismo, el médico medirá con otros dispositivos la forma en que el ojo enfoca la luz. La curvatura de la córnea se valora con un aparato llamado ‘queratómetro’. Permite medir los radios de curvatura de la córnea en sus distintos ejes. Con estas pruebas se puede diagnosticar el astigmatismo y determinar el grado de corrección con gafas o lentes de contacto que hace falta para una visión clara.

¿Cómo se trata?

La mayoría de las veces se corrige con gafas o lentes de contacto. Dado que la córnea no tiene una curvatura simétrica, sino que es mayor en un eje que en otro, los cristales para el astigmatismo no son esféricos. Tienen mayor poder de refracción en una dirección que en la opuesta. En la receta de las gafas se indica el número de dioptrías como “cilindro”. Y se sigue de un número en grados que señala el “eje” o ángulo de orientación del astigmatismo.

¿Dónde puedo encontrar más información?

¿Qué es el astigmatismo? (Academia Americana de Oftalmología)

El astigmatismo (YouTube)

Fecha de publicación: 19-06-2017 Autor/es:
  • Jaime García Aguado. Pediatra. Centro de Salud “Villablanca”. Madrid
  • Grupo PrevInfad. Prevención en la infancia y adolescencia (PrevInfad). Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap)
Palabras clave: astigmatismoojovisión. gafas

Hipoglucemia en la diabetes: reconocerla y tratarla

Lun, 19/06/2017 - 10:11

¿Qué es la hipoglucemia?

Es la situación que se da por un descenso de la glucosa en sangre. Cuando esto pasa, a tu cuerpo le falta la fuente de energía (azúcar) para poder funcionar. Por eso es clave reconocerla.

Para saber si la hay, mide la glucemia capilar con un glucómetro. Hay hipoglucemia cuando sea menor de 70 mg/dl y/o si hay síntomas que se van al tomar hidratos de carbono.

Tipos de hipoglucemia

La clasificamos en función de su gravedad:

  • Leve-moderada: notas los síntomas y eres capaz de tratarlos.

  • Grave: cuando tienen que ayudar otros para corregir la situación (incluye coma hipoglucémico).

También ten en cuenta la hipoglucemia nocturna. Tener sudoración, pesadillas, inquietud y cefalea durante el sueño; más una hiperglucemia matutina, nos hace sospecharla. (En esos casos, mide la glucemia a las 3-4 a.m. de la madrugada- y haz los ajustes necesarios)

¿Cómo la reconozco? Síntomas de hipoglucemia

Son muy diversos y no se muestran igual en todo el mundo.

Puedes sentir al inicio (hipoglucemia leve o moderada): mareo, debilidad, palidez, sudoración fría, hormigueo, temblor, nerviosismo, irritabilidad, palpitaciones, hambre intensa, dolor de cabeza, adormecimiento, mal humor, visión borrosa, caminar inestable,....

Cuando es más intensa (hipoglucemia grave): confusión, cambios en el comportamiento (agresividad, niños más quietos y callados que de costumbre), alteración de la palabra (borrachera diabética), somnolencia, convulsiones y llegar al coma.

A veces puedes notar directamente síntomas más graves sin que sientas los síntomas iniciales. Por ello, si sospechamos una hipoglucemia, siempre hay que tratarla. Incluso aunque no se pueda comprobar. Es muy importante que aprendas a identificar cuando estas iniciando una hipoglucemia y las reacciones de tu cuerpo. En una misma persona suelen ser similares. Así las podrás solucionar con rapidez.

En niños es útil enseñarles cuáles son los síntomas y a compartirlos con los adultos que estén a su cargo (maestros, cuidadores, entrenadores, abuelos, padres de los amigos).

¿Por qué puedo tener una hipoglucemia? Causas de hipoglucemia

  • Un error en la dosis de insulina: mayor dosis de la que se necesita; puesta fuera de las comidas o intramuscular; duchas con agua caliente largo tiempo o hacer ejercicio intenso en la zona de inyección aumentan su absorción.

  • Comer menos hidratos de carbono de lo usual o retrasar una comida.

  • Mucha actividad física no programada: deporte, juego, relaciones sexuales intensas,…

  • Vómitos o diarrea, alcohol, fármacos…

¿Cómo actuar? Tratamiento de la hipoglucemia

A. Si tienes síntomas debes medir el nivel de glucosa en sangre. Si el nivel es bajo:

  1. Toma hidratos de carbono de acción rápida (alimentos con sólo azúcares). Suben más rápido la glucemia. Sirven 10-15 gr; esto es igual a = 2-3 glucosport, 2-3 terrones azúcar o 1 y ½ sobres, miel 2-3 cucharaditas de las de postre o medio vaso de zumo. No tomar caramelos (con ellos no se sabe la glucosa exacta).
  2. Si a los 10-15 minutos el nivel sigue por debajo de 70 mg/dl, se debe repetir el paso 1. Si es mayor, pasar al paso 3.
  3. Si queda más de una hora para la siguiente comida: toma 1-2 raciones = 10-20 gr de hidratos de carbono de acción lenta. Son alimentos que contienen además de azucares, grasas y proteínas que retardan la velocidad absorción. Hacen subir el azúcar más lentamente. Por ejemplo: frutas 1ó 2 piezas, pan 20-40gr, 1 ó 2 yogurt, 200-400 ml leche, 2-4galletas. No sirven el chocolate, pasteles…Llevan mucha grasa y suben más lento el azúcar.
  4. Adelantar la comida que corresponda. La insulina se pondrá al finalizar la misma.

En niños pequeños, el tratamiento hipoglucemia siempre debe estar supervisado por un adulto.

B. Cuando la persona tiene síntomas de una hipoglucemia grave está prohibido dar alimentos por boca. Esto es cuando no es capaz de ingerir alimentos por pérdida de consciencia o si hay una convulsión.

En estos casos, se debe inyectar Glucagón:

- En mayores de 6-8 años o que pesan más de 25 kg: 1 ampolla vía subcutánea o intramuscular.

- En menores de 6-8 años o pesan menos de 25 kg: ½ ampolla.

El glucagón sube los niveles de glucosa en sangre y facilita recuperar el nivel de consciencia.

¡Cuidado! Si la hipoglucemia se debe a que se ha tomado alcohol, el glucagón inyectado no es eficaz.

Además hay que contactar con el equipo sanitario (Teléfono emergencias: 112). Y estar expectantes durante 5-10 minutos. Si no recupera la consciencia, administrar glucagón de nuevo.

Si no se tiene glucagón, se puede poner pasta de azúcar o miel con los dedos por la parte interna de la boca o bajo la lengua y contactar con el equipo sanitario en el menor tiempo posible.

¿Cómo evitar la hipoglucemia? Prevención

La hipoglucemia se debe evitar, sobre todo si es grave. Para prevenirla es muy importante:

  • El diabético debe ir identificado por ejemplo con un brazalete. Así se facilita la detección de complicaciones como la hipoglucemia. Debe también tener un kit de glucagón y saber cómo se usa.

  • Control regular de la glucosa capilar.

  • Educación diabetológica: Tú y tus familiares debéis saber manejar la hipoglucemia. Por qué se produce y cómo se trata.

Siempre lleva contigo algo con azúcar. Y tómalo inmediatamente si notas síntomas de un nivel bajo de azúcar en sangre. No esperes a que se vayan solos. Es más, aún pueden empeorar.

  • Usa bien la insulina y cambia la pauta si hace falta.

  • Si ya has presentado una crisis grave, debes contactar con tu especialista.

  • Controla el nivel de azúcar antes, durante o después de hacer ejercicio. Come hidratos antes. Llévate hidratos y agua. Asegúrate de que todos sepan que tienes diabetes y qué hacer. Nunca practiques actividades de riesgo en hipoglucemia. Por ejemplo: conducir, escalar, bucear. Hazte un control antes.

  • El alcohol y drogas pueden alterar mucho la glucemia y no dejan que te notes los síntomas. No consumirlos es una buena manera de no tener problemas.

Algunos enlaces útiles...

Lée en Familia y Salud:

- Guía Diabetes tipo 1. Centro para la Innovación de la Diabetes Infantil, Hospital Sant Joan de Déu (Barcelona).

- Guía para jóvenes y adultos con Diabetes tipo 1 y en tratamiento intensivo. Capítulo 6: Hipoglucemia. Definición y tipos. Información para pacientes. GPC Diabetes mellitus. En Guiasalud.es (Sistema Nacional de Salud).

- En Kidshealth: Cuando la concentración de azúcar en sangre es demasiado baja

Fecha de publicación: 19-06-2017 Autor/es: Palabras clave: hipoglucemiadiabetesglucemiaazúcarglucagónRecursos relacionados: Fundación para la Diabetes: Niños y adolescentesCarol tiene diabetesSocialDiabetes

Genu varo y genu valgo

Vie, 16/06/2017 - 14:33

En el desarrollo normal del niño existen deformidades angulares a nivel de las rodillas. Por esta razón, las consideramos normales o fisiológicas.

Genu varo

Esta alteración se aprecia cuando, visto al niño de frente, los tobillos se tocan y las rodillas se separan entre sí. Las piernas están arqueadas hacia afuera. Esto es normal hasta los 2 años. Siempre y cuando la separación entre las rodillas no supere los 2 cms.

¿Cuándo debemos preocuparnos?

- Cuando persiste a los 3 años.

- Cuando las rodillas sean asimétricas.

- Cuando se acompañe de una talla muy por debajo de lo normal.

- Cuando hayan otras alteraciones en la salud del niño.

- Si aparece después de un traumatismo.

Genu valgo

En este caso se aprecia, al ver al niño de frente, una separación de los tobillos con un acercamiento de las rodillas. Las piernas parecen tener una apariencia en “X”. Comienza a aparecer a los 3-4 años y desaparece entre los 7-8 años. Se considera normal o fisiológica siempre que la distancia entre ambos tobillos no sea mayor de 8 cms.

¿Cuándo debemos preocuparnos?

- Si aumenta a partir de los 8 años.

- Si las rodillas son asimétricas.

- Si chocan las rodillas cuando anda o cuando corre.

- Si el niño tiene dolor en la cara interna de las rodillas o en la planta de los pies.

- Si aparece tras un traumatismo.

- Si se acompaña de alteraciones en huesos, músculos o ligamentos.

¿Estas alteraciones producen síntomas?

El genu varo y el genu valgo son normales en los niños. Van apareciendo a lo largo de su desarrollo. Primero tienen un genu varo hasta los dos años. Y después pasan a desarrollar un genu valgo que se corregirá antes de los 8 años.

El principal motivo de consulta por parte de los padres es el aspecto llamativo de las piernas, bien porque parecen arqueadas o en forma de “X”.

Algunos niños mayores de 7 años, obesos con alteraciones moderadas pueden notar cansancio fácil o dolor de piernas.

¿Cuándo debo consultar?

1.-Cuando no corresponde con las edades que antes hemos dicho.

2.-Cuando la alteración ha ido en aumento en los últimos meses.

3.-Cuando el niño no crece como debe.

4.-Cuando haya habido un traumatismo o enfermedad importante previa.

5.-Cuando haya una deformidad ósea en la familia.

¿Hay algún tratamiento o prevención?

- Estas alteraciones son normales o fisiológicas por lo que no requieren tratamiento. El tiempo las terminará solucionando.

- Las plantillas, férulas u otros dispositivos no son necesarios ni efectivos.

- En aquellos casos en que el genu varo o piernas arqueadas no mejore a los 2-3 años, o siga el genu valgo con más de 9 años, deberán ser derivados a un traumatólogo infantil.

Fecha de publicación: 16-06-2017 Autor/es: Palabras clave: rodillaspiernasdeformidadmarchagenu varogenu valgo

Fotoprotección visual en niños

Jue, 15/06/2017 - 23:40

¿A partir de qué edad puedo exponer a mi hijo al sol?

No debes exponerlo directamente al sol si es menor de 6 meses.  Tampoco se  recomienda el uso de fotoprotectores cutáneos en esta edad. Así pues se podrán exponer al sol a partir de los 6 meses. Pero hay que tener en cuenta que se deben proteger la piel, el pelo y los ojos mediante fotoprotectores específicos y también con ropa.

Debe evitarse la exposición al sol en horas centrales del día. Esto es desde las 10 a las16 horas. Se dice que es cuando “nuestra sombra es menor que nuestra talla”.

¿Por qué los ojos de los niños son más sensibles al sol?

Porque el cristalino de los niños es casi transparente hasta los 10-12 años. Esto hace que sus ojos absorban toda la radiación. La exposición al sol que se haga durante los primeros 20 años de vida va a ser clave en el envejecimiento cutáneo de la piel, en el daño ocular y en la aparición de cáncer de piel.

¿En qué consiste el daño ocular por la exposición al sol?

El sol puede producir en nuestros ojos lesiones a nivel de distintas estructuras del ojo. En la córnea puede causar desecación, queratitis, degeneración. En la retina puede dar lugar a degeneración macular. Y en el cristalino causa cataratas.

¿De qué depende el daño ocular?

Sobre todo, del tiempo que pasemos al sol y de la intensidad de la radiación.

Conforme subimos 1000 metros de altura la exposición solar ultravioleta es un 10% mayor. Y según el medio de exposición también va a aumentar la radiación absorbida. En la nieve se refleja un 80% los rayos solares, en el agua un 20% y en la arena de playa un 1,5%.

También influye la hora de exposición. El 70% de la luz ultravioleta se alcanza entre las 10-14 h del día.

Cuanto mayor sea el tiempo de exposición al sol en nuestra vida, mayor será el daño ocular. Y este daño es acumulativo, como el de la piel.

¿Es necesario que los niños lleven gafas de sol?

Sí. La fotoprotección integral abarca proteger de la exposición solar a ojos, cabello y piel. Se debe hacer en todas las edades.

La ropa también puede tener efecto fotoprotector. Y llevar gorra o visera reduce en más de un 50% la exposición a radiación UVB.

¿Qué es el Indice de Radiación Ultravioleta o IVI?

Es un valor numérico de 0 a 10 que nos dice la intensidad de la radiación solar. Se usa para prevenir la sobreexposición solar. El 0 sería el mínimo riesgo y 10 el máximo. Se calcula todos los días en todas las capitales españolas. Y se puede consultar en la web del Instituto Nacional de Meteorología (http://www.inm.es/uvi)

¿En qué debo fijarme para saber si las gafas de sol son correctas y seguras?

Las gafas de sol no son un complemento que deba escogerse al azar, atendiendo sólo a cuestiones de moda. Deben cumplir unos criterios de seguridad para que protejan nuestros ojos sin alterar la visión. Cuando compres unas gafas de sol debes comprobar que lleven un folleto explicativo sobre sus características (filtro, fabricante, uso, almacenamiento y limpieza).

Las gafas adecuadas deben tener protección de UVA y UVB por encima de 400 nm. Esto es decisivo. Deben proteger un 99% de UVA y 95% de UVB

En el etiquetado de las gafas vendrán indicados los siguientes parámetros:

  • UV: significa que tiene protección ultravioleta
  • Sello CE: cumple la normativa europea de fotoprotección visual
  • Número de filtro en función del grado de filtración de la luz visible. Va desde el 20% del filtro 0 hasta el 92-98% de las de filtro 4.

Pueden ser:     

Filtro 0: sólo utilidad estética. Son lentes claras.

Filtro 1: para paseo y conducción diurna. Lentes ligeramente coloreadas.

Filtro 2: para deporte y paseo. Lentes medianamente coloreadas.

Filtro 3: para playa/montaña, deportes acuáticos. Lente oscura.

Filtro 4: esquí/alta montaña. Lente muy oscura

¿Influye el color del cristal de la gafa en la protección al sol?

Sí. Hay 4 tipos de filtros solares oculares: filtros coloreados o tintados, fotocromáticos, espejados y polarizados. En esta tabla se muestran las ventajas e indicaciones de los filtros coloreados. 

¿Cómo sé qué tamaño de gafas es el correcto?

La montura de la gafa debe ajustarse correctamente a la cara, de buen tamaño, centradas y pegadas a la frente. Deben estar próximas al globo ocular y con protección lateral.

¿De qué material deben ser las gafas de sol?

Las gafas pueden estar fabricadas de material orgánico o mineral. Si es orgánico serán más ligeras y con menor riesgo de rotura. Tienen buena absorción de luz UV pero son menos estables al calor por lo que no deben dejarse expuestas al sol.  En el caso de las lentes minerales tienen mayor resistencia al sol. Se pueden romper con un impacto pero pueden ser sometidas a tratamiento endurecedor.

La montura no debe ser metálica si se van a usar para actividades deportivas. Tienen riesgo de presentar bordes o piezas cortantes. Las monturas de acetato de celulosa son las más recomendables por ser resistentes e hipoalergénicas. 

¿En días nublados es necesario utilizar gafas de sol?

Sí. En los días nublados hay de un 20-40% de radiación ultravioleta. Y a mayor altitud, la radiación es mayor, por lo que se debe usar protección ocular.

¿Hay algunas personas que necesiten precaución más especial?

Hay grupos de riesgo en los que su salud ocular ya está afectada y la fotoexposición solar deberá ser aún más restringida. Por ejemplo los que se citan a continuación:

- Personas que sufren de cataratas, pinguécula (degeneración hialina del tejido conjuntivo y las fibras elásticas), pterigium (engrosamiento de la conjuntiva que dificulta la visión), degeneración macular, problemas corneales, retinopatías solares inducidas por UV, queratitis, retinitis pigmentaria, albinismo, etc.

- Pacientes que tomen medicamentos fotosensibilizantes como tetraciclinas, sulfamidas, fenotiacinas, antipsoriásicos, anticonceptivos orales, antihistamínicos, antialérgicos, antipalúdicos, etc.

- Personas que pasan mucho tiempo al sol.

- Trabajadores expuestos a radiaciones UV por razones laborales: soldadores, técnicos electrónicos, de artes gráficas, investigadores, etc.

- Personas que practican actividades de ocio al aire libre: esquiadores, montañeros, etc. 

Fecha de publicación: 15-06-2017 Autor/es: Palabras clave: fotoprotecciónsolojosgafas

Páginas